capsula_tiempoA finales de septiembre de 2015, representantes de todos los países del mundo se reunieron para aprobar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030. Esta nueva Agenda es más ambiciosa que la anterior, que incluía los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), y recogerá 169 metas, englobadas en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Todos los estados deben comprometerse con esta Agenda universal de acciones que pueden convertir el mundo en un lugar mejor para los niños. Con la Agenda 2030, se ha dado ya el pistoletazo de salida a una serie de cambios que definirán cómo será el mundo en 15 años. Disponemos, por tanto, de una nueva hoja de ruta que representa otra oportunidad para incorporar las lecciones aprendidas en el proceso anterior -Objetivos de Desarrollo del Milenio-  y llegar, ahora sí, a los niños y niñas que, por diversos motivos, se han quedado fuera del progreso y el desarrollo hasta este momento.

¿Cómo conseguimos un mundo más igualitario entre hombres y mujeres? ¿Qué hacemos para reducir la pobreza infantil? ¿Cómo logramos asegurar el acceso a la educación para todos los niños? ¿Qué necesitamos para acabar con la malaria o la tuberculosis? Las respuestas a todas estas preguntas serán las que marcarán la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Las metas ya están definidas, ahora toca ponemos en marcha.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y las 169 metas tratan de completar lo que los Objetivos de Desarrollo del Milenio no alcanzaron y de estimular la acción de los Gobiernos en los próximos 15 años en áreas muy importantes para los niños y las niñas. En términos de infancia, por ejemplo, se apuesta por poner fin a la mortalidad entre recién nacidos y niños menores de cinco años en los próximos 15 años. Se proponen también medidas para acabar con todas las formas de desnutrición antes de 2030 y proteger a todos los niños y niñas de la violencia, la explotación y el abuso, así como erradicar el matrimonio infantil, la mutilación genital femenina, otras prácticas nocivas y el trabajo infantil en todas sus formas. Se debe también garantizar que todos los niños y niñas accedan y permanezcan en el sistema educativo.

Los Gobiernos del mundo, incluido el de España, deberán aplicar la Agenda 2030 en sus políticas nacionales y de cooperación internacional para alcanzar esos 17 Objetivos y las 169 metas y generar así mejores oportunidades y bienestar para todos. Todos los Gobiernos tendrán que adoptar medidas para cumplir los objetivos. A España, por ejemplo, le tocará trabajar duro para conseguir las metas que propone la Agenda 2030 en términos de pobreza, educación, género o cooperación al desarrollo.

Los cambios más significativos que introducen los ODS en la agenda de desarrollo de los próximos 15 años son:

  • Sostenibilidad. La nueva hoja de ruta pone en el centro un cuestión que había permanecido en un segundo plano en los últimos 15 años: el modelo actual es insostenible. Si queremos garantizar la vida y los derechos de las personas y el planeta tierra, el modelo a seguir tiene que ser sostenible.
  • Equidad. Los ODM se basaban en promedios nacionales y no contaban con la realidad de las comunidades más vulnerables y alejadas. Los ODS incluyen un enfoque en el que se tienen en cuenta más parámetros que reflejan mejor la realidad para poder trabajar con ella.
  • Universalidad. Mientras los ODM trabajaban las metas solo en los países en desarrollo, los ODS establecen que no se puede hablar de agenda de desarrollo si no se asume que todos los problemas están interconectados y hay que abordarlos desde todos los países.
  • Compromiso. A diferencia de los ODM, los ODS comprometen por primera vez a todos los países del mundo. Esto significa, por ejemplo, que el Gobierno de España tendrá que aplicar la Agenda 2030 en sus políticas internas, lo que supone un cambio sustancial con respecto a los ODS.
  • Alcance. Frente a los 8 ODM, ahora tenemos 17 ODS con 169 metas a alcanzar. Aunque pueda parecer ambiciosa, la nueva Agenda no ha querido dejar de lado cuestiones que considera fundamentales como el empleo digno o el cambio climático.

Recursos

Artículos relacionados

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter