España se sitúa en la mitad de la tabla de países ricos en políticas de conciliación familiar. Suecia, Noruega, Islandia, Estonia y Portugal, tienen las políticas más favorables a las familias.

 

© UNICEF/UN0312202/Sokol

Desde UNICEF hemos analizado las políticas de conciliación familiar de 41 países integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Unión Europea (UE), los resultados están recogidos en el informe ¿Son los países ricos más favorables a las familias? Análisis de las políticas de conciliación en la OCDE y la UE. España se sitúa en la mitad de la tabla. Ocupa un puesto 14 de los 31 países europeos. La conciliación en España mejora pero es insuficiente. Los datos comparados, corresponden a 2016 pero el informe incluye actualizaciones.

El estudio comparativo forma parte de nuestro compromiso con la defensa de los derechos y protección de la infancia. Se trata de un paso más en la campaña La primera infancia, importa,  iniciado hace tres años.

El análisis concluye que Suecia, Noruega, Islandia, Estonia y Portugal ocupan los primeros puestos en políticas de conciliación. Se basa en los datos comparables más recientes sobre:

  • Permisos parentales relacionados con la infancia
  • Políticas de lactancia materna
  • Servicios de cuidado y educación en primera infancia

 

Situación actual en España

El informe determina que en España los permisos parentales remunerados son ampliamente usados por padres y madres, pero al ser más breves los paternos, el cuidado sigue recayendo fundamentalmente en la mujeres. Cuando no son remunerados el panorama cambia: solo 1 de cada 10 excedencias por cuidado de hijos son usadas por hombres.

Por otro lado, las tasas de lactancia materna han crecido, pero están lejos de las recomendaciones de la OMS y UNICEF. Los datos también muestran que la falta de acceso a la educación universal en la etapa de 0-3 años, responde a una oferta de servicios poco asequible y con plazas insuficientes.

La modificación de la ley en España busca ofrecer una situación de igualdad ante el empleo, entre hombres y mujeres. Para ello, ha empezado por ampliar el permiso parental que incorpora, desde abril de este año, una baja por paternidad (o para el otro progenitor) de 8 semanas. Con ello, además de facilitar la conciliación entre empleo y familia, se busca aumentar la corresponsabilidad en la crianza.

 

Año 2019

Semanas de baja

Primeras semanas tras el parto Semanas restantes

Deseable

Madre biológica

16 semanas 6 semanas

  • inmediatamente tras el parto
  • a jornada completa
10 semanas

  •  en periodos semanales
  • de forma acumulada o interrumpida
24 semanas

  • obligatorias
  • intransferibles por progenitor
  • según la necesidad de cada familia.
Padre/ otro progenitor 8 semanas 2 semanas

  • inmediatamente tras el parto
  • a jornada completa
 

6 semanas

  •  en periodos semanales
  • de forma acumulada o interrumpida

24 semanas

  • obligatorias por progenitor
  • que puedan disfrutarse según la necesidad de cada familia

 

Cómo mejorar la conciliación

En el documento también se exponen algunas indicaciones, dirigidas a los gobiernos, para modificar sus políticas de conciliación y mejorar así la calidad de vida familiar en sus países:

  • Proporcionar a los progenitores un permiso parental remunerado de, al menos, seis meses.
  • Permitir que todos los niños tengan acceso a centros de educación infantil: de calidad, apropiados a su edad, asequibles y accesibles (con independencia de sus circunstancias familiares).
  • Garantizar transición entre el final del permiso parental y el inicio del cuidado en una escuela infantil.
  • Permisos amplios y remunerados, y facilidades para hacer parones en el trabajo para amamantar en un lugar apropiado.
  • Supervisar programas y políticas con análisis de datos para ver la evolución comparativa entre países.

Estas medidas están orientadas hacia una conciliación de calidad, fácil de practicar por las familias y cuyo principal objetivo se centra en continuar con el desarrollo de las niñas y los niños sin interrupciones. En UNICEF creemos que una buena política de conciliación refuerza el vínculo familiar y mejora la estimulación temprana, algo fundamental en la primera infancia. La presencia de los padres en esta etapa es determinante porque en las niñas y niños se genera el vínculo de apego. Se trata de lo más importante en las etapas tempranas de la vida de una persona. Supone una relación fundamental que marcará el desarrollo posterior: a nivel social, de identidad, emocional…y solo es posible establecerlo con la persona o personas referentes, llamados cuidadores principales, es decir, quienes están presentes atendiénlos.

Campaña #PorlaConciliacionReal

A raíz de estos datos desde UNICEF Comité Español seguimos apostando por  cambios en a las políticas de conciliación actuales en un marco de corresponsabilidad entre los gobiernos, las familias y las empresas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y la cohesión social. Por ello, en abril se lanzó la campaña #PorlaConciliacionReal. 

Exige al Gobierno mejoras en la conciliación a través de tres medidas:

  1. Permisos de maternidad y paternidad: iguales, obligatorios e intransferibles.
  2. Aumento del permiso maternal a 6 meses, como mínimo.
  3. Incentivos fiscales y bonificaciones para empresas que promuevan medidas de conciliación familiar.

Todo ello, pilares fundamentales de sociedades que promueven el desarrollo y la sostenibilidad, en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

“Todos los niños tienen derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo; los Estados tienen la responsabilidad de apoyar a los padres en la crianza, especialmente si los progenitores trabajan”, Convención de los Derechos del Niño.