«Hemos podido conocernos al fin»: El Consejo Estatal celebra su primer encuentro presencial

18/05/2022 | Adolescencia y juventud, Participación Infantil, Política Estatal, Previas, UNICEF

Miembros del Consejo en Toledo. Fotografía: Alex Pascual

 

  • Los días 14 y 15 de mayo en Toledo, los chicos y chicas del Consejo Estatal de Participación Infantil han celebrado su primera reunión presencial para continuar diseñando el funcionamiento del Consejo

 

“Estoy muy emocionada porque este fin de semana por fin nos vamos a conocer en persona, nos vamos a reunir en Toledo y nos lo vamos a pasar muy bien. Tenemos muchas cosas que hacer. Va a ser súper divertido”, dice Ana, de 12 años y del consejo local de Alpartir (Aragón).

 

“El encuentro de este fin de semana va a ser inolvidable. Vamos a ponernos cara presencialmente después de estar seis meses de forma online y a través de una pantalla. Creo que los temas que vamos a tratar son muy importantes”, añade Santiago, de 15 años y representante del grupo asesor de UNICEF España.

Ana y Santiago forman parte del Consejo Estatal de Participación Infantil, órgano creado en 2021 tras años de demanda por parte de la infancia. Los pasados sábado 14 y domingo 15, los dos se reunieron con otra treintena de chicos y chicas en Toledo en un encuentro muy especial: la primera reunión presencial del Consejo Estatal.

El encuentro tenía como objetivo para los chicos y chicas continuar el diseño de este órgano de participación, incluyendo su reglamento interno y su logo, pero sirvió también para «desvirtualizarse» y conocerse en persona después de meses de reuniones telemáticas debido a la pandemia.

 

 

¿Qué es el Consejo Estatal?

 

El Consejo Estatal de Participación Infantil está formado por 34 chicos y chicas de 8 a 17 años y adscrito al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. Se trata de un órgano permanente de consulta, cuyo objetivo es favorecer la participación para que los niños, niñas y adolescentes expresen libremente sus ideas y sean tenidos en cuenta en la toma de decisiones acerca de cuestiones que les afectan a nivel estatal.

“Creo que este consejo nos da a los niños, niñas y adolescentes una oportunidad muy importante que no podemos desaprovechar: la de que nuestras preocupaciones, ideas y opiniones lleguen al Gobierno de una forma más directa”, opina Santiago.

Una breve historia:

2017

Su creación es una demanda que venía de lejos. La idea que la infancia contara con un consejo a nivel estatal se mencionó durante la primera comparecencia de chicos y chicas en el Congreso de los Diputados, en el año 2017.

2020

La pandemia dificultó las cosas pero no impidió que el proyecto se pusiera en marcha. En julio de 2020 los chicos y chicas se reunieron de forma online con representantes del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 para sentar las bases del diseño de este Consejo.

2021

Finalmente, el Consejo se creó en octubre del año 2021, y comenzó su andadura en diciembre de ese año. Desde el principio se ha incluido a los niños y niñas en el diseño del propio Consejo.

 

Otro paso más: el primer encuentro presencial

 

Debido a la pandemia, no ha sido hasta el pasado 13 de mayo cuando los chicos y chicas miembros del consejo han podido verse las caras por primera vez. El encuentro de los 34 chicos y chicas tuvo lugar ese día en Toledo. El Castillo de San Servando, edificio mudéjar del siglo XI, fue escenario de las jornadas de los días 14 y 15, en las que los participantes constituyeron los órganos del Consejo y su reglamento interno, y crearon su propio logo.

El día 14 asistieron Lucía Losoviz, Directora General de Infancia y Adolescencia del Ministerio de Derechos Sociales, y varios representantes de autoridades de Castilla-La Mancha.

 

 

La asociación “La Maraña” preparó sesiones de trabajo en grupo para facilitar que los chicos y chicas expresaran su opinión y necesidades, y se llevó a cabo una dinámica entre infancia y adultos.

Seguidamente se eligió el grupo motor: “Es el núcleo que tiene que asegurar todo el funcionamiento de la asamblea, que se toman las decisiones y se llevan a cabo”, explica Sílvia Casanovas, responsable de políticas locales y participación de UNICEF España, que también estuvo presente. Para seleccionar al grupo motor, los niños y niñas interesados presentaron su candidatura y se votaron entre ellos.

El trabajo en grupo se llevó a cabo en diferentes comisiones, que abordaban temas distintos: educación, medioambiente, elaboración de la normativa interna, etc. Por un lado se formó un grupo de trabajo formado por niños y niñas y por otro, uno de adultos, entre los que había técnicos de consejos locales y algunas familias acompañantes.

 

Fotografías de las jornadas. Autor: Álex Pascual

 

Al día siguiente se compartieron las conclusiones entre ambos grupos y apuntaron su valoración del proceso en un mural.

“El domingo expusimos nuestras conclusiones y proyectos que fueron todos muy interesantes, muy completos. Pero también fue un día triste porque nos tuvimos que despedir, se acabó el encuentro, hasta el próximo”, concluye Santiago.

“Ha sido un fin de semana muy bonito, hemos podido hacer amistades y vernos al fin. Ha sido muy positivo, tengo ganas de repetir. He aprendido bastante de mis compañeros y de los temas que tratamos”.

 

Comparte

Compartir

Últimas noticias

Ir al contenido