El acogimiento residencial es una de las medidas que el sistema de protección ofrece para dar una oportunidad de vida y desarrollo pleno a niños, niñas y adolescentes que han sufrido situaciones adversas. Requiere de una intervención que aúne el rigor técnico y la calidez humana, y que debe ser revisada y evaluada para su mejora constante. Y cualquier proceso de mejora de la calidad de la intervención en el sistema de protección debe partir de una evaluación hecha por los beneficiarios últimos de dicha intervención: los niños, niñas y adolescentes.

Esta guía metodológica pretende facilitar los procesos de participación infantil y adolescente en acogimiento residencial para las instituciones responsables cuando decidan emprender procesos de evaluación y mejora de sus recursos. El objetivo es proporcionar una metodología para realizar consultas a niños, niñas y adolescentes residentes en los centros de protección que sirvan para realizar mejoras del funcionamiento de los centros y favorecer la participación consultiva desde la escucha y la expresión activa, como primer paso de un proceso de participación protagónica mucho más complejo que requiere de un proceso de transformación del modelo educativo y de intervención en el centro.

Comparte