El coronavirus no detiene la participación infantil: los consejos siguen su trabajo ‘online’

Redes sociales y comunicación online / Imagen de dominio público

Redes sociales y comunicación online / Imagen de dominio público

 

  • Los espacios de reunión virtuales son esenciales para mantener el trabajo de los consejos
  • A raíz de las reuniones online con el grupo asesor de UNICEF, se establecen recomendaciones para la dinamización de estos espacios virtuales
  • “Estamos aprendiendo a apreciar lo importante que es la coordinación del grupo: que uno haga de moderador, que todos nos escuchemos”, Lara, 17 años, Puerto del Rosario

 

Dada la situación de crisis sociosanitaria causada por el COVID-19, los niños, niñas y adolescentes se quedan en sus casas, pero por ello no deben verse privados de sus derechos. Entre ellos, el de recibir una educación, una alimentación saludable... pero también el derecho a la participación. Aunque las actividades previstas en este periodo se han pospuesto esperando a la evolución del coronavirus, los consejos y grupos de participación siguen funcionando. Los espacios de reuniones virtuales son estos días cruciales para establecer momentos de ocio y de contacto entre familias, amigos y amigas, pero también para mantener vivo el trabajo y rutina de los consejos.  

De hecho, los consejos siguen en acción. Algunos, como el de Avilés, prosiguen sus reuniones de manera virtual. Desde Tomiño se está poniendo manos a la obra para elaborar vídeos para Clip Club TV, a través de la iniciativa de UNICEF y de la Fundación Alcántara. En Madrid se está trabajando en una página web para que los grupos de participación puedan incluir vídeos, podcast y puedan compartir sus experiencias de estos días. Además, la Asociación Los Glayus de Asturias ha habilitado un blog para que todos los consejos puedan aportar sus experiencias. Y en Fuerteventura, el consejo de participación de Puerto del Rosario sigue activo, reuniéndose por Skype cada jueves. 

 

Retos, dificultades y lecciones de las reuniones ‘online’

 

Lara, del consejo de Puerto del Rosario, señala que de momento las reuniones online están funcionando bien. “Nos entendemos bien con la plataforma”, cuenta. El reto de la videollamada, señala, es que a veces es difícil para los participantes no hablar unos encima de otros (en su caso son veinte personas), y para evitarlo tienen algunas técnicas: “Nos hemos dividido en varios grupos según nuestras edades para poder escucharnos todos”, cuenta. “Los técnicos lo que hacen es durante la tarde van llamando a cada grupo y dentro de cada videollamada hay uno que hace de moderador para poder escucharnos todos y no pisarnos”. 

A través de estas reuniones telemáticas su consejo está trabajando en varias propuestas: una de ellas es realizar un vídeo con preguntas dirigidas a los concejales y el alcalde para que les respondan directamente a ellos sus dudas y preocupaciones en torno a la crisis del COVID-19. Además, están llevando a cabo una dinámica diaria en la que comparten en redes sociales y medios de comunicación vídeos haciendo diferentes actividades caseras (haciendo ejercicio, dibujando, tocando un instrumento, etc.),con el fin de “hacer un poco más amena y divertida la cuarentena”, explica Lara.

Mientras, en el Consejo Infantil de Huelva aún no se reúnen mediante plataforma online, pero están trabajando para conseguirlo. Inahia, de 10 años, nos explica cómo es la situación de su consejo en estos momentos de excepcionalidad, en los que a pesar de todo siguen en contacto casi diario: por teléfono, por WhatsApp aquellos que tienen teléfono móvil o por correo electrónico. “Hay varias propuestas previstas para que los niños y niñas del consejo infantil de Huelva vayamos haciendo durante el tiempo que estamos en casa”, cuenta Inahia. Entre ellas, algunas actividades, como cuentos, vídeos, manualidades, juegos y actividades en familia, que serán compartidas a través del canal Huelva TV. 

Esta situación puede ser difícil pero para niños, niñas y adolescentes es también un aprendizaje. “Estamos aprendiendo a apreciar lo que eran las reuniones presenciales, lo divertidas que eran, lo guay que es estar con tus compañeros físicamente”, reconoce Lara. . Y, añade, están dándose cuenta de lo importante que son las tecnologías: sin ellas “estaríamos incomunicados totalmente”, señala. 

También Inahia asegura que ha aprendido varias cosas de esta experiencia de trabajar separados pero unidos a través de las tecnologías: “Que se pueden hacer algunas actividades divertidas entre todos, colaborando desde casa. Que podemos llegar a otros niños y niñas de la ciudad a través de la televisión local y las redes sociales. Y que seguimos contando con el apoyo de nuestras familias y el trabajo del personal del Ayuntamiento”, dice. 

 

Recomendaciones del grupo asesor para dinamización de reuniones ‘online’

 

El grupo asesor de chicos y chicas de UNICEF está compuesto por doce representantes de consejos de infancia de diferentes comunidades autónomas. En 2019 ofrecieron su apoyo en el diseño, programación de actividades del V Congreso de Ciudades Amigas de la Infancia, realizando además un taller autogestionado destinado a otros chicos de su edad. Ahora, debido a las circunstancias, la reunión que estaba prevista en abril en Asturias se ha sustituido por una primera reunión online en la que se han valorado los siguientes pasos como grupo y se ha establecido un plan de trabajo.

A partir del trabajo online con el grupo asesor, UNICEF ha establecido algunas recomendaciones para la dinamización de reuniones virtuales:  

 

1 – Como en el caso del grupo asesor, chicos y chicas cuentan con su propio grupo de WhatsApp, sin presencia adulta. Para que la convocatoria de la reunión llegue a todo el grupo, asegurar también con alguno de ellos/ellas que todo el grupo recibe la información. En este caso, en el grupo hay chicos y chicas que han cumplido los 18 años, así que se encargan de esta parte.

2 – Es recomendable utilizar una plataforma online donde se pueda establecer la conexión en vídeo para que el grupo pueda verse.

3 – Es posible que, dada la conexión online o por la propia plataforma, los participantes tengan una conexión intermitente. Es recomendable proponer una persona responsable del mismo grupo para que pueda ir viendo si tienen algún problema de conexión.

4 – Algo básico: iniciar la sesión preguntando a los participantes cómo se sienten y cómo están viviendo estos días.

5 – Establecer una escaleta para la reunión, ya que es importante manejar los tiempos también en el mundo virtual. Asegurar de plantear el objetivo de la reunión.

6 – Es probable que no se conecten todas las personas a la vez; si se van conectando de manera paulatina, hay que asegurarse de dar la bienvenida a quien se va conectando y de manera muy breve sintetizar el tema que se está tratando. Invitar a alguien del grupo que realice esta acción, más que la persona que dinamiza.

7 – Para la dinamización del grupo:

    • Compartir el orden del día previamente con el grupo para valorar si están de acuerdo y tienen algún punto más a añadir.
    • Cuando se termine un punto del orden del día y antes de pasar al siguiente, asegurar si hay comentarios o aportaciones a realizar.
    • Establecer turnos de palabra. Si se trata de poder acordar un punto concreto, el uso del chat también es recomendable.
    • Para fomentar el diálogo entre el grupo, la persona dinamizadora puede ir nombrando a los y las participantes para que puedan expresar sus opiniones, dando también así espacio a todos los chicos y chicas, incluyendo a aquellos más tímidos que les puede costar opinar también en un espacio virtual.
    • Una vez tocados los diferentes puntos, verbalizar las conclusiones de la reunión por si alguien tiene más aportaciones.
    • Antes de finalizar la reunión, proponer siguientes pasos y consensuar con el grupo la siguiente reunión virtual.
    • Abrir un espacio de evaluación de la reunión: qué les ha parecido, recomendaciones de mejora…

8 – Buscar un espacio virtual para que siga habiendo interacción y rendición de cuentas con los responsables políticos. Que las voces de los chicos y chicas sean escuchadas por los políticos también en estos momentos.

9 – Sobre las plataformas de conexión: adaptarse y consensuar para las próximas reuniones las que utiliza el grupo. Desde Skype,Jitsi meet, Discord, Blackboard collaborate, hangouts. Meed, etc.

10 – Acordar el funcionamiento de las próximas reuniones con el grupo: duración, propuesta de contenido, etc.

11 – No olvidar que, a pesar de que la realidad del COVID-19 ha transformado el panorama del día a día, chicos y chicas siguen teniendo actividades y estudios. Es importante que confirmen su disponibilidad de sumarse a otras propuestas.

 

Comparte este artículo