La infancia de Andalucía toma la palabra y pide más protección para los niños refugiados

02/12/2016 | Ciudades Amigas de la Infancia, Derechos de la Infancia

En todo el mundo, 28 millones de niños están fuera de sus hogares, huyendo de la violencia y la inseguridad. Huyen, muchas veces con sus familias, muchas otras solos, en busca de refugio y para poder disfrutar de su derecho a una vida plena, a educación, seguridad y protección.

¿Qué ocurriría si nuestro pasaporte no señalase los países visitados sino las personas que acogemos en él?

Los consejos de infancia locales, así como cerca de 15.000 niños de 150 centros educativos de toda Andalucía, han trabajado durante las últimas semanas en el Pasaporte de Humanidad, una iniciativa que les ha permitido conocer de cerca la historia de tres niños: Mustafá, Ivine y Malak, forzados a dejar sus hogares a causa de las guerras.

El pasado 20 de noviembre, los niños andaluces celebraban así el Día Mundial de la Infancia,  expresando sus deseos de protección para los niños migrantes y refugiados. “Queremos aprovechar este Día de la Infancia para expresar nuestro deseo de acoger a todos los niños y niñas que buscan una vida mejor. Para ello hemos convertido el Parlamento de Andalucía en un lugar de acogida, y hemos llenado el patio de este edificio tan importante con más de 150 pasaportes de humanidad que reflejan nuestro derecho a tener una identidad y una protección. Mustafá, Ivine y Malak ya han sido acogidos por nosotros en nuestros pasaportes”, explicaba presidenta infantil en nombre de todos los niños, niñas y adolescentes que han participado en el pleno.

Los niños ocupan el Parlamento para exigir protección a toda la infancia

La jornada estuvo marcada por la voz de los niños. Un total de 138 niños, niñas y adolescentes pertenecientes a los consejos municipales de infancia y adolescencia de los municipios de Fuente Palmera, Nueva Carteya y Montilla (Córdoba), Nerva (Huelva), Alhaurín El Grande (Málaga) y La Roda de Andalucía y las Cabezas de San Juan (Sevilla), ocuparon hoy el Parlamento de Andalucía para hacer oír su voz, reclamar el cumplimiento de sus derechos y los derechos de los niños más vulnerables, este año con especial atención a la infancia migrante y refugiada.

“Este año queremos llamar la atención sobre las situaciones que vive la infancia afectada por guerras y conflictos armados, reclamando que todos los niños, niñas y adolescentes tenemos derecho a  un hogar, a poder estar con nuestras familias, a ser protegidos por nuestros gobiernos, a disfrutar de un ambiente positivo donde poder desarrollar nuestras capacidades. Tenemos derecho a salud, a educación… sin importar de dónde venimos. Los derechos de la infancia nos acompañan a cada niño y a cada niña allá donde vayamos, por muy duro que sea el camino”, explicó Paula López, representante del Consejo Municipal de Infancia de Fuente Palmera, de Córdoba, que ha abierto el turno de intervenciones -como presidenta del pleno infantil- para recordar la importancia de que los derechos, reconocidos en la Convención sobre los Derechos del Niño, se cumplan para todos los niños y niñas siempre y en cualquier lugar.

Los jóvenes consejeros fueron recibidos por Juan Pablo Durán Sánchez, Presidente del Parlamento de Andalucía, José de la Rosa, Presidente de UNICEF Comité Andalucía y los representantes de los grupos parlamentarios de PSOE-A, PP-A, Podemos y  Ciudadanos.

La semana de la infancia

Durante las semanas en torno al 20 de noviembre, los niños, niñas y adolescentes fueron absolutos protagonistas en los actos organizados para conmemorar el aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño; plenos infantiles, talleres sobre derechos de la infancia y actividades llevadas a cabo por ayuntamientos e instituciones de toda Andalucía. También se celebraron los premios del Defensor del Menor de Andalucía.

Comparte este artículo

Últimas noticias