¿Cómo imaginas un parque inclusivo para niños y niñas con discapacidades?

29/03/2022 | Buenas prácticas, Ciudades inclusivas, Derecho al juego, Derechos de la Infancia, Discapacidades, Inclusión, Participación Infantil, Previas

parque inclusivo

  • El proyecto de parque inclusivo de UNICEF Malasia “hará que la sociedad sea más solidaria y comprensiva con los niños con discapacidades en lugar de estereotiparlos”
  • “Cuando juego con mis amigos sin discapacidad me siento agradecida, no me siento excluida”, cuenta Janna, niña con discapacidad
  • Todos los testimonios en vídeo aquí [en inglés]

 

El juego es una parte importante del crecimiento y desarrollo de un niño o niña, ya que le aporta la libertad de explorar, descubrir, moverse y usar su imaginación. Sin embargo, ¿cómo pueden jugar los niños y niñas con discapacidad?

“En uno de nuestros talleres, una niña compartió la experiencia de que nunca antes se había subido a un columpio”, cuenta Zoë Gan, especialista en género y discapacidad del Programa UNICEF Malasia. “Esto se debe a que la mayoría de los columpios son planos y, por lo tanto, no tienen soporte en la parte posterior. En su imaginación, la niña esperaba poder sentarse en un columpio del patio de recreo que le diera apoyo a su espalda”.

Esta historia resume la realidad de millones de niños y niñas con discapacidades o necesidades especiales. Muy a menudo, los espacios de juego al aire libre como los patios o parques no están adaptados a ellos.

Y, precisamente, son ellos quienes más se benefician con el juego, como explica Sara Candiracci, Associate Director ARUP, member of the Real Play Coalition, en el Global Forum on Children and Youth: “El juego puede ser físico, desafiante, tranquilo, creativo y reflexivo… depende de las prácticas de los niños”, dice. “Puede ser individual o en grupo, puede ocurrir en interiores, exteriores, en escuelas, en casa. Y todas estas experiencias lúdicas pueden ser especialmente poderosas para los niños con discapacidades”.

Los patios y parques de juego deben ser inclusivos y diseñados para que ningún niño o niña quede fuera.

 

El parque de juego de la ciudad de Elmina

 

En 2017, UNICEF Malasia publicó un informe sobre discapacidades infantiles en el país asiático. “Mostró que el conocimiento de las personas sobre el tema era generalmente bajo. Las necesidades de desarrollo de los niños y niñas no han sido satisfechas en su totalidad o incluso reconocidas”, explica Azmir Merican, director general del grupo inmobiliario SimeDarby Property.

Por ello, este grupo inmobiliario y UNICEF se propusieron un desafío: crear el primer parque infantil inclusivo de Malasia en la ciudad de Elmina. Y todo ello contando con la participación de los niños y niñas con discapacidad o sin ella.

parque inclusivo

“Lo que hace que este parque infantil sea diferente de otros en Malasia no es solo que fue diseñado con niños y por niños, sino que ese parque infantil está diseñado para los diferentes tipos de niños y las diferentes formas de jugar”, dice Zoë Gan.

Ella estuvo presente en los talleres con niños, niñas y sus familias para elaborar el parque. Esos talleres fueron “una parte muy importante del diseño. Les dimos [a los niños] una serie de materiales diferentes y les pedimos que usaran los materiales proporcionados para construir su propio patio de recreo. Así, nos contaron la historia de lo que significaba ese patio para ellos”.

 

¿Qué aspecto tiene un parque inclusivo?

 

El parque inclusivo de Elmina es un área que cuenta con tobogán, balancín y una rueda giratoria, e incluye partes diseñadas para estimular a los niños en términos de sonido y audición. Por ejemplo, hay un área musical donde los niños pueden tocar el xilófono. También hay otra zona donde relajarse, caminar sobre piedras y desarrollar los sentidos.

parque inclusivo

Mahendran es padre de Rohan, un niño de ocho años que también viene a jugar al parque. “Probablemente este sea el primer parque infantil inclusivo que tenemos hasta ahora”, observa. Y añade que los niños y niñas con discapacidad son generalmente excluidos: “No todos los parques infantiles son un juego seguro para ellos. [Aquí] sienten que están incluidos, que son bienvenidos y que también pueden disfrutar mezclándose con otros niños”.

“Aquí los niños y niñas con discapacidad se sienten que están incluidos, que son bienvenidos y pueden relacionarse con otros niños”, dice un padre

El proyecto también tiene en cuenta que existe diversidad de discapacidades: de visión, auditivas, de neurodiversidad o trastornos como el autismo, entre otras. “El autismo es una discapacidad oculta”, dice Rahimah, madre de tres niños, uno de ellos con este trastorno. “Mucha gente no entiende qué es”.

Aisha, madre de dos niños de cinco y siete años, cree que la iniciativa les ayuda a jugar entre ellos y estrechar lazos, y sostiene que un patio es una parte muy importante de la vida de un niño. “Todos los niños tienen derecho a divertirse”.

 

Jugar con autonomía e independencia

 

Janna, de 16 años, siempre tuvo dificultad de acceso a los parques debido a su discapacidad motriz. En algunos no podía entrar debido a su silla de ruedas. Ahora, en el parque inclusivo puede jugar como sus amigos y con ellos.

“Cuando juego con mis amigos sin discapacidad me siento agradecida, porque tengo un grupo de amigos que siempre están ahí para mí y me ayudan a hacer las cosas más fáciles. No me siento excluida”, dice.

Para su hermano mayor, Idzat, el diseño del parque pone las cosas fáciles: «Ahora necesito ayudarla menos, porque para usar el columpio ya tiene su propio apoyo. Y en la rueda giratoria, usando el tiovivo, se sienta en su silla de ruedas para tener más independencia».

 

 

Entre los niños y niñas que juegan en el parque está también Nikhil, de 12 años, que tiene parálisis cerebral. “Es emocionante ver un parque donde todos podemos jugar juntos, incluso los niños en silla de ruedas”, dice.

Para su hermana Tara, lo mejor son los columpios, porque por primera vez Nikhil puede columpiarse sin su ayuda. Su madre Manjula coincide: “Creo que lo más destacado del parque es que Nikhil puede jugar con sus hermanas y, si quiere, con sus amigos”, dice. “Es relajante para nosotros los padres. Solo hubo par de cosas en las que tuvimos que ayudarla, porque el suelo es seguro”.

“El problema es que muchos parques infantiles, obviamente, no están diseñados para personas y niños con discapacidades”, opina su padre, Miin Tze.

 

Los patios y parques: microcosmos de la sociedad

 

“Un parque infantil no es solo un lugar agradable para que jueguen los niños”, opina Zoë Gan. “Puede ser un microcosmos de la sociedad donde un grupo diverso de personas puede estar junta y aprender a respetarse mutuamente, disfrutar de la compañía de los demás y aprender un entorno cohesivo. Destaca las cosas que nos hacen diferentes, pero celebra lo que compartimos y las cosas que nos unen”.

“Cuando mis amigos sin discapacidades juegan conmigo creo que aprenden a ser más abiertos, pacientes, a ayudarse unos a otros”, dice Janna

Diseñar las ciudades o los espacios públicos para las personas con discapacidades beneficia al conjunto de la población: todos los niños y niñas aprenden si se les permite relacionarse en diversidad. “Cuando mis amigos sin discapacidades juegan conmigo, creo que aprenden a ser más abiertos, pacientes, amables, cariñosos y siempre a ayudarse unos a otros”, opina Janna.

 

parque inclusivo

“Los parques infantiles inclusivos promueven la conciencia de que todos los niños y niñas tienen derecho a jugar, interactuar y divertirse”, añade Appollo Leong, subdirector de operaciones de SimeDarby Property. “Cuando el juego es igualitario en este parque infantil, los niños con y sin discapacidades se sentirán más conectados e incluidos en la sociedad”.

Y destaca que el proyecto tiene un objetivo a largo plazo: “Con el tiempo, creo que este parque inclusivo cambiará la percepción de la sociedad para que sea más solidaria y comprensiva con los niños y niñas con discapacidades, en lugar de estereotiparlos”.

 

Comparte

Compartir

Últimas noticias

Ir al contenido