¿Cómo se van a proteger los derechos durante la pandemia? La infancia se lo pregunta al Secretario de Estado de Derechos Sociales

29/09/2020 | Covid-19, Derechos de la Infancia

Derechos Sociales

Encuentro de los chicos y chicas con Nacho Álvarez Peralta, secretario de Derechos Sociales

 

  • Ocho chicos y chicas de consejos de participación y asociaciones dialogan con Nacho Álvarez Peralta, Secretario de Estado Derechos Sociales, sobre temas que les preocupan, como la pobreza infantil, el mercado laboral, la vivienda o la participación
  • “Que las instituciones os tengan que escuchar para participar en las decisiones va a enriquecer el desarrollo legal que tiene que ver con los derechos de la infancia”

 

Salir de una crisis sin dejar atrás a nadie sólo es posible protegiendo a toda la ciudadanía. Y, para ello, es necesario escuchar todas las voces, incluyendo la voz más ignorada: la de la infancia. El pasado 28 de septiembre, Nacho Álvarez Peralta, Secretario de Estado de Derechos Sociales del Gobierno, tuvo un encuentro online muy especial: un diálogo con ocho chicos y chicas de diferentes estructuras de participación infantil y adolescente impulsadas por UNICEF España y la Plataforma de Organizaciones de infancia, que quisieron conocer de primera mano qué está haciendo el Gobierno para paliar los efectos de una crisis sanitaria y económica que ha alterado la vida de todos.

Álvarez ha apostado por un tono cercano, explicaciones claras y ha reconocido que reuniones como esta no son solamente un compromiso: “Es una forma de aprender, de interiorizar vuestras preocupaciones y en la medida de lo posible hacerlas nuestras”, ha aclarado.

Después de un par de preguntas para romper el hielo, los chicos y chicas han planteado sus dudas sobre la pobreza infantil, la transición a la vida adulta o la creación de un órgano estatal de participación infantil y adolescente, y han querido conocer de qué forma las políticas públicas serán capaces de apoyarles en todos estos retos.

 

Protegiendo los derechos de todos y todas durante la pandemia

 

En una emergencia que ha llevado a paralizar la economía, los chicos y chicas creen que es importante tener en cuenta a los compañeros en situación menos favorecida. ¿Qué medidas va a adoptarse desde su Secretaría de Estado para paliar la pobreza infantil, considerando que España es uno de los países europeos que lidera esa lista negra? ¿Qué va a pasar con las familias que no tienen ingresos debido a la pandemia? Son las preocupaciones que han trasladado al Secretario de Estado de Derechos Sociales, que les ha explicado en qué consiste el fondo europeo de 140.000 millones de euros destinados a España, del que quieren invertir en accesibilidad y en la lucha contra la pobreza.

Para Gabriel González-Bueno, director general de Derechos de Infancia y Adolescencia del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, es importante introducir el enfoque de infancia en todas las políticas contra la pobreza: “Los niños necesitan cosas que quizá un adulto no, hay determinadas temas que tienen que ver con su desarrollo físico y psicológico que son urgentes”, ha señalado. Álvarez considera crucial erradicar la pobreza en los hogares y para ello ve muy útiles algunas medidas que se han tomado a raíz del Estado de Alarma para garantizar las rentas familiares, como los ERTES, y otras como la interrupción de los desahucios o la moratoria en el pago de las hipotecas.

El secretario de Estado ha hablado de la puesta en marcha por parte del Gobierno del Ingreso Mínimo Vital, una medida que ya existe en otros países europeos y a lo que puede acceder cualquier hogar de España que no cuente con un nivel de renta suficiente. Álvarez lo considera un “paso de gigante”, y si bien reconoce que se han dado algunas dificultades, espera enriquecer la ley en el trámite parlamentario.

Por último, facilitar la conciliación laboral también es una forma de no dejar atrás a nadie, especialmente en un contexto en el que un positivo en COVID-19 conlleva que padres y madres tienen que guardar cuarentena. ¿Cómo solucionar el problema que esto supone? Así se lo ha trasladado Santiago del grupo asesor de UNICEF. En este sentido, el Gobierno ha puesto en marcha propuestas como el plan Me Cuida para flexibilizar la jornada laboral.

 

La difícil transición hacia el mundo adulto

 

En un país con una alta tasa de paro juvenil y dificultad de acceso a la vivienda, muchos chicos y chicas ven el futuro con mucha incertidumbre. Rober, de Asturias, ha preguntado a Álvarez cómo puede paliarse estos problemas desde su ministerio. “Los jóvenes en nuestro país se emancipan más tarde, porque el acceso al mercado laboral es difícil, las condiciones son sumamente precarias”, ha analizado el secretario de Derechos Sociales. “Terminar con la precariedad laboral exige no solo erradicar la reforma laboral, sino crear un marco laboral nuevo”. Algo que no se consigue en unos meses, ha admitido, sino mediante un consenso social. También ha puesto énfasis en la importancia de la educación a la hora de acceder a un empleo.

Noah, del Grupo Asesor de UNICEF España, ha sacado a la luz otro tema estelar entre las preocupaciones de los adolescentes con un pie en el mundo adulto: el acceso a la vivienda. “En Europa hemos asumido que algunos bienes y servicios son públicos y deben estar garantizados para todos”, ha señalado Álvarez. “Con la vivienda, sin embargo, en España no pasa eso: asumimos que cada cual se lo resuelva como pueda. Es un ámbito donde la regulación, el control público, son muy limitados”. Y ha puesto el ejemplo de la ciudad de Viena, donde el precio de alquiler social está regulado y a cuyo modelo cree que hay que aspirar: por ello, ha informado a los chicos y chicas de que desde su secretariado han incluido en el acuerdo de colación del Gobierno una propuesta de regulación de los precios de los alquileres para que no superen el 30% de la renta de los hogares. “Pero esto hay que ejecutarlo”, ha apostillado.

 

Comunicar, informarse y participar: otros derechos de la infancia

 

Que se les incluya en el discurso es otra reivindicación de la juventud. Durante la pandemia a los niños, niñas y adolescentes no sólo no se les ha informado adecuadamente, sino que ha existido una tendencia por parte de los medios de comunicación a culpabilizar a la juventud, identificándoles como irresponsables y vehículos de contagio, llegándose a niveles de criminalización con los colectivos de chicos y chicas migrantes. “¿Cómo podemos desarrollar un pensamiento crítico si nuestra fuente al mundo exterior son las personas que nos transmiten esa información de forma indirecta?”, se ha preguntado Jorge, de la Plataforma de Infancia. Su compañera Alba ha puesto el ejemplo a los documentos de carácter oficial, cuyo vocabulario es a veces difícil de entender para los más jóvenes: “Hacer entendible los documentos oficiales para poder entender una ley es una forma de democratizar la información y de democratizar el poder”, ha reivindicado.

“Pretender comunicar a niños, niñas y adolescentes sin contar con ellos es normal que sea difícil”, ha reconocido Álvarez. En un contexto de crisis sanitaria por el COVID-19, señala que es necesario que las campañas para concienciar estén dirigidas a la gente joven, pero siempre contando con ella. González-Bueno ha observado que cuando se quiere sí se hace bien (por ejemplo, las empresas de publicidad), y ha señalado que cualquier contenido que se pueda explicar a chicos y chicas sirve para el resto de la población. Dentro del derecho a ser informados, los chicos y chicas, como Erika del grupo asesor de UNICEF, se han preocupado por el tema de la educación sexual, que creen que debería ser más completa, y han hablado de la necesidad de fomentar la igualdad y la diversidad, para que no haya espacio para los discursos de intolerancia.

“Pretender comunicar a niños, niñas y adolescentes sin contar con ellos es normal que sea difícil”

En cuanto a la participación infantil y adolescente, entre los puntos principales que el Ministerio ha propuesto en temas de infancia y adolescencia se encuentra la puesta en marcha de un Consejo Estatal de Participación Infantil y Adolescente. La primera piedra de este proyecto se puso en febrero de este año antes de ser frenado por el COVID-19. Aunque no ha sido capaz de dar fechas, Álvarez ha conformado que este consejo está en la hoja de ruta de su Secretaría de Estado y que aspiran a que pueda garantizar el ejercicio del derecho a escucha y de la participación de niños, niñas y adolescentes, y que sea “una voz cualificada y autorizada en el diseño de políticas públicas que atañen a la infancia y adolescencia”.

González-Bueno ha añadido que este órgano tiene que ser también un consejo propositivo, es decir, que también pueda plantear cuáles son los temas que se deben abordar. “Creemos que el derecho a la escucha, a ser tenido en cuenta, a que las instituciones os tengan que escuchar para participar en las decisiones, va a enriquecer todo el desarrollo legal que tiene que ver con los derechos de la infancia y adolescencia”, ha concluido Álvarez.

«Van a venir momentos muy difíciles y los chicos y chicas tienen que ser parte, tienen que ser escuchados y sentirse activos en la respuesta que vamos a dar a los nuevos desafíos que vienen”.

Por eso mismo, este tipo de encuentros de la infancia y adolescencia con sus representantes son tan importantes. Para Ricardo Ibarra Roca, director de la Plataforma de Infancia, este diálogo de Nacho Álvarez con los chicos y chicas es una oportunidad única: “Vamos a seguir apostando por ese tipo de procesos. Hay mucho de lo que opinar y los niños, niñas y adolescentes tienen deben tener la oportunidad de diseñar ese nuevo mundo”. Lucía Losoviz, Responsable de Políticas de Infancia de UNICEF España, está de acuerdo: “Este espacio es un primer paso. Van a venir momentos muy difíciles y los chicos y chicas tienen que ser parte, tienen que ser escuchados y sentirse activos en la respuesta que vamos a dar a los nuevos desafíos que vienen”.

 

Comparte este artículo

Últimas noticias