Un mundo más sostenible y sin desigualdades: las demandas de 73 niños y niñas de Castilla y León en el Parlamento Autonómico

El pasado 28 de febrero, las Cortes de Castilla y León se llenaron de jóvenes parlamentarios por un día. Desde las 9.30 horas, representantes de los Consejos de Infancia de las Ciudades Amigas de la Infancia de Ponferrada, León, Ávila, Carbajosa de la Sagrada, San Cristobal de Segovia, Medina del Campo, Medina de Rioseco, Palencia, Zamora y de dos Centros Referentes en Educación en Derechos de Infancia y Ciudadanía Global (las Agustinas de Valladolid y el CEIP Europa de Pedrajas de San Esteban) fueron llegando al hemiciclo entusiasmados por trabajar y debatir sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y su implementación en Castilla y León.

Así, los 73 niños y niñas, divididos en 6 grupos de trabajo, abordaron los ODS 3 (Salud), los ODS 4 (Educación de Calidad), los ODS 5 (Desigualdad), los ODS 11 (Ciudades Sostenibles), los ODS 13 (Cambio Climático) y los ODS 16 (Paz y Justicia). Para ello construyeron su propia cápsula del tiempo, plasmando sus deseos sobre el mundo de aquí a 2030, sus compromisos con la Agenda de Desarrollo Sostenible y sus peticiones y demandas para hacer el mundo más equitativo, amigables con la infancia y sostenible.

Educación de calidad, igualdad salarial y ciudades verdes para el futuro

En este sentido, Elena, del Consejo de Participación de Ávila, que trabajó en el grupo sobre desigualdad, apuntaba: “Todos podemos trabajar para que el mundo sea más igualitario; por ejemplo, para reducir las desigualdades entre hombres y mujeres o entre ricos y pobres o para que las personas con discapacidad puedan acceder a una educación de calidad”. El grupo de igualdad de género señaló que para 2030, como ellos serán ya jefes y jefas, se comprometen a pagar los mismos salarios para hombres y mujeres.

Como conclusiones del trabajo del ODS de educación, Laura, del consejo de participación de Ávila, identificó la “educación de calidad” como meta a alcanzar, y Bea, del Consejo de Infancia de León, declaró: “En la cápsula del tiempo he dicho que necesitamos más profesores para reforzar los estudios y también para que presten atención a los niños con enfermedades o para los colegios que están en los pueblos”. Se resaltó también la importancia de la inclusión y mayores recursos para niños y niñas en situación de discapacidad y dar más ayudas para materiales escolares para aquellos que tengan dificultades económicas.

En cuanto a sostenibilidad, se habló de la necesidad de tener “ciudades verdes” y de la importancia de la lucha contra el cambio climático. Los chicos y chicas manifestaron la necesidad de trabajar por un medio ambiente sano (con la inclusión de coches eléctricos, establecimientos con productos naturales, reducir la contaminación, comida más natural), y dijeron que este trabajo debe ir acompañado de mayor conciencia para cuidar al medio ambiente, limpieza de ríos, menos pesticidas y repoblación de plantas.

Los ODS: una oportunidad única para la infancia

Tras el intenso trabajo de los grupos, a las 12.30 arrancaba el I Pleno Autonómico Infantil sobre Objetivos de Desarrollo Sostenible de Castilla y León. Los 73 niños y niñas se sentaron en los asientos que habitualmente ocupan los procuradores de las Cortes de Castilla y León y estuvieron acompañados por representantes de los distintos grupos políticos, las Consejerías de Educación y Presidencia y representantes de entidades municipales. Desde UNICEF, la Vicepresidenta del Comité de Castilla y León señaló la importancia de que los niños participen en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: “Los ODS son una oportunidad única para la infancia y los niños tenéis mucho que decir y aportar a esta agenda local y global al mismo tiempo, a esta agenda de todos y para todos”. Asimismo, el Presidente en funciones de las Cortes de Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, apuntó: “Esta es la casa de todos y estamos muy contentos de que hoy nos presentéis vuestras propuestas”.

Y así fue avanzando el acto con propuestas que materializaron el Manifiesto de Infancia y adolescencia de Castilla y León. En este sentido, desde el grupo de salud manifestaron: “Hay que consumir más productos ecológicos y reducir el uso de pesticidas porque afectan mucho a la salud de las personas”. Los grupos de ciudades sostenibles y cambio climático recalcaron la necesidad de reducir la contaminación, apostar por el transporte público o los coches eléctricos e implementar políticas basadas en las 3 R: reciclar, reutilizar y reducir.

El trabajo de los Consejos de Infancia de Castilla y León en el marco de la Agenda no termina aquí: llevarán el Manifiesto de Infancia y adolescencia de Castilla y León a sus municipios y continuarán realizando actividades para mejorar la vida de los niños y alcanzar la Agenda 2030.