Queremos nuestro mundo ideal y les damos a los adultos hasta 2030 para conseguirlo”. Son las palabras de los 63 niños, niñas y jóvenes de 25 concejos diferentes que participaron en el XI Encuentro Autonómico de Grupos de Participación Infantil y Adolescente del Principado de Asturias, celebrado en en Noreña. ¿Su objetivo? Reivindicar el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y hacer que sus opiniones y propuestas sean escuchadas por los adultos.

Mediante lecturas de manifiestos, pancartas, eslóganes, dibujos y obras de teatro, los participantes propusieron soluciones a diferentes problemas, debatieron sobre temas como el consumo responsable o la igualdad de género y transmitieron su mensaje: “Queremos que los adultos nos escuchen y se involucren tanto como nosotros”. En el encuentro se recogió el material necesario para la elaboración final de la guía infantil sobre cómo contribuir desde cada municipio a los ODS.

Un mundo mejor repartido

Los participantes han expresado que la riqueza en el mundo “no está bien repartida”, por lo que han propuesto “una redistribución de la renta (impuestos) y más controles a los que más tienen”, así como el aumento de la ayuda social.

También se han preocupado por la igualdad de género, proponiendo leyes más justas, y por el medio ambiente, abordando la problemática de la sobreproducción de plásticos y apostando por las energías renovables.  Los participantes se llevaron su propio cubo de reciclaje orgánico, una de las iniciativas de las que forma parte Noreña.

Educación  y sanidad

En cuanto al sistema educativo, los participantes pidieron una educación gratuita de verdad, menos memorización y clases más prácticas, asegurando que su generación es capaz de compaginar los libros con las nuevas tecnologías. “Es importante que los procesos educativos sean reales, con posibilidad de empleo real”, han aclarado.

También hubo críticas al sistema sanitario, que consideran que desatiende las zonas rurales, y las largas listas de espera.

Pilar Varela, Consejera de Servicios y Derechos Sociales, aseguró que a veces hay temas que “pasan de soslayo para los adultos”, por lo que pidió a los más jóvenes que siguieran “dándonos lecciones”.