La Secretaría de Estado de Agenda 2030 cuenta con la infancia para elaborar su Estrategia Nacional de Desarrollo Sostenible

12/11/2020 | Agenda 2030, Covid-19

Agenda 2030

Participantes de la Secretaría de Estado de Agenda 2030 y de UNICEF España

 

  • Ione Belarra, Secretaria de Estado de Agenda 2030, se ha reunido con ocho chicos y chicas de consejos de participación de Ciudades Amigas de la Infancia de UNICEF España para imaginar qué mundo quieren construir en la próxima década
  • Los representantes de la infancia han presentado las conclusiones recopiladas en el Manifiesto de la Infancia y Adolescencia 2020 y elaboradas por casi 200 niños y niñas durante el VI Encuentro Estatal de Consejos de Participación

 

Diseñar los objetivos de la próxima década es una tarea crucial en un momento de crisis sociosanitaria para la que hacen falta muchas voces, perspectivas y opiniones: es algo que los encargados de definir la Estrategia Nacional para la implementación de la Agenda 2030 están teniendo en cuenta. Y entre esas voces no pueden faltar las de quienes vivirán sus consecuencias más que nadie: los niños, niñas y adolescentes.

Por ello, el miércoles 11 de noviembre, Ione Belarra, Secretaria de Estado de Agenda 2030, se ha reunido con miembros de los consejos locales de participación infantil y adolescente y de UNICEF España con una finalidad: establecer un diálogo con estos chicos y chicas para que sus voces se tengan en cuenta en la elaboración de dicha Estrategia Nacional de Desarrollo Sostenible. Para Belarra, el objetivo es que sus opiniones se trasladen a las políticas públicas que están elaborando: “Quiero escucharos, saber cómo os imagináis vuestro país en 10 años, cómo pensáis que nos podemos acercar más rápido a cumplir los ODS”, ha dicho.

 

¿Cómo está impactando la crisis sanitaria a la infancia?

 

En un contexto de grave crisis sanitaria, social y económica, la infancia es la que más sufrirá sus consecuencias. Belarra ha aprovechado el encuentro para conocer cómo han vivido los chicos y chicas el confinamiento y los meses posteriores. Clara, de 15 años y del consejo de participación de Cabanillas del Campo (Castilla-La Mancha), ha compartido su experiencia: “Algo malo ha sido no poder salir y pasar tiempo con los amigos, eso nos ha fastidiado bastante, aunque también saco cosas positivas, he podido desarrollar aficiones nuevas o pasar más tiempo con mi familia”.

Los niños y niñas también han reflexionado sobre las dificultades de la conciliación familiar durante el confinamiento, y sobre los aspectos positivos y negativos de haber tenido que estudiar desde casa: “A mí me ha parecido que se ha estudiado un poco más incómodo, en el colegio estaba más a gusto. La profesora te explica las cosas y haces los deberes”, ha opinado Alejandro, miembro de 11 años del consejo de participación de Mislata (Comunidad Valenciana). Para Fran, de 17 años y del consejo de participación de Aljaraque (Andalucía), debe solucionarse la brecha digital: “Por culpa de ese problema no se puede asegurar una educación de calidad para todos”, ha dicho.

 

Agenda 2030

Miembros de consejos de participación infantil

Propuestas de la infancia para el Gobierno

 

El momento clave del encuentro ha sido la presentación de las conclusiones recopiladas en el Manifiesto de infancia y adolescencia en clave ODS, un texto que sus creadores presentarán a sus alcaldes y alcaldesas el próximo 20 de noviembre, Día Mundial de la Infancia. Dichas propuestas fueron elaboradas por casi 200 niños y niñas durante el VI Encuentro de consejos de participación infantil y adolescente, un evento celebrado a pesar de la pandemia que sirvió de espacio ‘online’ de reflexión sobre los retos más importantes de la actualidad, como la pobreza, el cambio climático, la salud o la educación, y en el que los chicos y chicas concluyeron que “los ODS son un dominó y uno permite que otro se cumpla”.

Un ejemplo de esto, ha expuesto Bruno (del consejo de participación de Santa Eulària des Riu, en las Islas Baleares), es que los objetivos de fin de la pobreza y el del empleo digno están relacionados, y se ha mostrado preocupado por los altos niveles de pobreza infantil. ¿Sus propuestas para el Gobierno? Medidas para asegurar el empleo digno, abaratar la comida saludable o limitar el tiempo de trabajo. Ione Belarra ha coincidido en que la garantía de trabajos dignos es un mecanismo para acabar con el hambre y la pobreza.

La Secretaria de Estado también se ha mostrado sorprendida por la sensibilidad en materia de emergencia climática que han mostrado los jóvenes participantes, que han recordado que no existe un planeta B y que debemos cuidar del nuestro. Jimena, de 10 años y del consejo de participación de Coaña (Asturias), ha pedido al Gobierno que se impulse el desarrollo sostenible y ha reivindicado que las personas que, como ella, viven en entornos rurales deben tener las mismas oportunidades que aquellas que viven en grandes ciudades. Por su parte, Iván, de 15 años y del consejo de participación de Lleida (Catalunya), ha propuesto ideas para que se garantice el ODS de consumo responsable, como fomentar el uso de energías renovables o de comercios ecológicos, y Clara ha explicado por qué es tan importante garantizar el objetivo de salud y bienestar en tiempos de pandemia, reivindicando que la salud mental debe dejar de ser un tabú y merece la misma importancia que la salud física.

 

La educación, fundamental para erradicar toda discriminación

 

Contar con una educación de calidad universal también es una exigencia de la infancia: los chicos y chicas entienden la educación como un pilar fundamental que permite otros derechos, pero no solo eso: están de acuerdo en que es también una herramienta para acabar con todo tipo de discriminación por género, identidad sexual, color de piel o cualquier otro motivo. “Desde la educación podemos cambiar muchas cosas, educando desde unos valores como el feminismo o la igualdad”, ha opinado Iván, y Fran ha puesto énfasis en la necesidad de contar con “referentes que den visibilidad a colectivos oprimidos como el LGTBI o parte de la sociedad que esté invisibilizada”.

Los chicos y chicas también tienen propuestas para que se garanticen los ODS de igualdad de género y de reducción de las desigualdades. Paula, miembro de 11 años del consejo de participación de Llerena (Extremadura), ha recordado que todo el mundo “tiene derecho a cambiar de país”, y ha propuesto que se garanticen papeles para toda la gente extranjera. Wisal, de 14 años y del consejo de participación Madrid, ha aportado ideas para luchar contra las violencias machistas y la desigualdad de género, como charlas y talleres de concienciación para la infancia y juventud.

“El compromiso de los chicos y chicas con la igualdad de género es superior al de mi generación”, ha observado Belarra, que también ha querido recoger sus opiniones respecto al proyecto de Ley orgánica de protección integral a la infancia y a la adolescencia frente a la violencia que se está tramitando: “Una ley importante que tiene que recoger vuestra mirada”, ha dicho.

 

«Una visión diferenciadora y necesaria»

 

Finalmente, la Secretaria de Estado ha preguntado a los chicos y chicas cuál es el rol que creen que debe tener la infancia y adolescencia en la elaboración de la Estrategia de Desarrollo Sostenible para garantizar los ODS, y ellos no han dudado: “Un rol principal”, ha dicho Wisal. “Nosotros no vemos lo mismo que los adultos, y a veces los adultos no se dan cuenta, deberían tener más en cuenta nuestra opinión”.

“Dentro del gobierno nuestro rol debería ser tanto que se nos pregunte como la capacidad de aportar ideas”, ha opinado Fran. “Los niños y niñas muchas veces tenemos una visión más clara del futuro, tenemos claro cuáles son los problemas… y algunos tenemos más conciencia social que muchos adultos. Algunos ciudadanos creen que votar es la única forma de participación ciudadana, y eso no es cierto: nosotros no votamos”. Belarra le ha dado la razón: “Los niños y niñas soléis estar fuera de los mecanismos de participación, quizá porque no votáis. Nosotros tenemos la obligación de escucharos”.

Javier Martos, Director Ejecutivo de UNICEF España, ha señalado que, mientras que a veces los adultos se quedan con un enfoque más racional, es necesaria la mirada de imaginación de la infancia: «Esto que nos traéis es un elemento fundamental que los adultos en muchas ocasiones perdemos. A escasos días de la celebración del aniversario de la Convención de los Derechos del Niño, esto es lo que reconoce la Convención: que lo que vosotros aportáis es diferenciador, es diverso y muy necesario para el trabajo que desarrollamos”.

“Esperamos que estas propuestas sean tomadas en cuenta y se incorporen a esta estrategia”, ha concluido Lucía Losoviz, responsable de políticas locales y participación de UNICEF España, para quien el proceso de recuperación de esta crisis sanitaria y social debe hacerse de la mano de los niños y niñas: “De esa forma no solo estamos garantizando sus derechos sino también que esta estrategia tendrá medidas más eficaces para solucionar los problemas y preocupaciones de los niños hoy y que podamos crear una sociedad más justa y equitativa”.

 

Comparte este artículo

Últimas noticias