Más de 7.000 estudiantes participan en la semana contra la violencia de género en Valladolid

En el mes de mayo, Valladolid se ha convertido en el escenario de la lucha contra la violencia de género a través de la educación y la sensibilización. Un total de 7.300 estudiantes de 37 centros educativos de educación secundaria, bachillerato y formación profesional han participado en la Semana Escolar contra la Violencia de Género. Se trata de una iniciativa del Ayuntamiento de Valladolid cuyo objetivo es educar, prevenir y concienciar a niños, niñas y adolescentes, sus docentes y las familias acerca de este problema que persiste en la sociedad.

La actividad, promovida por la Concejalía de Educación, Infancia e Igualdad del Ayuntamiento, responsable igualmente de liderar en el municipio la iniciativa Ciudades Amigas de la Infancia, pretende, tal y como ha señalado la Concejala de Educación, Victoria Soto, “educar, prevenir y concienciar sobre la violencia de género”.

“Hay que trabajar en las aulas y abordar este problema también en el ámbito educativo”, ha añadido Soto. Para ello se ha tratado de divulgar entre la comunidad educativa conocimientos y, al mismo tiempo, prevenir actitudes, usos y creencias que favorecen la persistencia de esta lacra social desde la niñez y la adolescencia.

Ayudando a detectar la violencia de género desde la niñez

Entre las principales acciones que se han llevado a cabo destaca la edición de la novela juvenil ilustrada Amor amargo, dirigida a estudiantes de 12 a 18 años. Combinada con ilustraciones y cómics, narra la historia de un proceso de violencia de género en el seno de una pandilla de amigas y amigos. Lara, de cuarto curso  en el Colegio La Inmaculada, ha disfrutado de la lectura, que considera “un método para concienciar a los adolescentes de cómo deben establecerse las relaciones y una manera para que reconozcamos aquellas relaciones tóxicas, que pueden ser fatales para nuestro futuro. Además, nos hace reflexionar de cómo nosotros debemos actuar cuando vemos este tipo de comportamientos en nuestro entorno”. Cree además que “los consejos que aparecen en el libro nos han servido de mucha ayuda. Es importante que se siga educando en esta línea”.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Valladolid ha editado una guía para el profesorado que recoge propuestas de actividades para desarrollar en el aula sobre educación en igualdad y la prevención, la detección y actuación ante la violencia de género en adolescentes.

La Semana Escolar contra la Violencia de Género concluyó con la elaboración, por parte de todos los centros educativos participantes, de un mural colectivo en el que los y las estudiantes reflejaron sus puntos de vista sobre la violencia y los mecanismos para prevenirla.