Lanzamos la caja de herramientas del Reconocimiento de Ciudades Amigas de la Infancia

11/01/2023 | Educación, Gobernanza local, Metodologías, guías e indicadores, Participación Infantil, Política Local, Previas, UNICEF

caja herramientas unicef

 

  • La caja incluye recursos y materiales para ayudar a las Entidades Locales a impulsar políticas locales de infancia con enfoque de derechos
  • Accede aquí

 

Para un municipio, ser reconocido como Ciudad Amiga de la Infancia es un paso importante. No es un premio o un sello, es poner en valor los resultados de un proceso transformador para la vida de los niños y niñas. Las Entidades Locales que quieren optar a este Reconocimiento no están solas: desde UNICEF España las acompañamos en este camino.

Por eso, hemos lanzado nuestra caja de herramientas: un conjunto de recursos online para ayudarlas a impulsar sistemas de participación, mejorar la gestión de la política local de infancia y adolescencia y desarrollar políticas locales de infancia con enfoque de derechos.

 

 

Elaborada por el área de políticas locales de infancia de UNICEF España, en la caja de herramientas podéis encontrar materiales como guías, ejemplos de buenas prácticas, información útil en torno al enfoque de derechos de infancia o pautas para diseñar un plan de infancia.

Además, a la web se incorporarán vídeos con buenas experiencias contadas por los niños y niñas y un mapeo de consejos de infancia y espacios de participación.

En conjunto, es una serie de “recursos que queremos poner a vuestra disposición, que os puedan acompañar en el diseño de políticas de infancia de calidad”, dice Paola Bernal, Especialista en políticas locales de infancia de UNICEF España, durante la sesión online de presentación de la caja de herramientas, el pasado 21 de diciembre.

 

 

Herramientas para impulsar la participación infantil

 

La red de Ciudades Amigas de la Infancia, de la que ya forman parte 342 Entidades Locales en España y que cuenta con 458 estructuras de participación con más de 32.492 niños y niñas, tiene como bandera la participación infantil y adolescente. Una participación que debe cumplir siete claves para ser significativa y de calidad.

Pero, ¿de qué forma promovemos este derecho de todo niño y niña a ser escuchados? Helena Serrano, Especialista en participación infantil en UNICEF España, presenta los recursos que incluye la caja y explica de qué forma impulsamos la participación desde Ciudades Amigas de la Infancia en los municipios, con algunas pautas:

 

  • Ir más allá del consejo de infancia

En primer lugar, Serrano aclara que desde UNICEF España “queremos avanzar hacia un sistema de participación, hablar de participación infantil más allá del consejo de infancia e incorporar nuevas formas y espacios que fomenten la participación de niños y niñas”.

Los procesos de participación infantil pueden darse en otros espacios y proyectos de la entidad local, más allá de las áreas referentes de la iniciativa de Ciudades Amigas de la Infancia o que impulsen el consejo local de infancia, añade.

“Por ejemplo, mediante otros espacios participativos específicos con grupos vulnerables promovidos por el Ayuntamiento o las entidades, o a través de los presupuestos participativos”, ejemplifica.

 

  • Encuentros

Una de nuestras herramientas para potenciar la participación infantil es promover encuentros de los grupos locales de participación, tanto a nivel local como estatal.

A nivel local, tienen lugar los foros autónomos o las comparecencias con Gobiernos y Parlamentos autonómicos. A nivel estatal celebramos los Encuentros Estatales de Consejos locales: en 2022 se celebró el Séptimo Encuentro que reunió en Cáceres a casi 200 niños y niñas para dialogar sobre temas como el medioambiente, la salud mental o la pobreza infantil.

 

  • Aliados

“A la hora de poner en marcha espacios de participación no solo trabajemos con centros educativos, sino que también identificamos niños y niñas que participan desde otros espacios: son aliados clave”, destaca Serrano.

Un ejemplo es el grupo asesor de UNICEF España, formado por chicos y chicas que formaron parte de consejos de infancia y ahora han querido seguir trabajando en otras actividades, como organizar encuentros, dinamizar sesiones online, participar en tertulias o aportar sus ideas a la elaboración de los cuadernos de participación.

 

  • Cómo motivar a los niños y niñas a participar

Es una pregunta clave, y Serrano aporta algunas de las estrategias que la experiencia ha demostrado efectivas.

Una de ellas es aprovechar la experiencia de los chicos y chicas que ya han estado en consejos de infancia y que salen de ellos al cumplir los 18 años. “Que sean ellos los que motiven y ayuden a transmitir a otros niños y niñas la inportancia de estar dentro de los espacios de participación”, propone.

Otra propuesta es construir con ellos la metodología y el funcionamiento de los espacios de participación, incluyendo aspectos como qué canales usar para difundir las actividades: “Que os digan cómo es la mejor forma de llegar a los niños y niñas (a lo mejor una página web o el Facebook del Ayuntamiento no es la mejor opción)”, dice. Es algo que mejora la motivación y permite crear conciencia de grupo: “Hace falta un tiempo para que el grupo se asiente, se cree clima de confianza, se sienten bases del funcionamiento… Que sea un espacio donde los niños se sientan cómodos y sientan que se lo pasan bien”.

 

  • Rendición de cuentas

Finalmente, ponen de relieve la importancia de que exista una rendición de cuentas por parte de las autoridades. “Que ellos vean el impacto de sus acciones y se sientan orgullosos, que vean que se han podido reunir con el alcalde… Es decir, que ellos realmente sientan que lo que hacen tiene consecuencia para ellos y para su municipio”, explica Bernal.

Jesús Migallón, de la consultoría CIDALIA, está de acuerdo: “Se está haciendo esfuerzo por evaluar acciones, y la iniciativa de Ciudades Amigas de la Infancia ha promovido este desarrollo de indicadores para el seguimiento y evaluación, pero donde encontramos que se hace más es en el desarrollo de encuentros, plenos infantiles, donde se tiene esa devolución y rendición de cuentas hacia el ámbito político, espacios donde más se hace la rendición de cuentas”, dice.

 

Guía sobre gobernanza

 

Otro de los contenidos de la caja de herramientas es la Guía sobre gobernanza participativa y buen gobierno en las políticas locales de infancia, que ha presentado Migallón, bajo la premisa de que implementar estas dimensiones (buen gobierno, toma de decisiones…) proporcionan una metodología que va a mejorar bastante los procesos de trabajo y aprendizaje.

El objetivo de la guía es ofrecer una definición para profundizar en los mecanismos, espacios e instrumentos necesarios para hacer realidad una gobernanza transversal.

La elaboración de esta guía, en la que ha participado CIDALIA, ha sido un “proceso guiado por la escucha de los diferentes actores implicados en el marco de la gobernanza participativa”, dice Migallón, quien ha abordado temas como la gobernanza local, qué entendemos por bien gobierno o qué es una gestión del sector público eficiente y eficaz.

Destaca que las etapas de toma de decisiones, la de diseño de planes de infancia y la de aprendizaje y evaluación tienen algo en común: necesitan información e indicadores. “Hay una falta de cultura de datos en España muy importante, es algo en lo que tenemos que trabajar todos”, opina. “También hay falta de datos desagregados a nivel local, hay que mejorarlo, y no es solo responsabilidad de Entidades Locales: debemos reclamar al propio Estado que estos datos estén disponibles”.

 

Guía de indicadores

 

En efecto, para conocer hasta qué punto las políticas de infancia están dando resultados tenemos que hacer una evaluación, y uno de los instrumentos para hacerlo son los indicadores. Javier Malagón, Consultor y fundador de Entrenadores de Pensamiento, presenta la Guía de indicadores incluida también en la caja de herramientas.

“Algo que siempre nos va a interpelar es ¿hasta qué punto estas políticas están dando un resultado, y transformando la realidad? Tenemos que evaluar lo que estamos haciendo”, explica. “Para afrontar el reto de la evaluación tenemos que recurrir a instrumentos, y uno de ellos es los indicadores”.

Para Malagón, un indicador es algo sencillo, cuya dificultad no está en su formulación sino en su seguimiento y alimentación.

 

Guía: Indicadores, concepto y utilidad en las políticas locales de infancia y adolescencia

 

También ha mencionado otro documento que en breve tendremos en la caja de herramientas: la Guía ¿Cómo fortalecer el seguimiento de un plan local de infancia y adolescencia? Con este documento, las Entidades Locales podrán hacer el seguimiento de dichos planes con un enfoque de gestión basada en resultados.

Finalmente, Malagón ha puesto de relieve el recorrido histórico de las políticas de infancia con el acompañamiento de UNICEF: “Llevamos más de 20 años de políticas locales de infancia y adolescencia”, recuerda. “A lo largo de estos años se ha acumulado mucha experiencia y conocimiento, y es importante ponerlo en valor. Hay muchos ayuntamientos que ya han pasado por distintas etapas en el desarrollo de esta política”. Define este proceso como un “proceso de mejora continua” y en el que la participación de los niños y niñas siempre ha sido “un pilar fundamental”.

 

 

Destacadas

Te puede interesar

Últimas noticias

Ir al contenido