Un reloj de arena para sumar horas a la conciliación familiar

Arranca la segunda fase de la campaña #PorLaConciliaciónReal de UNICEF Comité Español, que recoge firmas para pedir que se aprueben unas políticas que hagan más fácil que padres y madres dediquen tiempo a la infancia. 

 

¿Equilibramos la vida laboral y la familiar? Es una pregunta que, con el vaivén del día a día, muchas personas olvidan hacerse.

Para que volvamos los ojos hacia ello, el pasado 18 de septiembre de 2019, UNICEF Comité Español instaló un enorme reloj de arena en la Puerta del Sol y en el Parque del Retiro. Al activarlo, los padres y madres abrían una pequeña esclusa para dejar pasar la arena del compartimento del ámbito laboral al del ámbito familiar hasta equilibrarlos: un gesto que permitía visualizar la importancia de equilibrar la balanza del tiempo dedicado al trabajo y el que se dedica a la familia, y cuestionarse si ese equilibrio existe realmente.

 

 

“Hacen lo posible por pasar tiempo con nosotros pero hay días que no los vemos porque trabajan mucho”, dicen dos niños en el vídeo de la campaña refiriéndose a sus padres. Una madre coincide: “Es muy complicado hoy día trabajar y a la vez conciliar”. “No hay tiempo para dedicarles a los niños y es muy triste”, dice una abuela. Y una joven añade: “Siento que si tuviera hijos, en este momento y en este ambiente, se criarían solos”.

Esta acción simbólica llevada a cabo por UNICEF Comité Español es la segunda fase de la campaña #PorLaConciliaciónReal, lanzada en abril de este año, que recoge firmas para pedir que se aprueben unas políticas que hagan más fácil que padres y madres dediquen tiempo a la infancia. Con ella se pretende, además, dejar claro que la conciliación no es un privilegio sino un derecho de los niños y niñas.

Con la vuelta al colegio “se hacen más evidentes las dificultades que atraviesan las familias a la hora de equilibrar el trabajo con la vida personal y familiar”, ha explicado Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF Comité Español, que ha lanzado una advertencia: “La escasez de tiempo de calidad para las familias puede tener efectos negativos en el desarrollo de los niños y niñas, nuestro capital humano más valioso”.

 

España, insatisfecha con el tiempo dedicado a la infancia

 

España es uno de los países más insatisfechos de Europa en cuanto a medidas de conciliación: un 32% dice estarlo frente a la media europea del 20%, según el Eurobarómetro de 2018, y casi 2 de cada 3 padres y madres en nuestro país piensan que pasan menos tiempo del que deberían con sus hijos e hijas. Según el informe ¿Son los países ricos más favorables a las familias? de UNICEF, en España las políticas de conciliación están 8,7 puntos por debajo de las de Suecia (que se sitúa en primer lugar del ranking de países “conciliadores”).

El informe de UNICEF explica que Suecia, Noruega, Islandia, Estonia y Portugal ocupan los primeros puestos en materia de políticas de conciliación en los países de la OCDE y la UE, mientras que España está en la mitad de la tabla. En nuestro país, las madres disfrutan de 16 semanas de permiso retribuido y los padres, de 2,1, ubicándose el país en los puestos 27 y 17 (de 41 analizados) en cuanto a permisos parentales. Esto hace que, al ser más breves los permisos paternos, el cuidado sigue recayendo fundamentalmente en las mujeres.

Y las jornadas laborales no facilitan compaginar el mundo laboral y el familiar, como muestran los datos: el trabajo no permite a 1 de cada 10 personas dedicar el tiempo suficiente a sus hijos e hija y, según estadísticas del INE del año 2019, el 49,55% de los trabajadores dice no poder nunca o casi nunca modificar su jornada laboral para cuidar de sus hijos.

 

Medidas para implicar a todos

 

La campaña de UNICEF recuerda que la conciliación no es cosa sólo de padres y madres sino que todos (gobiernos, empresas, sociedad…) deben tomar medidas para que se cumpla.  Por ello empiezan pidiendo que se involucre el Estado, y pide que los líderes políticos, de cara a las elecciones de noviembre, incluyan en sus programas medidas para un compromiso real con la conciliación.

Esas medidas son:

Una Ley de permisos de paternidad y maternidad iguales, obligatorios e intransferibles

Una ley que contemple tramos de disfrute que no tengan por qué ser obligatoriamente simultáneos entre padre y madre, de acuerdo con la directiva de la UE de conciliación de la vida familiar y profesional. 

Extensión de los permisos de maternidad a un mínimo de 6 meses

Es lo recomendado por UNICEF y la OMS para promover la opción de la lactancia exclusiva durante los primeros seis meses de vida.

Incentivos a las empresas

Incentivos fiscales, bonificaciones y premios a aquellas empresas que promueva medidas de conciliación familiar como la flexibilidad o la racionalización de horarios, la seguridad laboral, modelos más flexibles de trabajo, reducción de horas extras, etc. De esa forma, la paternidad o maternidad no se penalizará en el entorno laboral.