Un fin de semana “mágico”. Así se podría definir el encuentro que ha reunido en Sevilla a un centenar de niños y niñas de entre 8 y 18 años, procedentes de 25 municipios andaluces y miembros del E-Foro de Menores del Defensor del Menor andaluz, para analizar la situación de la infancia a nivel local, los efectos del cambio climático en los niños o la movilización juvenil.

Foto de grupo del II Encuentro Andaluz de Consejos Municipales de Infancia / ©UNICEF Comité Andalucía/2017

Las jornadas, celebradas los días 28 y 29 de octubre, arrancaron bajo la ambientación de la saga Harry Potter, agrupando a los participantes en función de su edad y de manera heterogénea entre los distintos municipios. El imaginario de la obra de J.K. Rowling, incluidos los dinamizadores caracterizados como profesores de la famosa academia Hogwarts, fue un factor de apoyo para la construcción y el buen funcionamiento de las aulas de trabajo.

©UNICEF Comité Andalucía/2017

Los asistentes al II Encuentro Andaluz combinaron el desarrollo temático con los espacios lúdicos, liderados especialmente por el grupo de movilización juvenil a cargo de elegir y desarrollar las actividades para que los más pequeños pudieran jugar. Una de las conclusiones compartidas precisamente por este grupo fue que “los jóvenes somos importantes para la sociedad porque ejerciendo nuestros derechos podemos lograr cambios en nuestras ciudades y sociedades”. También expresaron un deseo: “queremos que más chicos y chicas de 16 y 17 años participen en estos encuentros”. El producto final de su trabajo quedó plasmado en la realización de un lipdub centrado en la igualdad y el respeto entre chicos y chicas.

Un desayuno, una sonrisa

Las conclusiones de los diferentes grupos fueron cristalizadas en proyectos concretos para aplicar en sus ámbitos locales. En la esfera escolar, el grupo “Quirrel” propuso que todos los niños y niñas, desde infantil hasta bachillerato, tengan garantizado su desayuno. Para hacerlo posible bastaría aunar el apoyo económico de los Ayuntamientos y las AMPAS con las aportaciones individuales de los estudiantes, de 2 euros por curso. Un grupo de chicos y chicas sería el responsable de realizar el reparto del desayuno escolar.

También en el ámbito de los centros educativos, se planteó la posibilidad de crear un instituto “sin profesores”, autogestionado por los propios niños y niñas, eligiendo el proyecto educativo y ampliando las instalaciones.

Otro de los proyectos propuestos fue “nuestra salud”, una apuesta de los niños para que haya más hospitales en sus localidades. “Cuando nos ponemos malos, tenemos que desplazarnos”, razonaron los participantes, reclamando mayor accesibilidad a los servicios sanitarios. A través de una campaña de firmas para lograr apoyo y financiamiento local, aumentarían los espacios disponibles y el número de especialistas en salud. El objetivo final es contar con nuevos hospitales ya para 2020.

La seguridad vial fue otra de las preocupaciones puestas sobre la mesa. Aspectos concretos como el exceso de velocidad, las carreras ilegales de coches, aparcar en doble fila, no respetar los vados o aparcamientos para personas con discapacidad, así como las señales o semáforos, son los aspectos concretos que se plantean mejorar. ¿Cómo? Colocando adhesivos de colores para señalar las infracciones, entre otras medidas.

Más árboles, menos contaminación

Debido a las altas temperaturas, estar en los parques en verano se ha convertido en una actividad muchas veces impracticable. Por eso el grupo Lockhart, encargado de analizar el impacto del cambio climático en la infancia, propone zonas verdes más arboladas para que los niños y niñas puedan disfrutarlas a la sombra durante las estaciones más calurosas. Los nuevos parques repletos de árboles tomarían el nombre de “la ciudad de los niños” y, más allá de lograr los apoyos necesarios a nivel local, serían los propios niños y niñas los encargados de recoger las semillas y plantar los árboles.

©UNICEF Comité Andalucía/2017

La subida de la temperatura afecta a la infancia también en su día a día, especialmente en los centros educativos, que no están bien acondicionados para aguantar el calor. Para cambiar esta situación, los chicos y chicas propusieron mejorar las instalaciones escolares, acción que de paso repercutiría favorablemente en el rendimiento educativo. Además, para tener “energías limpias” solicitan la instalación de placas solares en los centros educativos.

Con la finalidad de reducir la contaminación surgió la propuesta “Un millón de pasos”, llamando a la participación de todos los municipios en la protección del medioambiente. El cambio climático “afecta tanto a los niños chinos que no pueden salir de sus casas, como a Andalucía por el calor”, dijo Javi, del municipio de Espartinas, preocupado también por los recientes incendios en Galicia, donde “todos tenemos que hacer algo para apagarlos”.

Al final del encuentro, tanto los técnicos municipales acompañantes —los cuales tuvieron espacios de encuentro propios—, como los chicos y chicas participantes mostraron su satisfacción. Haber hecho nuevos amigos de otros municipios fue una de las experiencias más valoradas, sin olvidar el fotomatón y el haber disfrutado de una velada nocturna propia. Tampoco olvidemos el “sombrero mágico”. Sin duda, el que muchos de ellos recordarán para seguir utilizando el poder de sus derechos.

Foto de autoridades: Adela Castaño (Ayuntamiento de Sevilla); José de la Rosa (UNICEF Comité Andalucía) y Amanda Copete (Junta de Andalucía). ©UNICEF Comité Andalucía/2017

El II Encuentro Andaluz de Consejos municipales de infancia ha sido organizado por UNICEF Comité Andalucía y ha sido posible gracias al apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional y a la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla.

Municipios participantes
Huercal Overa, Vera y Vícar (Almería), Conil de la Frontera (Cádiz), Castro del Río, Dos Torres, Fernan Nuñez, Montilla y Santaella (Córdoba), Granada, Almonte, Lepe y San Juan del Puerto (Huelva), Cártama y Málaga (Málaga), Alcalá de Guadaíra, Bollullos de la Mitación, Camas, Carrión de los Céspedes, Espartinas, Isla Mayor, La Roda de Andalucía, Lora del Río, Olivares, Sevilla (Sevilla). También han participado los jóvenes del e-foro de Menores que promueve el Defensor del Menor de Andalucía.

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter