Ucrania: protejamos a la infancia en conflicto o en éxodo

25/02/2022 | Derechos de la Infancia, Emergencia en Ucrania, Migrantes no acompañados, Protección

Ucrania

UNICEF Ucrania / (CC BY 2.0)

 

  • La escalada del conflicto en el país supone una amenaza para 7,5 millones de niños y niñas y UNICEF hace un llamamiento a todas las partes para su protección
  • «Cuando la guerra afecta la vida de los niños, es horrible. Todos crecemos con sueños y la guerra se los lleva, destruye el futuro», dice Natalka, una adolescente desplazada por el conflicto
  • Colabora con UNICEF para que los niños y niñas reciban ayuda urgente

 

Hasta cinco millones de personas podrían salir de Ucrania en los próximos días para buscar refugio fuera de sus fronteras. Son las estimaciones de UNICEF y ACNUR después de que la ofensiva rusa llegara este viernes a la capital del país, suponiendo una amenaza para los 7,5 millones de niños y niñas que viven en él.

“Durante los últimos días, las necesidades de los niños y sus familias están aumentando en paralelo al conflicto”, ha advertido la directora regional de UNICEF para Europa y Asia Central, Afshan Khan, en la conferencia de prensa en el Palacio de las Naciones de Ginebra.

 

El conflicto en cifras:

  • Desde el 24 de febrero, se han registrado 406 fallecidos, incluyendo 27 niños y niñas, y 801 heridos, según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos del 8 de marzo de 2022.
  • Desde el 24 de febrero, más de 2 millones de personas han salido del país según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) a 8 de marzo de 2022.
  • Medio millón de niños y niñas se han convertido en refugiados en apenas una semana. La mitad de las personas refugiadas son niños y niñas. Podría convertirse en la mayor crisis de refugiados de Europa este siglo.
  • Cientos de casas han sido dañadas o destruidas. Cientos de miles de personas carecen de agua potable, electricidad o agua.

 

Khan ha pronosticado que la salida de los ucranianos va a convertirse en un verdadero éxodo en cuestión de horas, la mayoría con destino a Polonia. Por ello, ya ha comenzado la primera fase de un plan de coordinación por parte de UNICEF y ACNUR con los gobiernos de Polonia, Moldavia, Rumanía, Hungría y Eslovaquia para la acogida de esos cinco millones de refugiados ucranianos.

Desde UNICEF se ha hecho un llamamiento a todas las partes para que protejan a todos los niños y niñas en todo momento, que se abstengan de atacar la infraestructura esencial de la que los niños y niñas dependen y que garanticen que los actores humanitarios puedan llegar a ellos.

 

Un conflicto que cumple ocho años

 

«Recuerdo lo feliz que estaba cuando los profesores nos llevaban a nadar a las clases de educación física. La caminata desde la escuela hasta el mar solo tomó 15 minutos. Ahora en ese camino solo hay ruinas».

Es el testimonio de Natalka, de 16 años, que tuvo que abandonar su hogar en el este de Ucrania con apenas 11 debido al conflicto armado. Ahora quiere ser maestra. «Cuando la guerra afecta la vida de los niños, es horrible. Todos crecemos con sueños y la guerra se los lleva, destruye el futuro. Los niños no deben ser víctimas de los conflictos», opina.

 

¿Cómo hablar a los más pequeños del conflicto de Ucrania?

 

Su historia es la de miles de niños y niñas a los que el conflicto ha afectado en los últimas ocho años. Es el tiempo que UNICEF ha estado trabajando en la zona de Donbass ofreciendo protección a la infancia, atención psicológica y protección de las escuelas. Rocío Vicente, de la unidad de programa de UNICEF España, ha recordado que durante estos ocho años, 189.000 familias de esta zona se han visto obligadas a dejar sus hogares y 500.000 niños y niñas están en situación de emergencia humanitaria.

«Ahora asistimos con grave preocupación lo que puede suponer esta nueva escalada», ha añadido Vicente. «Son ocho años de conflicto, hay muchos niños que han nacido en esta situación. Ese impacto en la salud mental puede tener secuelas durante toda su vida».

 

Protegiendo a la infancia refugiada y migrante

 

En España hay un total de 112.034 ucranianos y ucranianas según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2021. Se trata de la 14ª nacionalidad en términos de población extranjera en España. Ante la escalada del conflicto es importante tener en cuenta el bienestar de todos los niños y niñas que se encuentran dentro de esta comunidad y, entre otras cosas, frenar cualquier posible situación de discriminación por motivos de nacionalidad.

Pero además de considerar los derechos de la infancia migrante es urgente hacer lo propio con los derechos de los niños y niñas que se conviertan en refugiados por culpa de este conflicto.

En todo el mundo, los miles de niños y niñas forzados a abandonar sus lugares de origen se encuentran peligros, dificultades y discriminación, tanto en el camino como en su lugar de destino o cuando regresan. Algunos de estos peligros son ser obligados a contraer matrimonio, ser sometidos a trata de personas o sufrir violencia o explotación.

Además, a menudo ven su derecho a la educación vulnerado: los niños y niñas refugiados tienen cinco veces más probabilidades de estar fuera de la escuela que otros niños. Finalmente, una vez en el país de acogida, la infancia refugiada tiene que afrontar las dificultades de integrarse en un nuevo país, aprender el idioma e incluso enfrentarse a discriminación.

Debemos recordar que cada niño o niña merece protección, atención y toda la ayuda y los servicios necesarios para salir adelante, y hay que prestar una atención especial a la infancia vulnerable, entre la que se encuentran los niños y niñas refugiados y migrantes.

 

Las ciudades como espacios de acogida y refugio

 

Ante la posible llegada de personas refugiadas, son las autoridades locales quienes están en primera línea de la acogida y recepción. Por eso es importante que tomen medidas para adaptarse a las necesidades de ese grupo, y reduzcan las vulnerabilidades.

Por el momento, nueve comunidades autónomas y los ayuntamientos de Madrid y Barcelona se han ofrecido ya para acoger refugiados de Ucrania.

Los gobiernos locales también tienen mucho que hacer a la hora de garantizar una inclusión exitosa. Por ejemplo, adoptar medidas para garantizar el acceso adecuado de los migrantes a los servicios, y capacitar a los funcionarios en la lucha contra la discriminación y protección de los derechos humanos.

Otras medidas que pueden ayudar son ofrecer intérpretes para quienes no hablen el idioma o invertir en comunicación, espacios y eventos relacionados con la inclusión para combatir la xenofobia.

Existen muchas buenas prácticas llevadas a cabo por municipios que han sabido cómo garantizar la inclusión de la infancia refugiada. Oficinas de orientación para las familias, formación sobre movilidad humana para los funcionarios o ejemplos como el proyecto “Los grandes vecinos” en Francia, un innovador centro para refugiados que se convirtió en el punto de encuentro local entre el vecindario y las personas migrantes.

 

Seis acciones de los municipios ante la llegada de refugiados

 

Muchas de las normas y sistemas que atañen a las personas migrantes o refugiadas, como las solicitudes de asilo o la reunificación familiar, se deciden y aplican a nivel estatal; sin embargo, aquellas que más afectan a su día a día tienen carácter local.

En 2019, UNICEF España creó un programa de seis acciones para que los municipios -dependiendo de sus dimensiones, capacidades y características- promuevan los derechos de todos los niños y niñas refugiados, migrantes y desplazados internos:

  1. Proteger a la infancia en tránsito de la violencia, abuso y explotación
  2. Poner fin a la detención de niños y niñas migrantes
  3. Mantener unidas a las familias y reconocer a los niños un estatus jurídico
  4. Escolarización de los niños y niñas refugiados, migrantes y desplazados internos, y acceso a servicios básicos
  5. Abordar las causas fundamentales del desarraigo de los niños de sus hogares
  6. Promover medidas para combatir la xenofobia y la marginación

 

 

Comparte

Compartir

Últimas noticias

Ir al contenido