Evaluación del Programa Ciudades Amigas de la Infancia

23/11/2015 | Ciudades Amigas de la Infancia, Destacada

Evaluar es un elemento fundamental del ciclo de mejora continua. En la búsqueda de la calidad, es necesario planificar las acciones; realizarlas; darles seguimiento y, finalmente, evaluarlas.

El Programa Ciudades Amigas de la Infancia nace en España en el 2001 fruto de la alianza de varias instituciones, entre ellas UNICEF Comité Español. A lo largo de estos ya casi 15 años de vida, se ha desarrollado ampliando su presencia territorial e innovando en la estrategia de servir como un instrumento de aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en el ámbito local español. En definitiva, en 2001 empezó un camino de generación de conocimiento, de identificación de proyectos, de aplicación de acciones con resultados en materia de infancia y de reconocimiento de Gobiernos locales comprometidos con la infancia.

En 2012, se hizo por primera vez un alto en el camino y se realizó una reflexión de los primeros 10 años de vida del Programa. Fruto de este análisis, realizado con actores clave del Programa, nació el documento ‘Diez años del Programa Ciudades Amigas de la Infancia’, que recoge los antecedentes e historia del Programa hasta ese momento.

Siguiendo este camino y el compromiso con la calidad por parte de los promotores del Programa, en 2015 se ha realizado la primera evaluación externa del mismo. Este trabajo, llevado a cabo entre mayo y septiembre de este año 2015 por la consultora Enclave, evaluación y enfoque de derechos, fue una evaluación de proceso, en concreto de los cuatro procesos principales dentro del Programa CAI:

•    Concesión Sello CAI;
•    Proceso de Buenas Prácticas;
•    Procesos de Participación Infantil;
•    Promoción del trabajo en red: RED CAI.

La evaluación considera al Programa CAI como un marco impulsor de políticas, donde la participación infantil, inherente al mismo, es un eje articulador, y que a lo largo de su trayectoria ha contribuido a que las políticas municipales cuenten con un enfoque de infancia. Es, en definitiva, una herramienta que ha conseguido sensibilizar y consolidar enfoques, conceptos y procedimientos que permiten que cualquier Ayuntamiento que quiera diseñar e implementar una política disponga de un instrumento perdurable que transcienda el color político de quien gobierne.

De las conclusiones que presenta el informe y a fin de fortalecer el Programa, los aliados del mismo está comprometidos a emprender mejoras en las siguientes áreas:

•    Proceso de Reconocimiento CAI y Buenas Prácticas, mediante una mayor sistematización de los procesos.
•    Participación Infantil, abordando una estrategia de fomento en ámbitos educativos, mejorando las herramientas tecnológicas e incrementando el público objetivo, a fin de que organismos de diferentes sectores y niveles de competencias abran espacios para la participación de los niños, niñas y adolescentes.
•    Comunicación y trabajo en RED, mejorando canales, abriendo espacios e impulsando el intercambio de conocimiento.

Si quieres conocer algo más de este análisis, puedes leer la presentación que desde UNICEF Comité Español hemos elaborado basándonos en el informe entregado por la empresa consultora.

Comparte esta noticia:

Últimas noticias