Participando en tiempos de pandemia, algunas conclusiones

15/06/2020 | Covid-19, Participación Infantil, Previas

Documento participación

 

  • ¿Cómo han vivido niños, niñas y adolescentes la situación de confinamiento debido a la crisis sanitaria, y cómo ha afectado a sus estudios, su rutina y sus grupos de participación? 
  • Un documento recoge las principales conclusiones de nuestro trabajo con niños, niñas y adolescentes y con gobiernos locales durante la pandemia para conocer su visión
  • Consulta el documento aquí

 

La participación infantil y adolescente es un derecho que debe prevalecer bajo cualquier circunstancia, incluyendo una crisis como la del COVID-19. De hecho, esta cuarentena ha demostrado que ni el escenario más complicado puede hacer que se detenga. Desde UNICEF España hemos aportado nuestro grano de arena durante estos meses enviando recomendaciones a los gobiernos locales de la red Ciudades Amigas de la Infancia para que continuaran impulsando procesos de participación, un trabajo que ha tenido sus frutos: al menos 73 grupos de niños, niñas y adolescentes han proseguido con sus reuniones virtuales y un total de 35 alcaldes y alcaldesas se han reunido de manera online para escuchar las propuestas de la infancia y adolescencia durante el tiempo de confinamiento, según una encuesta realizada durante la cuarentena.

Además, tanto el grupo asesor como el grupo impulsor de UNICEF han seguido reuniéndose de forma periódica, y hemos llevado a cabo un ciclo de cuatro sesiones online en las que 21 representantes de consejos locales de participación infantil o adolescente han abordado diferentes temas: la participación en cuarentena, la escuela en casa, las reuniones telemáticas con sus alcaldes o alcaldesas y el mundo post-confinamiento. Por último, se han realizado sesiones de trabajo online de uno de los grupos de trabajo de Alcalá de Henares.

Ahora, un documento recoge las principales conclusiones obtenidas de todas estas sesiones y encuentros realizados durante la pandemia con el fin de conocer la visión de los niños, niñas y adolescentes en cuanto al impacto causado por el COVID-19 en sus vidas y en sus grupos de participación.

 

Qué ha supuesto la pandemia para la infancia y adolescencia

 

Encontrase de un día para otro sin poder ir a la escuela y tener que permanecer en casa ha supuesto para los niños, niñas y adolescentes un gran impacto en sus vidas. La mayoría de ellos aseguran haber echado de menos la rutina, y muestran preocupaciones como la salud de sus familiares, la futura crisis económica y de desempleo, la situación educativa y la adaptación al nuevo método de estudio o las relaciones con sus amigos o familia.

También sienten preocupación hacia la infancia más vulnerable, como los niños y niñas que están viviendo maltrato en casa, o aquellos que no tienen internet u ordenadores para seguir los estudios y que se han visto perjudicados para seguir las clases.

El cambio de hábitos debido a la cuarentena ha ido de la mano de algunos riesgos, como la saturación de pantallas y las horas excesivas conectados a internet, que a su vez incluyen otros riesgos: entre ellos, la exposición a noticias falsas y alarmantes sobre la pandemia, problemas como el sexting o el grooming o la adicción a juegos online, especialmente a través de dispositivos móviles. El hecho de estudiar en casa hace también que estén mayor tiempo expuestos a pantallas y sienten que les afecta a la salud, especialmente en la espalda y en los ojos.

 

Aprendiendo a estudiar desde casa

 

¿Cómo se han adaptado los chicos y chicas a las clases online? Para que su curso escolar no quedara interrumpido, ha tenido que ser adaptado y se han utilizado aplicaciones de videollamadas o de mensajería directa y plataformas escolares. Los y las representantes de los consejos de participación reconocen que estudiando en casa se sienten con mayor agobio y sobrecarga, porque perciben que tienen muchas más tareas escolares ahora que antes del confinamiento, y sienten que tanto el acompañamiento por parte del profesorado en la resolución de dudas es desigual entre los diferentes profesores. Además, se muestran preocupados por tener que estar pendientes de demasiados trabajos y dedicarle excesivas horas, así como por la incertidumbre de cómo se va llevar a cabo la evaluación, cómo se va a desarrollar el fin de curso y el arranque del siguiente curso escolar.

Eso sí, la escuela en casa tiene algunos aspectos positivos: los chicos y chicas puede organizar sus tareas y su tiempo, estudiar con música y pasar más rato con la familia, cosa que agradecen. Además, tener más tiempo para estar en casa ha supuesto retomar aficiones o explorar en otras actividades para poder llenar el tiempo. Finalmente, estudiar de forma online puede abrir posibilidades para el futuro; por ejemplo, de plantearse los estudios universitarios a distancia.

 

La participación ha seguido de forma online

 

Continuar su actividad en los grupos de participación infantil y adolescente es muy importante para muchos niños y niñas. La cuarentena y la imposibilidad de reunirse de forma presencial no es motivo para dejar de lado estos proyectos, y creen que se debe seguir impulsando bajo cualquier circunstancia. De hecho, a pesar del confinamiento, grupos de participación han seguido con sus reuniones de forma online.

Muchos consejos han mantenido las reuniones que estaban previstas presencialmente de forma virtual, a través de plataformas como Zoom. Para realizar las reuniones online es importante tener en cuenta algunas recomendaciones, ya que la dinámica es muy diferente al formato presencial: entre otras cosas, que tengan una duración determinada, un moderador, facilitar el orden del día con anterioridad para que niños y niñas conozcan los temas a tratar para prepararlos previamente.

Por otro lado, es importante contar con grupos de WhatsApp para expresar como se sienten chicos y chicas en el día a día. Si alguien no puede asistir a la reunión, deben asegurar que los niños y niñas reciben la información, por ejemplo, a través de clips de audio con el resumen del encuentro

Los grupos de participación siguen planteando propuestas a nivel local para que niños y niñas del municipio estén activos durante el confinamiento. Algunas de las actividades, como no podía ser de otra forma, han tenido relación con la crisis sanitaria: se han lanzado mensajes de ánimo a través de redes sociales, páginas web o carteles en los balcones. Finalmente, los niños, niñas y adolescentes consideran que es importante seguir reuniéndose con las autoridades, a pesar de las circunstancias, ya que además se supone que deben tener más información de la situación sobre la pandemia y, al mismo tiempo, deben escuchar las voces de chicos y chicas y sus puntos de vista.

De cara a la desescalada y a la nueva normalidad, los niños, niñas y adolescentes tienen mucho que aportar; por ello, el documento incluye también sus propuestas para el mundo del post-confinamiento. A nivel educativo, sugieren una mejora de la comunicación entre el centro y los alumnos, así como la introducción de tareas motivadoras y medidas para paliar la brecha digital. A nivel socioeconómico proponen ayudas para las personas que hayan quedado sin empleo o que se encuentre en situación difícil debido a la crisis. Otros ámbitos que les preocupan tras la pandemia son el cultural y de ocio, en el que prevén que se seguirán planteando los escenarios digitales para conciertos o visitas a museos, y el medioambiental, en el que son partidarios de buscar alternativas de transporte no contaminante para mantener los bajos niveles de polución conseguidos durante el confinamiento. Finalmente, en cuanto a la participación, niños y niñas exigen medidas que les faciliten seguir trabajando y reuniéndose con sus autoridades gubernamentales tras la pandemia.

 

 

Comparte este artículo

Últimas noticias