Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030

Evento de presentación de la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030

 

 

En un tiempo de crisis y con un porvenir incierto, es más importante que nunca tener una perspectiva de futuro hacia la que dirigir las propuestas, las ilusiones y las políticas de cambio. Y la mirada de los más jóvenes es especialmente importante.

Por ello, el Gobierno ha contado con la infancia y adolescencia para elaborar la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030, una herramienta que permitirá cumplir con los objetivos de la Agenda 2030 y que ahora se presenta en versión amigable para la infancia.

 

 

Esta Estrategia se diseñó con la participación de toda la ciudadanía. También la de los niños, niñas y adolescentes, que lo hicieron a través de un documento: el Manifiesto de Infancia y Adolescencia 2020, con conclusiones obtenidas en el Sexto Encuentro Estatal de consejos de participación donde participaron 192 niños, niñas y adolescentes.

El pasado 2 de septiembre, cinco chicos y chicas de consejos locales y del Consejo Estatal de Participación presentaron esta herramienta en un acto online, al que también han asistido la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 Ione Belarra, la Secretaria de Estado Lilith Verstrynge, la Directora General de Derechos de Infancia y Adolescencia Lucía Losoviz y el vicepresidente de UNICEF España Fernando Sequeira.

Vídeo completo de la sesión:

 

Una estrategia para el futuro

 

Aprobada en 2015, la Agenda 2030 “nos permite pensar en un mañana, un futuro en el que no hay desigualdad, en el cual cuidamos de nuestro planeta y aseguramos bienestar para toda la gente”, describe Belarra.

“Cuando das voz a los niños y niñas, las ideas que tenéis son de absoluto sentido común. Se evidencian con claridad cuestiones que a veces en política cuestan mucho hacerlas entender al conjunto de los adultos”, añade la ministra.

Por eso, asegura que desde su Ministerio han tenido siempre en cuenta la aportación de la infancia, algo que les ha permitido encontrar “sentido común y también mucha perspectiva de futuro. Uno de los problemas que tenemos en política es el cortoplacismo, tomar decisiones políticas en base a lo que tienes mañana. Yo creo que la perspectiva de los jóvenes siempre nos da esa mirada de medio plazo, qué le vamos a dejar a las generaciones futuras”.

 

“Uno de los problemas que tenemos en política es el cortoplacismo. La perspectiva de los jóvenes siempre nos da esa mirada de medio plazo”, dice Ione Belarra

 

Verstrynge, por su parte, da algunas pautas sobre qué es la Estrategia de Desarrollo Sostenible, para cuya elaboración participaron casi 200 niños, niñas y adolescentes: “Se trata de un documento que hemos elaborado en colaboración con todas las administraciones, tanto autonómicas como locales, para que todas estén implicadas en la búsqueda de soluciones en ocho grandes retos que plantea la Estrategia”.

 

Los ocho retos país que identifica la Estrategia para garantizar una transición social, ecológica y económica hacia la Agenda 2030:

  • Reto país 1. Acabar con la pobreza y la desigualdad
  • Reto país 2. Hacer frente a la emergencia climática y ambiental
  • Reto país 3. Cerrar la brecha de la desigualdad de género y poner fin a la discriminación
  • Reto país 4. Superar las ineficiencias de un sistema económico excesivamente concentrado y dependiente
  • Reto país 5. Poner fin a la precariedad laboral
  • Reto país 6. Revertir la crisis de los servicios públicos
  • Reto país 7. Poner fin a la injusticia global y a las amenazas a los derechos humanos, a los principios democráticos y a la sostenibilidad del planeta
  • Reto país 8. Revitalizar nuestro medio rural y afrontar el reto demográfico

 

Servicios públicos (Reto 6)

 

Sobre la necesidad de revertir la crisis de los servicios públicos, Vestrynge explica: “En la década pasada se recortó en educación, sanidad y dependencia. En los últimos años hemos impulsado lo contrario”.

Víctor, de 12 años, es miembro del consejo de participación de Alcázar de San Juan (Castilla-La Mancha) y de la mesa autonómica de participación. Cuenta cómo aprendió qué eran los servicios públicos y de qué forma nos afectan en nuestro día a día.

“Los servicios públicos implican simplemente cuidar de los vecinos y preocuparse de que nada les falte”, dice. “Realizar pequeñas mejoras aquí y allá: una pequeña consulta médica, unas aulas para dar clases a niños y mayores, una zona verde para jugar seguros y que pueda regarse de forma sostenible”.

La Estrategia ofrece algunas propuestas para mejorar aspectos como la atención sanitaria, la educación o la atención a personas que necesitan cuidados de larga duración.

 

Zonas rurales (Reto 8)

 

Los servicios públicos tienen que llegar a todos lados: también, a las zonas rurales. La realidad, sin embargo, es que muchos pueblos pequeños quedan desatendidos.

Uno de estos pueblos rurales es Laviana (Asturias), donde la media de edad de los habitantes ronda los 50 años. El municipio, como muchos otros, tiene un crecimiento negativo: más defunciones que nacimientos y más emigrantes que inmigrantes.

“Para acceder a necesidades básicas como acudir al médico, ir a la escuela o a hacer la compra muchas personas tienen que desplazarse ya sea en coche o caminando, no hay transporte público”, explica Mede, de 16 años, de Laviana y parte del consejo estatal de participación infantil y adolescente de este municipio. Explica por qué hay menos gente joven: “La gran mayoría de jóvenes que nacen y viven toda su infancia y adolescencia aquí se acaban marchando a grandes ciudades como Uviéu o Xixón”, dice. Lo achaca a que hay “poco futuro” para los jóvenes.

Y lanza algunas propuestas para revertir este problema, como mejorar el acceso a internet en las zonas rurales, mejorar el transporte público, ampliar la oferta educativa y apoyar los negocios locales.

 

Poner fin a las malas condiciones laborales (Reto 5)

 

Los más jóvenes quieren también que se garantice un empleo estable, de calidad y con salarios más altos, para sus familias pero también con la mirada puesta en su futuro.

Alejandro, de 12 años y miembro del consejo de participación de Mislata (Comunidad Valenciana), muestra su preocupación por las condiciones laborales malas y la inseguridad que provocan. “Hay personas que sufren más las malas condiciones laborales, como es el caso de las mujeres, los jóvenes, las personas con discapacidad o las personas inmigrantes”.

Alejandro espera que, con la actual reforma laboral, aumenten los contratos indefinidos y se reduzcan los temporales, pero pide un compromiso para garantizar la igualdad salarial, fomentar los contratos de formación para los jóvenes y reducir el paro entre la juventud. Para ello, pone como ejemplo medidas como el programa “EMPUJU-AVALEM JOVES 2021-2022”, del Ayuntamiento de Mislata, para ayudar a que se contrate a jóvenes desempleados menores de 30 años.

 

Igualdad, derechos humanos y cuidado del planeta (Reto 7)

 

Irene, de 15 años y del Consejo estatal de participación infantil y adolescente de Teo (Galicia), aborda las propuestas para reducir la pobreza y promover el respeto y la igualdad: “Se necesita cambiar la forma de gobernar para que esta sea más solidaria y pueda acabar con la desigualdad social y económica del municipio”.

Entre las medidas, la Estrategia incluye proteger y ayudar a las personas que vienen de otros países, asegurando que se cumplen sus derechos, y lanza al Gobierno peticiones como facilitar papeles para la gente extranjera o garantizar que todo el mundo pueda moverse libremente.

Irene introduce también uno de los temas que más preocupan a la juventud: el cuidado del planeta. “Debe de haber un cambio de mentalidad en el gobierno para poder tener un municipio sostenible y que no perjudique al medioambiente”, añade.

 

Producción y uso de recursos (Reto 4)

 

Sobre los peligros de la contaminación, Amnah, de 15 años, los conoce de cerca: es de Puertollano, un municipio en Ciudad Real que cuenta con una petroquímica.

“Considero que la forma que tenemos hoy en día de producir y consumir está teniendo un impacto negativo, no solo medioambiental, sino también económico y social”, opina.

En su municipio, en 2018 el Ayuntamiento de Puertollano junto al Consejo de Infancia y Adolescencia lanzaron lanzó la campaña de sensibilización cívica QUIÉREME. También, se han puesto en marcha en el municipio programas de apoyo al comercio local, como la campaña ‘Comercio cercano, comercio seguro’ en la navidad de 2020.

“Debemos ayudar a las empresas a que cambien su forma de producir y usar los recursos naturales, para que cuiden y protejan la salud de las personas y del planeta, sin contaminar, buscando reutilizar, reparar y reciclar lo que ya tenemos”, concluye Amnah.

Todos los chicos y chicas han participado en el diseño del próximo Encuentro Estatal, que se celebrará en Cáceres del 4 al 6 de noviembre, donde se realizará seguimiento de los ODS en base a esta herramienta adaptada.

 

 

Comparte

Compartir

Últimas noticias

Ir al contenido