Se agota el tiempo y no salen las cuentas. Cada segundo es un paso más en el camino del Gobierno español hacia el cumplimiento de su compromiso internacional con la acogida de refugiados.

Desde 2015, Europa ha recibido más peticiones de asilo que en las tres décadas anteriores. Hace ahora dos años, al inicio de una de las mayores crisis humanitarias producida en nuestro continente desde la Guerra Mundial, la Unión Europea se comprometió a acoger a 180.000 personas llegadas en busca de refugio. Cuando faltan unos pocos días para que venza el plazo, apenas se ha alcanzado el 25% de ese compromiso. En España esa cifra se reduce hasta un 11%: de las 17.337 personas refugiadas que el Gobierno español se comprometió a acoger desde países como Italia o Grecia, apenas han llegado 1.983. Faltan 15.354 y queremos que Vengan Ya.

Bajo el lema ‘Venid Ya’ más de 360 organizaciones —incluidos ayuntamientos y UNICEF Comité Español— se han unido para pedir al Gobierno que cumpla su compromiso de acogida. Lo han hecho en torno a una acción común: un contador que marca el tiempo que queda para que se acabe el plazo del compromiso y el número de personas que faltan por llegar.

Las ciudades y municipios españoles han mostrado en todo momento una gran determinación y un compromiso inquebrantable con los derechos humanos, y, en concreto, con la acogida a refugiados. Iniciativas como la Red de Ciudades Refugio han servido, además de para abrir la puerta a las personas desplazadas, para lanzar un mensaje alto y claro: los problemas globales precisan cada vez más de respuestas locales.

Una realidad constatada hace solo unos días en el IV Congreso Ciudades Amigas de la Infancia, donde los municipios asumieron su condición de piedra angular de la implementación de la Agenda 2030, documento que entre muchas otras cosas emplaza a los gobiernos de todo el mundo gestionar de forma adecuada las políticas migratorias.

Conscientes del compromiso de los municipios con la causa de los refugiados, desde el programa Ciudades Amigas de la Infancia queremos animar a los gobiernos locales a intensificar ese compromiso en torno al 26 de septiembre, la fecha límite que se estableció para el traslado de refugiados a nuestro país.

Cómo colaborar

Hay diversas formas de sumar fuerzas. Es posible una adhesión formal del Ayuntamiento a través de la página web de VenidYa, y también el uso de un contador común (sea en la página web o en la fachada del ayuntamiento). Este contador recoge los días, horas y minutos que quedan para la fecha límite.

En los primeros 18 meses transcurridos desde que se formalizara el compromiso, el Gobierno español ha recibido una media de 2 refugiados al día, cifra que se ha duplicado en los últimos meses gracias a las presiones de la sociedad civil organizada. Hay que seguir insistiendo. Hay al menos 15.354 razones para actuar, una por cada uno de los solicitantes de protección internacional, muchos de ellos niños, que esperan desde hace casi dos años para ejercer su derecho a empezar una nueva vida en nuestro país.

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter