Salvaguarda infantil: 8 cosas que no debes olvidar para proteger a la infancia

28/10/2022 | Destacada, Previas

 Salvaguarda infantil

Foto de Anna Samoylova en Unsplash

 

  • Ese es el protocolo de salvaguarda que debe tener en cuenta los adultos acompañantes en acciones de participación con niños, niñas y adolescentes

 

En cualquier actividad o encuentro con la infancia, así como en procesos de participación infantil, hay que asegurar que niños, niñas y adolescentes se sientan bien y se encuentren en un espacio seguro. Se trata de una responsabilidad compartida, donde debe primar el interés superior de cada niño y niña.

Por eso, desde UNICEF España impulsamos una política de salvaguarda infantil, tanto a nivel interno, como en las actividades que promovemos, como explica Sílvia Casanovas, responsable de políticas locales y participación de UNICEF España.

 

¿Qué es la salvaguarda infantil? Se refiere a todos los procedimientos y acciones que ponemos en marcha para prevenir o reducir cualquier riesgo para los niños y niñas con los que entramos en contacto.

 

Cumplir con el protocolo de salvaguarda es responsabilidad de todos y todas. Las personas adultas acompañantes de eventos o actividades (que suelen ser técnicos municipales o personas de asociaciones en los eventos que impulsamos desde el área de políticas locales y participación de UNICEF España) tienen que ser muy conscientes de las situaciones que pueden presentar riesgos para los chicos y chicas, de forma que puedan adoptar las medidas apropiadas.

Estas son ocho pautas de la salvaguarda infantil a tener en cuenta en las acciones de participación de niños, niñas y adolescentes:

 

1. Tareas del acompañante adulto

 

La persona adulta será responsable de los niños o niñas a su cargo en todo momento durante la celebración del encuentro. Se hará responsable de su grupo incluso durante las comidas, así como en las actividades de ocio y tiempo libre, y deberá asegurar la puntualidad en el inicio de las actividades. También, si el niño o niña se encuentra enfermo o presenta una necesidad particular.

  • Durante la noche, deberá mantenerse en las instalaciones del alojamiento.
  • La persona adulta acompañante deberá tener actualizado el certificado negativo de delitos de naturaleza sexual y debe cumplimentar el documento correspondiente, así como suscribir las pautas de salvaguarda del Encuentro.

 

2. Autorizaciones

 

Todo niño o niña debe contar con una autorización debidamente cumplimentada, acompañada por al menos uno de los DNI de sus tutores legales, de la persona acompañante y del participante.

  • Las autorizaciones y el respaldo de DNIs deben ser remitidos a UNICEF España vía online junto con el formulario de inscripción.

 

3. Imágenes y referencias

 

En caso de documentar o registrar las actividades en las que aparecen niños o niñas, hay que tener cuidado con la información que se publica sobre ellos. Solo se utilizará el nombre, edad y municipio (o la asociación, si se da el consentimiento). Bajo ningún concepto se publicarán los apellidos, ni lugar específico de referencia (barrio, centro educativo…).

En cuanto al registro de imágenes, los niños y niñas deben haber entregado un documento con el consentimiento de utilización de su imagen; de lo contrario, no podrán ser fotografiados o grabados.

  • Incluso con la autorización previa, al iniciar la actividad el adulto acompañante se asegurará que no existe ningún impedimento por parte de los niños, niñas o adolescentes en aparecer en fotos o vídeo. Posteriormente, cualquier niño o niña podrá rescindir su autorización de uso de imagen si no está de acuerdo con el contenido. Respetaremos en todos los casos, la opinión de los niños y niñas de no querer aparecer en las fotos.
  • Desde UNICEF España garantizaremos en todo momento que las imágenes de los niños, niñas y adolescentes responden a la dignidad y al marco global de sus derechos.

 

4. En caso de emergencias

 

Para el encuentro se asignará a una persona responsable de UNICEF España como punto focal de salvaguarda infantil. Cualquier situación de emergencia deberá ser comunicada a este punto focal, que coordinará con el adulto acompañante la comunicación inmediata a su tutor o tutores legales de referencia.

Así, en caso de emergencia y necesidad de atención médica, será el adulto acompañante de referencia quién deberá acompañar al niño o niña al centro de salud. Se manejará el caso concreto con total confidencialidad y cuidado.

 

5. Instalaciones

 

En cuanto a las instalaciones de los encuentros, existen varias pautas:

  • Ningún adulto podrá dormir en la misma habitación a solas con un niño o niña, bajo ningún concepto.
  • Se organizarán las habitaciones en función del género, tanto en el caso de los menores de 18 años como en el caso de equipos adultos.
  • Se velará porque las instalaciones tengan las medidas de seguridad adecuadas, considerando en todo momento las necesidades específicas de los y las participantes.

 

6. Necesidades específicas

 

En los formularios de inscripción suele pedirse información específica sobre dietas y necesidades alimenticias (considerando alergias, intolerancias, pautas culturales…).  También se deberá consultar si existe alguna pauta de medicación para tener en cuenta, siendo el responsable acompañante quién debe velar por una adecuada atención.

 

7. Comunicación

 

Debe existir también un protocolo de comunicación. Los adultos acompañantes son la persona de contacto, y cada niño o niña contará con dos números de emergencia: el del acompañante de la actividad y el de al menos un tutor o tutora legal. En caso de que el participante tenga más de 14 años, se le podrá incluir en las comunicaciones, pero siempre con la persona adulta de referencia.

  • Se evitará llamar telefónicamente y de manera exclusiva al niño o niña, y de ser necesario hacerlo se triangularán llamadas junto a su adulto de referencia.

Los adultos acompañantes también serán los interlocutores con UNICEF España a efectos de convocatoria, gestión de autorizaciones, etc.

 

8. Código de conducta

 

Desde UNICEF España nos comprometemos a proteger a los niños del abuso y la explotación y responderemos a todos los avisos de abuso (ya sea real o presunto).

Es importante que las personas adultas acompañantes sean consciente de las situaciones que pueden presentar riesgos y se tomen las medidas apropiadas. También, que garanticen que haya un ambiente de respeto y un sentido de responsabilidad con otros adultos y adultas para que en caso de mala práctica o comportamiento potencialmente abusivo no quede sin respuesta.

  • Ni adultos ni niños o niñas deben, bajo ningún concepto, realizar acciones como agredir físicamente a otros, desarrollar relaciones sexuales, actuar de forma que pueda poner a un niño o niña en riesgo, consumir alcohol u otras sustancias, utilizar lenguaje o gestos inapropiados u ofensivos o mostrar un trato diferencial o discriminatorio, entre otras cosas.
  • Es preciso asegurar que los niños y niñas realizan las actividades de forma voluntaria y que el proceso de participación es respetuoso, adaptado a la edad, transparente e inclusivo.

 

 

Destacadas

Te puede interesar

Últimas noticias

Ir al contenido