Parlamento Baleares

Décimo Parlamento Infantil de Baleares

 

  • El Décimo Parlamento Infantil de Baleares reunió propuestas de los niños y niñas para el cumplimiento de los principios de desarrollo sostenible en sus municipios, de mano de sus consejos de infancia
  • La sesión de rendición de cuentas sobre el estado de sus propuestas y peticiones tendrá lugar el próximo 20 de mayo

 

“Ciclistas sin coches molestando y aceras más anchas para poder andar”.

“Invertir en placas solares y en bicicletas públicas para todos es una obligación”.

“Hacen falta más carriles bici, en Mallorca hay pocos, y hay que andar más”.

Así es como los niños y niñas de diferentes municipios de las Islas Baleares imaginan el lugar donde viven: con más espacio para ellos y ellas, menos contaminación, más espacios verdes y más sostenibilidad.

Que una ciudad crezca de acuerdo con los fundamentos del desarrollo sostenible es clave para garantizar la calidad de vida de sus habitantes. Algo que debe aplicarse al urbanismo, eficiencia energética o la conservación de recursos, entre otros.

Restringir las emisiones del tráfico es diseñar ciudades para la infancia

Se espera que en el año 2050 siete de cada diez habitantes de la Tierra residan en ciudades, buena parte en megalópolis con más de 10 millones de habitantes. En poco más de una década, los niños y niñas pasarán a ser mayoría entre los residentes en espacios urbanos. Por eso, el urbanismo con enfoque de infancia se convierte en algo más urgente que nunca.

Si podemos construir una ciudad que beneficie a los niños y niñas tendremos una ciudad que beneficie también al resto de las personas que la habiten. Y para conseguirlo, la participación ciudadana (incluyendo las aportaciones de la infancia y adolescencia) es más necesaria que nunca.

 

Una década de encuentros

 

Por ello, los niños, niñas y adolescentes de diferentes consejos de participación de las Islas Baleares han asistido al Décimo Parlamento Infantil de la comunidad autónoma, en el que han debatido sobre cómo garantizar que se cumplan los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en sus municipios. Entre ellos, cómo fomentar la sostenibilidad de sus municipios y ciudades (meta recogida en el ODS 11) y cómo impulsar un consumo sostenible (ODS 12).

Se cumplen una década de encuentros en este Parlamento balear, por el que han desfilado centros educativos, consejos infantiles y grupos de participación para reivindicar el día 20 de noviembre y aportar su grano de arena en temas como el cumplimiento de los derechos de la infancia o los objetivos de la Agenda 2030.

Este último encuentro, organizada por UNICEF Comité Baleares y la Oficina Balear de la Infancia y la Adolescencia en noviembre de 2021, estuvo presidida por el Consejo Infantil y Adolescente de Santa Eulària des Riu y participaron consejos infantiles de otros ocho municipios reconocidos como Ciudades Amigas de la Infancia (Palma, Ciutadella, Formentera, Felanitx, Calvià, Maò, Sant Josep de sa Talaia y Santanyí), el Consejo infantil del Consejo de Mallorca y un centro educativo (el I.E.S. Can Baló).

Los chicos y chicas han hecho una presentación a través de la lectura de un manifiesto y la proyección de un vídeo de sus propuestas y compromisos sobre las ciudades sostenibles y el consumo responsable.

 

 

Ciudades para la infancia

“El objetivo era descubrir si el municipio donde vivimos es suficientemente sostenible o si se puede mejorar”, dicen desde el consejo de Ciutadella.

El vídeo del encuentro reúne algunas ideas que se presentaron para lograr esos principios de desarrollo sostenible en sus ciudades y pueblos, ideadas por la infancia. Entre ellas, impulsar más espacios para ciclistas en pueblos y ciudades para promover el uso y la accesibilidad a bicicletas públicas. También, ampliar la red de carriles bici, crear aceras más anchas y una red de transporte público enfocada a las necesidades de la infancia y la adolescencia, que incluya autobuses escolares también en las áreas rurales.

Entre las medidas para reducir la contaminación están fomentar el uso de coches eléctricos o poner aún más restricciones por la entrada de coches y barcos. Los chicos y chicas también añadirían más árboles y espacios verdes en sus ciudades y pueblos.

Parlamento Baleares

Consejo de Ciutadella

Energías renovables y reciclaje

En el Parlamento Infantil también se ha hablado del uso de energías renovables y la necesidad de reducir el consumo de luz de edificios públicos y calles. Algunas ideas son invertir en placas solares, subvencionando su instalación, también para edificios públicos y farolas, o realizar descuentos en las casas nuevas que se construyan que pongan placas solares.

“Los niños y niñas podremos sensibilizar a la gente sobre la importancia de reciclar, y acercarnos cada vez más a ser un municipio totalmente sostenible”, dicen en el consejo de Felanitx

Consumo responsable

Los chicos y chicas entienden la importancia del comercio justo y del comercio de proximidad y local, y animan a que se hagan campañas para concienciar al resto de la población.

“Queremos que los habitantes de Santanyí compren productos de temporada y locales”, han dicho desde su consejo, y en Santa Eulalia des Riu han coincidido: hay que ser “más responsables con lo que compramos. Tenemos que comprar productos locales. Contamina menos, porque se usa menos combustible en su transporte”.

Los chicos y chicas también han propuesto ideas para alcanzar la sostenibilidad, como que los colegios cuenten con su propio huerto, y han animado a consumir los productos que no hayan recurrido a explotación infantil y a reducir los embalajes de un solo uso: “Todos los envoltorios de la fruta son de plástico, y por cada pieza de fruta que tomamos nos llevamos otra bolsa», observan desde el I.E.S. Can Balo.

Otras propuestas son reducir el consumo de carne, instalar más contenedores de reciclado de residuos o impulsar desde los municipios mercadillos solidarios para que la gente pueda reutilizar su ropa y otros objetos.

Parlamento Baleares

Taller de consumo responsable – Consejo de Maò

 

La importancia de la rendición de cuentas

 

A la hora de crear municipios sostenibles, la participación infantil es esencial: los niños y niñas son quienes mejor conocen sus necesidades y saben qué ciudades necesitan.

Con sus demandas, los chicos y chicas de Baleares quieren llamar a sus representantes políticos locales, insulares y autonómicos, así como a la ciudadanía en general, para meter el cumplimiento de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas en el foco de las políticas y acciones. Además, piden que se haga un seguimiento de sus propuestas.

El Parlamento Infantil concluyó con las respuestas de los representantes políticos. La presidenta de UNICEF Comité Baleares, Mercedes del Pozo, ha agradecido a los chicos y chicas “todas las propuestas para convertir las ciudades en sostenibles y para que el consumo favorezca al medioambiente”.

Vicenc Thomàs, Presidente del Parlamento de las Islas Baleares, también ha agradecido el trabajo y ha recordado que habrá un rendimiento de cuentas. Recordemos que para que la participación infantil sea real debe, entre otras cosas, implementar procesos de seguimiento, evaluación y rendición de cuentas.

Esta sesión de rendición de cuentas sobre el estado de sus propuestas y peticiones tendrá lugar el próximo 20 de mayo en el Parlamento, como ya se hizo en la edición anterior. En esta ocasión el Parlament balear, Vicenç Thomas, destacó que mediante este tipo de iniciativas «se hace crecer la confianza de los más jóvenes en el sistema democrático, un hecho que es necesario si se quiere que este perdure en el tiempo».

 

Destacadas

Te puede interesar

Últimas noticias

Ir al contenido