¿Cómo puede mejorar la implicación de los jóvenes en su entorno a través del voluntariado?

El voluntariado ha sido y sigue siempre una de las formas de participación de los jóvenes con su entorno más cercano. Ayudar a los que están cerca u organizarse con otros para ayudar a los que están lejos es, sin duda, hacer comunidad.

En 2014 uno de cada cuatro jóvenes (el 25%) de la Unión Europea participó en algún tipo de actividad de voluntariado. Las estadísticas muestran que no en todos los países los jóvenes se involucran de la misma manera y mientras algunos países como Holanda superan el 40%, otros como Bulgaria, apenas cuentan con un 10% de su población joven haciendo voluntariado.

Otro de los datos que arrojan los números es que a medida que los jóvenes se hacen menos jóvenes, va decreciendo su implicación con el voluntariado: mientras que la participación en voluntariado para ese mismo años entre los jóvenes entre los 15 y los 19 años casi alcanzaba el 30%, el porcentaje bajaba al 23% en la franja de edad entre los 25 y los 29 años.

Frente a estas tendencias, el comisario europeo para la juventud, Tibor Navracsics, ha lanzado una pregunta: ¿cómo podría facilitarse la implicación de los jóvenes en su comunidad a través del voluntariado?

Y quiere que sean los jóvenes los que aporten ideas. El y su equipo pretenden utilizar las respuestas para influir en las políticas y prácticas a escala europea y nacional.

Los jóvenes necesitan más inspiración

Consultas que ya se han realizado entre grupos de jóvenes y a través de investigaciones más profundas, han aportado algunos de los motivos por el que un joven no da el paso a hacer algo voluntariamente en su entorno. La falta de motivación y de información sobre como empezar a hacer voluntariado es uno de los obstáculos que los jóvenes encuentran más a menudo. También los son la escasez de información sobre las oportunidades que existen o el escaso reconocimiento al esfuerzo realizado y hacia las aptitudes obtenidas con la experiencia.

En general, a la hora de lanzarse al voluntariado, los jóvenes perciben carencias en el sistema.

Con la intención de superar cada uno de los obstáculos, desde la sección del juventud de la Comisión Europea, han lanzado una encuesta englobada en cuatro apartados que coinciden con cada uno de los obstáculos que los jóvenes han transmitido.

“El sistema de educación formal debería ofrecer más espacio a las organizaciones juveniles para presentar sus actividades e informar a otros jóvenes sobre su trabajo. Permitiría una mejor información y más participación desde edades más tempranas”, explica un joven participante.

En la web, además de aportar ideas, se pueden leer las respuestas que se han ido ofreciendo por cada bloque durante los últimos meses. También se puede seguir el debate con el hashtag #AskNavracsics en Facebook y en Twitter.

Tenéis hasta el próximo 30 de septiembre para participar y aportar nuevas ideas, nuevos enfoques al voluntariado en la Unión Europea.