Salud mental en la infancia y adolescencia: luchando contra barreras y estigmas

10/10/2022 | Adolescencia y juventud, Covid-19, Derechos de la Infancia, Salud, Salud mental

salud mental jóvenes

Foto de Riccardo Mion en Unsplash

 

  • En todo el mundo, uno de cada siete niños y adolescentes de 10 a 19 años tiene un problema de salud mental diagnosticado
  • La pandemia ha empeorado la situación: en 2020 los casos de suicidio en niños y niñas menores de 14 años se duplicaron
  • Aunque se han dado avances, «es necesario invertir más y mejor en servicios de salud mental para la infancia y la adolescencia», dice el director ejecutivo de UNICEF España

 

¿Qué es tener buena salud mental? Para la Organización Mundial de la Salud, es algo más que la ausencia de afecciones o enfermedades. Irene, de 11 años, lo tiene claro: es “sentirse bien, ser feliz, estar bien con uno mismo, no tener demasiadas preocupaciones…”.

Sin embargo, en todo el mundo, uno de cada siete niños, niñas y adolescentes de 10 a 19 años tiene un problema de salud mental diagnosticado. La mitad de los trastornos de salud mental comienzan en torno a los 14 años, y el 75% de todos esos trastornos se desarrollan a los 24. Sin embargo, la mayoría de los casos no se detectan y, por tanto, no se tratan.

En el origen de todos esos problemas puede haber muchos detonantes: “Pueden ser los problemas familiares, el acoso escolar, no sentirse bien con uno mismo o simplemente querer encajar en la sociedad y querer ser perfecto”, opina Irene.

 

“Los detonantes pueden ser los problemas familiares, el acoso escolar, no sentirse bien con uno mismo o querer ser perfecto”, Irene, 11 años

 

Con la pandemia, la situación ha empeorado. Los diagnósticos relacionados con trastornos mentales en Urgencias Pediátricas aumentaron un 10%, según la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría. Además, los datos oficiales sobre suicidio reflejan que en 2020 los casos de suicidio en niños y niñas menores de 14 años se duplicaron.

El último estudio de UNICEF España muestra más datos preocupantes. Entre los encuestados (de entre 11 y 18 años), el 15% presentó síntomas graves o moderadamente graves de depresión y la tasa de ideación suicida se sitúa en el 10,8%.

Pero no todos los niños y niñas padecían de estos síntomas por igual: el porcentaje era significativamente más alto entre las chicas, los niños y niñas no nacidos en España, los identificados como no heterosexuales y los chicos y chicas que viven en centros de protección.

 

Tomar conciencia sobre la salud mental

 

El dato positivo: cada vez existe más conciencia sobre la importancia de la salud mental, especialmente entre las generaciones más jóvenes. Junto al medioambiente, se trata de uno de los temas que más preocupa a la infancia y adolescencia. Los chicos y chicas tienen claro que la salud mental es un derecho y lo reclaman.

“La salud mental puede llegar a ser más importante que la salud física, los sentimientos lo son todo en nosotros”, señala Gorka, también de 11 años y miembro del Consejo Municipal de la Infancia y Adolescencia de Bilbao.

“A alguien que tiene problemas de salud mental le diría que busque a una persona de confianza y le cuente todo lo que le está pasando, o que busque un modo de contárselo a alguien: a un profesor, a tus padres, a tu mejor amigo o amiga… a cualquier persona. Esa persona, aunque sea menor, podrá tratar de ayudarla”, dice Gorka.

Irene coincide en que para recuperarte no vale con pensar ‘yo puedo’: “Tienes que pedir ayuda, tienes que hablar, no se va a solucionar solo”, dice. “Hay un montón de recursos, simplemente tienes que recurrir a alguno”.

 

Barreras y accesibilidad

 

La salud mental es un derecho; sin embargo muchas personas, incluyendo a los niños y niñas, chocan con numerosas barreras de acceso. Económicas, estructurales, relacionadas con el tabú que envuelve aún a la salud mental… etc. A menudo, los niños y niñas se encuentran con que no se le da importancia a sus problemas o que no se cuenta con su voz.

 

Pepa Horno: “Los recursos de salud mental están lejos de los niños y niñas”

 

“Algo que muchas veces pasa es que los problemas de los jóvenes, se les dice, ‘cuando seáis mayores ya veréis qué es un problema’. Eso es una barbaridad”, señala el psicólogo Alex Rodríguez durante una charla sobre salud mental celebrada los pasados 27 y 28 de septiembre en la Casa Encendida de Madrid.

“Como sociedad debemos ser capaces de que las personas jóvenes tengan voz y voto en cómo quieren participar, y la obligación de facilitarles las estructuras para que puedan participar en esos centros de atención”, añade José Luis Méndez, trabajador social de la Confederación Salud Mental España. “Es un derecho que las personas participen de una forma real y efectiva en sus procesos de recuperación”.

 

“Lo que buscamos es accesibilidad: que no haya barreras que dificulten que un joven pueda acceder”, Alex Rodríguez, de Konsulta’m

 

¿Cómo facilitar el acceso? Según Rodríguez, “los servicios y los profesionales tenemos que dar esas herramientas para que los jóvenes puedan usarlas”. Y ofrece un ejemplo: él es parte de Konsulta’m, programa municipal del Ayuntamiento de Barcelona de atención a los malestares psicológicos de jóvenes entre 12 y 22 años. Se trata de un programa accesible, situado en lugares de proximidad, de fácil accesibilidad, donde no es necesaria cita previa y la atención es inmediata.

“En mi consulta en Barcelona, lo que buscamos es accesibilidad: que no haya barreras que dificulten que un joven pueda acceder”. Por ello, la atención se ofrece en lugares como centros cívicos, casas de jóvenes, bibliotecas… “Lugares de accesibilidad rápida, anónimos. Que sean cercanos. Que no sea burocrático”, describe. “De lo que se trata es de poner como legítimo a aquello que les pasa a los jóvenes”.

 

Romper la brecha

 

José María Vera, director ejecutivo de UNICEF España, celebra los avances que se han dado en torno a la salud mental: “Hay una conversación más amplia, se está hablando de la salud mental de los niños, niñas y adolescentes”. También valora la inversión en salud mental contemplada en los Presupuestos Generales del Estado 2023: “Empieza a haber una mayor inversión en estos últimos presupuestos se han aprobado algunas partidas que van a permitir avanzar en la atención y la prevención”, opina.

Sin embargo, para Vera continúa habiendo una brecha muy significativa: “Acabar con el estigma y la discriminación es una labor de todos, desde los gobiernos hasta la sociedad, pasando por organizaciones como UNICEF”, asegura.

 

“Acabar con el estigma y la discriminación es una labor de todos, desde los gobiernos hasta la sociedad y las organizaciones”, José María Vera, director ejecutivo de UNICEF España

 

Para hacerlo, desde UNICEF España proponemos algunas medidas recogidas en el reciente estudio:

 

  • Inversión: promover políticas públicas integrales de salud mental de la infancia y la adolescencia con todos los sectores implicados, y garantizar servicios adecuados de prevención, detección precoz, promoción y atención de la salud mental.
  • Reforzar el papel de los centros educativos a través del Coordinador de Bienestar y Protección (figura que ha empezado a operar este curso escolar).
  • Apoyar a las familias reforzando los programas que ofrezcan herramientas y acompañamiento para contribuir al bienestar emocional de sus hijos, la detección precoz de los problemas de salud mental y a la prevención de la negligencia y los abusos.
  • Promover el final del estigma y la discriminación a través de campañas de salud pública y la acción conjunta entre gobiernos, organizaciones de la sociedad, medios de comunicación y personal sanitario para acabar con el estigma.

 

“Para mejorar su bienestar emocional y acabar definitivamente con el tabú y el estigma, es necesario invertir más y mejor en servicios de salud mental para la infancia y la adolescencia”, dice Vera.

“Insistimos en la necesidad de dotar de suficientes recursos las acciones para la infancia del Plan de Acción de Salud Mental 2022-24, así como de aumentar la disponibilidad de los recursos especializados para atender a niños, niñas y adolescentes”, concluye el presidente de UNICEF España, Gustavo Suárez Pertierra. “Desde UNICEF España pedimos un compromiso conjunto y decidido”.

 

Destacadas

Te puede interesar

Últimas noticias

Ir al contenido