SOMOS

Una Ciudad Amiga de la Infancia es cualquier ciudad, pueblo, comunidad o sistema de gobierno local comprometido con el cumplimiento de los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes de acuerdo a la Convención sobre los Derechos del Niño.

Una Ciudad Amiga de la Infancia tiene como pilares fundamentales el diseño de políticas públicas eficaces (enfoque Agenda 2030) que se basen en la Convención sobre los Derechos del Niño (enfoque de derechos y equidad), la promoción de la participación infantil y adolescente (enfoque de participación) y el impulso de alianzas entre todos los actores relacionados con la infancia a nivel municipal (enfoque de alianzas).

“Todos los niños y las niñas disfrutan de su infancia y alcanzan todo su potencial a través de la igualdad en la realización de sus derechos dentro de sus ciudades y comunidades locales”
(UNICEF, 2018)

De esta forma se contribuye al objetivo del Programa: que se diseñen e implementen políticas públicas eficaces para mejorar el bienestar de los niños y las niñas, defendiendo sus derechos, fomentando su participación y haciendo de las ciudades entornos más habitables, especialmente para los más jóvenes.

Esta es una iniciativa mediante la cual UNICEF promueve el compromiso de los gobiernos locales con la Convención sobre los Derechos del Niño, el tratado internacional más ratificado del mundo (España  lo hizo en 1990. BOE 313, de 31 de diciembre de dicho año). Un marco jurídico que compromete a los titulares de obligaciones (los Estados parte, o gobiernos que han ratificado la Convención) en realizar todos los esfuerzos posibles para hacer realidad los derechos allí recogidos para los niños y niñas, como titulares de derechos

Bajo el anterior marco, UNICEF diseña y lleva a cabo, considerando en sus acciones el ciclo de vida, reconociendo la importancia particular del desarrollo de la primera infancia y la adolescencia. Además, centra su actuación en los niños y niñas más vulnerables, incluidos los que viven en contextos frágiles, los que tienen alguna discapacidad, los afectados por la rápida urbanización o los afectados por la degradación del medio ambiente. Todo ello a fin de garantizar la igualdad de trato de las personas que sufren alguna discriminación, especialmente las niñas y las mujeres

Conseguir transformaciones tangibles en las localidades Amigas de la Infancia implica adicionalmente que se está contribuyendo a la consecución de la Agenda de Desarrollo Sostenible (Agenda 2030) y al progreso prometido en la Carta de las Naciones Unidas.

Es una ciudad o comunidad donde las voces, las necesidades, las prioridades y los derechos de los niños y niñas constituyen una parte integral de las políticas, los programas y las decisiones públicas. Como resultado, una Ciudad Amiga de la Infancia  es un lugar apto para todos donde los niños y las niñas:

  • Están a salvo y protegidos de la explotación, la violencia y el abuso;
  • Tienen un buen comienzo en la vida y crecen sanos y cuidados;
  • Tienen acceso a servicios esenciales;
  • Reciben una educación de calidad, inclusiva y participativa y tienen la oportunidad de desarrollar sus habilidades;
  • Cuentan con espacios donde expresar sus opiniones e influir en las decisiones que les afectan;
  • Participan en la vida familiar, cultural y social;
  • Viven en un ambiente limpio, no contaminado y seguro con acceso a espacios verdes;
  • Pueden reunirse con sus amigos y cuentan con espacios para jugar y divertirse;
  • Tienen acceso a las mismas oportunidades, con independencia de su origen étnico, religión, ingresos, sexo, identidad de género o capacidad.

Los Gobiernos locales y sus aliados identifican una serie de metas a alcanzar bajo el paraguas de las cinco objetivos marco de la iniciativa:

  • Cada niño y niña es valorado, respetado y tratado justamente dentro de sus comunidades;
  • Las voces, necesidades y prioridades de cada niño y niña se escuchan y se consideran en las normativas y políticas públicas, en los presupuestos y en todas las decisiones que les afectan;
  • Todos los niños y niñas tienen acceso a servicios esenciales de calidad;
  • Todos los niños y niñas viven en entornos seguros y limpios;
  • Todos los niños y niñas tienen la oportunidad de disfrutar de la vida familiar, el juego y el ocio.

Para alcanzar los objetivos anteriores, este programa trabaja simultáneamente en varías líneas de actuación:

  • Establecimiento de alianzas a nivel municipal. Para ello, los organismos locales se comprometen a trabajar de forma coordinada y estable a favor de la infancia y la adolescencia desde una perspectiva de derechos.
  • Reconocimiento del compromiso local con la infancia. Cada dos años, UNICEF Comité Español reconoce públicamente con el Reconocimiebto de Ciudad Amiga de la Infancia a aquellos gobiernos locales que han apostado por los derechos de los niños, cumpliendo con los principios de la Convención sobre los Derechos del Niño.
  • Premiación de acciones y proyectos, promovidos por los Gobiernos locales u otro tipo de entidades sociales, educativas o empresariales que impulsen el bienestar de la infancia y la adolescencia.
  • Participación Infantil. Mediante la promoción de los Consejos de Infancia y Adolescencia Locales, así como el intercambio entre ellos a través de encuentros presenciales a nivel regional y cada dos años a nivel Estatal.
  • Formación y generación de conocimiento, a fin de apoyar el desarrollo del conocimiento de los técnicos municipales de infancia, así como de otros actores sociales, tanto en derechos de infancia como en el Programa.
  • Intercambio y aprendizaje  a través de la promoción y dinamización de espacios de intercambio, aprendizaje y debate, así como la realización cada dos años de un Congreso Internacional, entre otras actividades.
  • Difusión de contenidos relacionados con la infancia, la implantación de la CDN a nivel local entre otros, utilizando la sección de noticias de esta web y un boletín periódico.

Principio de “no discriminación” (Artículo 2). La Convención es aplicable a todos los niños, niñas y adolescentes (hasta los 18 años), cualquiera que sea su raza, sexo, cultura, religión o habilidades, sin importar sus habilidades o la familia a la que pertenezcan, el origen o ingresos de sus padres, si son niños o niñas o si tienen alguna discapacidad. 

Principio de observar siempre el “interés superior” del niño o la niña (Artículo 20). Siempre que se tome una decisión o se diseñe una medida que pueda afectarles, lo primero a tener en cuenta es si la misma redundará en su beneficio. El objetivo de este principio es garantizar el disfrute pleno y efectivo de todos los derechos reconocidos en la Convención y el desarrollo holístico del niño o la niña. 

Principio del derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo (Artículo 6). Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a vivir en las mejores condiciones posibles y a un desarrollo adecuado. El Estado debe garantizar su supervivencia y desarrollo. 

Principio del derecho a la participación (Artículos 12, 13, 14 y 15). Los niños y las niñas tienen derecho a la libertad de expresión y a expresar su opinión sobre cuestiones que afectan su vida social, económica, religiosa cultural y política. Incluye el derecho a emitir sus opiniones y a que se les escuche, el derecho a la información y el derecho a la libertad de asociación. El disfrute de estos derechos en su proceso de crecimiento ayuda a los niñas y niños a promover la realización de todos sus derechos y les prepara para desempeñas una función activa en la sociedad. 

UN POCO DE HISTORIA

Se trata de es una iniciativa liderado por UNICEF en más de 30 países, incluido España, que apoya a los Gobiernos municipales en sus esfuerzos por hacer realidad su compromiso con los derechos de infancia. También es una red que reúne y conecta a los Gobiernos locales con otras partes interesadas, como las organizaciones de la sociedad civil, la academia, los medios de comunicación y, lo más importante, los propios niños y niñas que desean que sus ciudades y comunidades sean más acogedoras.

El papel de los Gobiernos locales en el cumplimiento de los derechos de los niños pasó a formar parte de la agenda internacional en 1992, en Dakar (Senegal), con la puesta en marcha de la iniciativa Alcaldes Defensores de los Niños, apoyada por UNICEF. Más tarde, durante la conferencia de Naciones Unidas sobre asentamientos humanos (Habitat II, Estambul 1996), se declaró al bienestar de los niños como indicador de un entorno  saludable, democrático y con buena gobernanza.

Bajo el liderazgo de UNICEF Comité Español, esta iniciativa se desarrolla en España desde el año 2001 y cuenta como aliados con:

Las cuatro organizaciones constituyen la Secretaría Permanente del Programa

A la fecha, la iniciativa tiene presencia en todas las Comunidades Autónomas y cuenta con 277 gobiernos locales reconocidos, en los que reside el 42% de la población española menor de 18 años.

Últimas noticias

Arquitectura e infancia: ¿pueden ir de la mano?

Arquitectura e infancia: ¿pueden ir de la mano?

¿Es la arquitectura una asignatura que deba enseñarse en los colegios? ¿Aporta conocimientos que sirvan en la vida diaria a los niños y niñas? Algunos opinan que sí: aunque no todos ellos acaben convirtiéndose en arquitectos, se trata de una ciencia que puede...

Los jóvenes y la participación política

Los jóvenes y la participación política

Los jóvenes españoles han abanderado causas como el feminismo, el ecologismo o la lucha por la aceptación de la diversidad Al mismo tiempo sienten gran desafección hacia los partidos políticos tradicionales “Se exige responsabilidad y capacidad a los y las jóvenes, al...