Día Mundial de la Población: hablemos del reto demográfico

Jacek Dylag / Unsplash

 

Se calcula que la población mundial crece a un ritmo de 83 millones de personas al año. Una cifra que no da lugar a dudas: la demografía mundial es un reto que debe abordarse de forma urgente, y para ello Naciones Unidas estableció que el 11 de julio se celebrara el Día Mundial de la Población

Se trata de una jornada que aborda, cada año, un desafío distinto en torno a la población mundial: entre ellos, se han llevado a agenda temas como la inversión en jóvenes y adolescentes, el acceso universal a los servicios de salud reproductiva, la desigualdad, el acceso de las niñas a la educación o los retos de la juventud. También se han abordado las relaciones que tiene el crecimiento de población con el medio ambiente y el desarrollo. 

Durante la Conferencia Internacional de 1994 sobre la Población y el Desarrollo, 179 gobiernos reconocieron que la salud reproductiva y la igualdad de género son esenciales para lograr un desarrollo sostenible.

 

Tendencias de la población mundial y española

Larm Rmah / Unsplash

Cinco años después de la fundación de las Naciones Unidas, en 1950, se estimaba que la población mundial era de 2.600 millones de personas; a mediados de 2015, Naciones Unidas calcula que la población mundial alcanzó los 7.300 millones. Supone un aumento de 1.000 millones de personas en 12 años, y se espera que la población mundial alcance los 8.6 mil millones en 2030, 9.8 mil millones en 2050 y 11.2 mil millones en 2100.

En España, la tendencia es de crecimiento por primera vez en años, a pesar de la baja natalidad y en parte gracias a la llegada de personas migrantes. Según datos del Padrón Continuo del Instituto Nacional de Estadística (INE), la población española ha crecido hasta 47 millones, una cifra la que no se alcanzaba desde 2013. Algunas características de la población española con datos a 1 de enero de 2019 son:

  • es una población envejecida, con una edad media de 43 años
  • está compuesta por un 90% de españoles y un 10 % de extranjeros
  • se reparte casi a la mitad entre hombres y mujeres,
  • cuatro de cada diez personas vive en municipios de más de 100.000 habitantes

 

La infancia en España: desigualdad y dificultad de conciliación

Caroline Hernandez / Unsplash

En cuanto a la población infantil en España, la pobreza infantil sigue siendo una lacra: España es el cuarto país de la Unión Europea con mayor desigualdad infantil, y UNICEF Comité Español alertó de que el 31,3% de los niños y niñas españoles (un total de 2,61 millones) están en situación de pobreza relativa.

Por otro lado, el país sigue registrando un declive demográfico caracterizado por una baja natalidad y un número de nacimientos superado por el de muertes. Algunos motivos de esta tendencia a tener menos hijos son laborales y económicos: la crisis económica ha hecho caer la natalidad en el país. Pero también se incluye la falta de inversión en la infancia: España es de los países que menos gasto en protección social dedica a los niños y sus familias

Por último, un importante freno a la natalidad en España es la dificultad de conciliar. La población española es de las más insatisfechas de Europa con las medidas y sistemas de conciliación, y es por ello que se han llevado a cabo iniciativas como la campaña #PorLaConciliaciónReal de UNICEF para recalcar que se trata de un derecho no sólo de los adultos sino de los niños y niñas.