Carbajosa de la Sagrada, el pueblo en el que los niños también son maestros

Para los vecinos de Carbajosa de la Sagrada la escena de un niño con un micrófono haciendo preguntas no les provoca ninguna sorpresa. Es habitual que los más jóvenes saquen los micros de su propio programa de radio, Menuda Voz, a la calle para conocer de primera mano las opiniones de sus vecinos y unirlas después con las voces de otros niños.

En Carbajosa es habitual que los propios niños sean también periodistas, educadores, analistas, maestros.

Carbajosa de la Sagrada es un pequeño pueblo de Salamanca donde, al contrario que muchos otros pueblos de su alrededor, la población ha ido creciendo en los últimos años. Carbajosa es además un pueblo con cara de niño y adolescente: su pirámide poblacional es una de las más jóvenes de toda la Comunidad de Castilla y León.

Causa o consecuencia, desde el Ayuntamiento de la localidad siempre se han fomentado actividades y enfoques que promuevan la participación y el bienestar de su ciudadanía. “El Área de educación, cultura y deporte ha adquirido mucho peso en el pueblo, ya que al dotar de actividades culturales, educativas y deportivas la gente no se va a Salamanca, sino que convive en su pueblo”, explica Pedro Cenalmor, técnico, junto a Alicia Sanchez, del proyecto municipal La Ciudad de los Niños de Carbajosa. “Pero no queríamos unas actividades para consumir sin más. Las actividades debían nacer del compromiso social y de la participación de todos los componentes de la comunidad. El diseño de las actividades en un proyecto de animación comunitaria es cometido de toda la población, sin excepción alguna”, añade.

Con estas premisas, desde 2007 se empezó a buscar para el pueblo un proyecto global de infancia que respondiese a las necesidades de los niños desde los propios niños. Surge entonces el proyecto de la La Ciudad de los Niños de Carbajosa como un programa para fomentar la presencia de los más pequeños pero que a la vez integre a los demás, que proponga la convivencia lúdica y presencial en las calles, que fomente normas de convivencia para todos desde los y por los niños, que sirva de de ejemplo para la participación activa de los jóvenes y adultos.

“La ciudad de los niños es una forma de entender la ciudad, en la que el niño es el nuevo parámetro y garantía de que esta nueva ciudad es de todos. Mediante este proyecto pretendemos que los niños se impliquen cada vez más en su pueblo, proponiendo, influyendo y siendo actores protagonistas de la vida social de Carbajosa.”

El colegio como centro de operaciones de todas las actividades

Desde su primer año, en 2007, se diseñó desde la Concejalía de Educación un itinerario a seguir que se ha venido cumpliendo desde el inicio del mismo y que partió de un parámetro fundamental: la introducción del proyecto en la comunidad educativa.

Para los niños su colegio es un lugar propio, donde les están enseñando a participar en sociedad por lo que implementar una nueva acción en este ámbito era ideal”, explican. “La acogida por parte del profesorado del Colegio Pablo Picasso y , en la actualidad de los colegios de la Ladera e Isabel Reina de Castilla, fue sencillamente excepcional. Su implicación fundamental. De tal modo, que se ha incluido en el currículo oficial de educación, de los alumnos de tercero a sexto de primaria. En las asignaturas de conocimiento del medio, lengua y educación física”.

Un programa de radio, actividades deportivas y el diálogo en asamblea

De este modo, se propuso la participación activa desde el ámbito escolar, aplicando los conocimientos curriculares en la acción y mejora del entorno. El trabajo se centra en tres sesiones al mes, con cada curso de 3º a 6º de Primaria y se trabajan diferentes temáticas mediante tres bloques:

Con ojos de niños, es una sesión activa para conocer el tema a estudiar que se desarrolla en la hora de Educación Física a través de actividades deportivas como el senderismo.

Menuda Voz, es un programa de radio que desarrollamos en la hora de Lengua y en el que analizan cuestiones locales e internacionales a través de tertulias e invitados a los que entrevistan los propios niños y que les ayudan a sacar sus propias conclusiones. Todos los programas de radio los almacenan luego en el blog del proyecto.

En la Asamblea aprenden dialogar, a dar nuestra opinión, valorando ideas diferentes, respetando turnos de palabra y favoreciendo el bien común. Los niños y niñas proponen sus mejoras para el municipio y mediante sus representantes  las llevan al Consejo de niños que se reúne tres veces al año con el Alcalde.

El Club de Animación, aprendizaje de ida y vuelta entre niños y adultos

Después de introducir plenamente el programa en la escuela, lo siguiente era abordar el aspecto de dinamización social por parte de la iniciativa de las y los niños hacia el resto de la población.

El Club de Animación es un espacio físico organizado por ellos mismos, en el que juegan, hacen talleres y se relacionan entre sí y con el resto de miembros de la comunidad. A través de campañas, muchas veces propuestas por otras asociaciones o por el propio Ayuntamiento, logran sensibilizar a los adultos de la localidad y fomentar así la convivencia intergeneracional. “De esta manera la población infantil se implica de manera activa como organizador y como usuario. Y lo más importante que no se hace nada a nivel social en el pueblo sin contar con los niños”, explican.

Dentro del Club de Animación está el grupo de Cibercarba, que son adolescentes de la ESO adheridos a la red de Cibercorresponsales y que son representantes también en el consejo.

El Consejo de Niños y Niñas, a través de sus representantes (que proceden de la Asamblea y del Club de Animación), recoge las propuestas y reivindicaciones del resto de niños y jóvenes del pueblo que acaban presentando al Alcalde del municipio en cada uno de los tres plenos que celebran al año.

El reconocimiento del trabajo realizado en Carbajosa por y para los niños, pensando y procurando sus derechos e implicándoles en la transformación y crecimiento del municipio, hizo que en 2012 se le otorgara el reconocimiento de Ciudad Amiga de la Infancia y que hace apenas unos días, se les renovase el reconocimiento.

En el joven pueblo de Carbajosa de la Sagrada han logrado que a través de los niños se promueva la educación social del resto de la población y que la misma población sea también responsable de la educación de los más pequeños.

Niños aprendiendo y niños maestros.

Recursos

Comparte este artículo