Para Tonucci, «a los niños les falta algo muy importante: el espacio público”, y cree que las ciudades deben quitar prioridad a los coches y dársela a los peatones y bicicletas.