La seguridad vial, asignatura pendiente en las ciudades europeas

Portada del informe “Safer roads, safer cities: How to improve urban road safety in the UK”

Un 70% de los fallecidos en las carreteras europeas son peatones, ciclistas y motoristas, según estudio

 

A pesar de que la seguridad vial es un componente esencial en la movilidad urbana sostenible, aparentemente no siempre es una prioridad en las ciudades, lo cual afecta especialmente a la infancia. El nuevo informe del Consejo Europeo de Seguridad del Transporte Safer roads, safer cities: How to improve urban road safety in the EU ofrece algunos datos preocupantes: en las ciudades europeas, un 70% de las personas fallecidas en carretera son peatones, ciclistas y motoristas; es decir, los ciudadanos más vulnerables.

Los datos de este estudio demuestran la necesidad de dar una mayor prioridad a la seguridad vial urbana por parte de la UE y analiza los riesgos principales en las diferentes tipos de carreteras. Para ello, analiza los datos más recientes sobre seguridad vial urbana en toda la UE, así como el progreso en la reducción de muertes en las vías urbanas.

Tommaso Pecchioli para Unsplash

“Mientras las personas no se sientan seguras al caminar e ir en bicicleta en nuestros pueblos y ciudades, muchos no podrán utilizar los medios de transporte más sostenibles”, ha dicho el autor principal del informe, Dovilė Adminaitė-Fodor. “Esto puede crear un círculo vicioso, ya que las personas que toman el automóvil ponen en mayor riesgo a todos los usuarios vulnerables de la carretera que los rodean”.

Ha añadido: “Muchas ciudades y pueblos se están centrando en mejorar la calidad del aire y la sostenibilidad en las ciudades, y desaconsejan el uso de automóviles privados. Pero las preocupaciones de seguridad deben ir de la mano de la seguridad de que las personas que viajan en bicicleta o andando puedan hacerlo en un ambiente seguro”.

El informe incluye más de veinte recomendaciones para abordar el problema, junto con estudios de caso y aportes de las autoridades nacionales y locales. “Está claro que los problemas se pueden abordar con el liderazgo político, los recursos y la energía adecuados”, explican los autores del informe. “Pero mientras la UE, los gobiernos nacionales y otros actores pueden ayudar a proporcionar el conocimiento, las finanzas y las directrices para implementar los cambios necesarios, a menudo dependerá de las autoridades locales implementarlos de manera efectiva”.

 

España: la infancia pide municipios donde la seguridad vial esté garantizada

 

En España, los usuarios vulnerables de las carreteras (peatones, ciclistas y motoristas) representan el 81% de todas las muertes en carreteras en las vías urbanas y los peatones el 51%, según datos del informe. Precisamente la mejora de la seguridad vial y de la movilidad urbana están entre los objetivos de las medidas imprescindibles que los consejos de participación enumeraron de cara a las elecciones. Entre estas medidas concretas, los niños y niñas pedían que sus municipios contaran con mejor transporte público (aumentando horarios y frecuencia), la creación de un carril bici, una buena visión de los cruces de las calles y el control del volumen de vehículos.

En esa línea se han llevado a cabo algunos proyectos, como la campaña de sensibilización que realizó en 2018 el Consello Local de Infancia e Adolescencia (CLIA) del ayuntamiento de Teo (La Coruña) tras detectar situaciones de riesgo en su municipio. Y, volviendo al informe del Consejo Europeo de Seguridad del Transporte, en él se destaca un proyecto español: el del municipio madrileño Torrejón de Ardoz, donde se ha comenzado a trabajar para mejorar la seguridad de los peatones al proporcionar iluminación en los cruces peatonales. Para alentar a los ciudadanos a que realicen ciclos de manera segura, en 2018 se creó una infraestructura dedicada llamada el anillo ciclista, que conecta diferentes barrios, y alcanzó una longitud de 13,4 km.