¡Los niños toman la palabra!

Desde el enfoque de los derechos de infancia, la participación infantil y adolescente es un principio rector de la Convención sobre los Derechos del Niño, donde se insta a los Estados a:

  1. Garantizar al niño y a la niña que esté en condiciones de formarse un juicio propio, el derecho a expresar libremente sus opiniones sobre los asuntos que le afectan.
  2. Y a que tales opiniones sean debidamente tenidas en cuenta en función de la edad y madurez del niño y niña que las expresa.

En este sentido, es básico poder establecer un proceso donde niños, niñas y adolescentes tengan la oportunidad de expresar su opinión y que ésta sea considerada en su entorno, tomando en cuenta todos los asuntos que le afectan. Los artículos 12, 13, 14, 15, 16 y 17 de la Convención inciden también en la libertad de expresión, de pensamiento y de asociación libre, entre otros.

El propio Comité de los Derechos del Niño establece en su Observación General nº 12, el desarrollo para la adecuada aplicación por parte de los Estados del artículo 12 de la Convención, en cuanto al derecho del niño a ser escuchado (2009). El Comité reafirma en la observación el derecho de todos los niños a ser escuchados y tomados en serio constituye uno de los valores fundamentales de la Convención.

Por otro lado y según Roger Hart, la participación se define en relación “con los procesos de compartir las decisiones, que afectan a la vida propia y la vida de la comunidad en la cual se vive. Es el medio por el cual se construye una democracia y es un criterio con el cual se deben juzgar las democracias. La participación es el derecho fundamental de la ciudadanía.” (Hart 1993:5).

De acuerdo a lo anterior, uno de los pilares fundamentales de este Programa, que se traduce tanto en líneas de acción como en un enfoque concreto es la Participación Infantil y Adolescente. Dentro de las líneas de acción se encuentran:

Promoción de órganos de participación en los Gobiernos Locales

En este sentido se busca promover y generar mecanismos reales de la participación infantil y Adolescente. Es por ello que uno de los requisitos para obtener el Sello Ciudad Amiga de la Infancia, es que el Gobierno Local cuente con un órgano de participación infantil y adolescente, es decir un espacio donde dar voz a los niños, niñas y adolescentes, para que sus opiniones y propuestas sean tenidas en cuenta en las decisiones de los Gobiernos Locales, de las organizaciones y de las personas adultas en general. En definitiva una herramienta eficaz y real para la identificación y puesta en práctica de soluciones a los problemas que les afectan.

Encuentros de Consejos de Participación Infantil y Adolescente

Los Encuentros de Consejos de Participación Infantil y Adolescente son espacios donde niños y niñas de distintos municipios se cada dos años para debatir sobre asuntos que les preocupan. A la fecha han tenido lugar en Avilés (2010), Málaga (2012), Guadalajara (2014) y Santander (2016). Este evento es organizado en alianza con la Plataforma de Infancia y un municipio del territorio Español, como anfitrión.

Conoce más sobre las propuestas que han realizado en el último Encuentro que tuvo lugar entre el 4 y el 6 de noviembre de 2016, lee su manifiesto.

Los niños y niñas hacen propuestas sobre el mundo que quieren

Noticias relacionadas

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter