¿Qué pedirías de cara a las elecciones para mejorar tu municipio? Conoce las propuestas imprescindibles de la infancia

¿Quieres algunas ideas para hacer de tu municipio un lugar mejor para quienes lo habitan? Pues los niños, niñas y adolescentes de los consejos de infancia tienen muchas. Con vistas a las elecciones municipales del día 26 de mayo, más de 80 consejos locales de participación han hecho públicas sus propuestas imprescindibles de la infancia que han presentado en Plenos municipales, con el objetivo de que sus voces lleguen a oídos de los grupos políticos y de votantes. Aunque aún son jóvenes para asistir a la cita electoral, quieren que sus peticiones sean tenidas en cuenta. 

El documento, en el que han participado más de 1.900 miembros de consejos de participación infantil, resume las propuestas en las que los consejos han coincidido más, y aborda temas como la participación, la defensa del medio ambiente, la lucha contra la desigualdad y la creación de un municipio adaptado para toda la ciudadanía con lugares de ocio y cultura. 

Algunos ejemplos de cómo los jóvenes han dado a conocer estas propuestas a los partidos políticos son los vídeos que han grabado varios consejos de participación, o el del consejo de Sevilla, que celebró un pleno infantil en el Ayuntamiento en el que los niños, niñas y adolescentes se organizaron a modo de partidos políticos infantiles, con nombres como JUGANDO PODEMOS, El PEPI (“Pequeños Estudiantes Prodigiosos Imprescindibles”) y PIG (Partido por la Igualdad de Género). 

Éstas son, por temática, las propuestas de los niños y niñas para hacer de sus municipios un lugar mejor:

 

  • Participación infantil

Los niños y niñas coinciden en que quieren ser tenidos en cuenta y sentirse escuchados, y también ser parte de los programas electorales. Como señalan los participantes del consejo de participación Alpartir (Aragón), “no hay que esperar hasta los 18 años para que nos tengan en cuenta los partidos políticos, porque tenemos derecho a opinar”. 

Entre las propuestas que consideran que mejorarían la participación infantil se incluyen recibir la información necesaria para decidir en los asuntos que les afectan (por ejemplo, que los programas electorales tengan un lenguaje que todos puedan entender), contar con espacios de reunión que faciliten el asociacionismo y ser informados de cómo se van desarrollando los proyectos que proponen.

“Nos gustaría que las personas que se dediquen a la política nos hagan más caso, nos escuchen y tengan en cuenta nuestras necesidades y opiniones. A cambio, nosotros y nosotras nos comprometemos a cuidar el mundo”, dicen desde el Consejo de la Infancia de Los Realejos (Canarias), que han recogido sus demandas en un vídeo.

 

  • Municipios seguros y con más movilidad

Los municipios soñados por los jóvenes cuentan con caminos a la escuela más seguros, una mayor seguridad en los parques con elementos como farolas.

Otra forma de mejorar los municipios es facilitar la movilidad. Entre las ideas para lograrlo se incluye la mejora del transporte público (aumentando los horarios y la frecuencia) y la creación de una red de carriles bici. Otra propuesta es la regulación de la circulación de los patines eléctricos, así como una mejora de la seguridad vial, asegurando la buena visión de los cruces de las calles y controlando el volumen de vehículos.

Las propuestas lógicamente se adaptan a las características de cada municipio: Por ejemplo, los niños del consejo de infancia de Sevilla han sugerido la colocación de fuentes por toda la ciudad (no sólo por el centro) ya que en Sevilla hace mucho calor y se hace necesario.

Galería: Consejo de Sevilla

  • Municipios inclusivos y adaptados

Los miembros de los consejos quieren lugares inclusivos para toda la ciudadanía, donde todos puedan participar de las actividades y servicios. “Los problemas que sufren las personas y grupos más necesitados nos importan y nos afectan. Sería necesario facilitar la oportunidad, a los niños y a los mayores, de ser solidarios y ayudar a mejorar su situación”, han dicho desde el Consejo de participación Torre Pacheco (Murcia).

Para lograrlo proponen aumentar las ayudas a cualquier niño o niña con discapacidad, así como a aquellos que se encuentren en exclusión social; ofrecer más vivienda social y comedores, actividades gratuitas, y que los padres y madres tengan un horario laboral que pueda ser compaginado con el cuidado de los hijos. “El Ayuntamiento debería tener más personal para ayudar a comprender a las personas recién llegadas de otros lugares para poder comunicarnos (traductores, mediadores, intérpretes)”, añaden.

También les parece importante que el espacio esté adaptado a todas las personas: por tanto, que se eliminen las barreras arquitectónicas, que se adapten los parques y plazas a las personas en silla de ruedas, que se instalen semáforos con sonido, etc.

 

  • Espacios de ocio

Tener lugares para divertirse también es una reivindicación. “Los niños y niñas no tenemos espacios para poder practicar deportes”, dicen los integrantes del Consejo de participación de La Algaba (Andalucía). “No tenemos sitios para poder jugar a la pelota sin molestar a los vecinos”.

Entre las medidas imprescindibles en este aspecto se encuentra la creación de espacios donde puedan reunirse y donde realizar deporte, la construcción de pistas de skate y parkour, más actividades de ocio gratuitas, más polideportivos adaptados para personas con discapacidad, que se realicen excursiones… y mencionan uno de los problemas que afectan a la juventud que se encuentra sin espacios de ocio: las salas de apuestas, que proponen prohibir.

 

  • Cuidado del medio ambiente

Consejo de Lepe

La juventud se ve especialmente preocupada ante el problema medioambiental y del cambio climático, y por ello los niños y niñas de los consejos proponen numerosas medidas para paliar esta problemática. Entre ellas, realizar campañas de sensibilización para mantener los municipios limpios, sobre la importancia del reciclaje y de reducir el uso de plásticos, fomentar la reutilización de materiales y reducción de desechos, instalar más puntos limpios, contenedores y papeleras, fomentar las energías limpias y renovables, etc.

Desde el Consejo de Lepe se plantea que éste sea “un municipio que respete el medio ambiente, sensibilizando a la población con actividades de educación medio ambiental” y propone que se dote a Lepe y sus alrededores de más puntos limpios, más papeleras, más fuentes de agua, limpieza playas, etc.

 

  • Guerra contra la discriminación

Para fomentar la igualdad y diversidad, los niños y niñas lo tienen claro: son necesarias medidas como impulsar el deporte mixto, educar en la igualdad de género y la diversidad, y concienciar a los medios de comunicación que no transmiten mensajes de igualdad. Y no sólo en áreas urbanas: “Hay que trabajar la igualdad de género también en las zonas rurales”, señalan desde el Consejo de participación Las Regueras (Asturias).

Uno de los temas que más preocupa es el del acoso escolar, y para combatirlo piden la creación de un club de apoyo contra el bullying y más atención a los delitos de odio. Desde Los Realejos (Canarias) piden que se realicen campañas en los colegios sobre el acoso escolar, el racismo o la discriminación por razones de género. También piden que se actúe ante la violencia entre niños y niñas dentro de los centros educativos.

Entre sus propuestas “imprescindibles”, el grupo “La voz de la infancia y la adolescencia”, surgido del programa de participación Ciudades Amigas de la Infancia de Pozoblanco, ha incluido la realización de actividades en centros educativos y fuera de ellos para promover valores como la igualdad, el respeto, la paz, la convivencia, la solidaridad, la asertividad, etc.

Consejo de Pozoblanco

En el consejo de Sevilla, por otro lado, se ha propuesto trabajar la concienciación de la realidad de los colectivos LGTB, realizar programas en los centros educativos que trabajen la identidad sexual en libertad y crear medidas de protección y seguridad en la ciudad para que las mujeres y las niñas se sientan seguras y tranquilas en el día a día.

 

  • Infancia con salud

Los niños, niñas y adolescentes piden que desde los centros educativos se eduque en una alimentación saludable, y también que exista un plan de prevención sobre adicciones para niños, niñas y adolescentes (tabaco, alcohol, cannabis, tecnologías). Desde el Consejo de participación Toledo (Castilla-La Mancha) proponen una mayor implicación de los gobiernos en el acceso a los medicamentos en todos los países del mundo.

 

  • Medidas para una mejor educación

Por último, nadie mejor que los niños, niñas y jóvenes para saber qué propuestas pueden mejorar el sistema educativo. Por ello piden intervenir en las decisiones que les afecten dentro del centro educativo junto al profesorado y familias, y sugieren algunas medidas concretas: unos deberes justos y adecuados, un aprendizaje basado en proyectos e incorporado sobre habilidades para la vida, que se realicen charlas para la infancia y adolescencia en temas relacionados con las técnicas de estudio y orientación laboral, etc.

Los miembros del consejo de infancia de Lepe han propuesto que los colegios incluyan enfermerías, patios inclusivos donde todos puedan jugar y que los centros educativos abran también por la tarde.

 

“Nos gustaría que las personas que se dediquen a la política nos hagan más caso, nos escuchen y tengan en cuenta nuestras necesidades y opiniones. A cambio, nosotros y nosotras nos comprometemos a cuidar el mundo”. Consejo de la Infancia de Los Realejos (Canarias)