El pasado jueves 17 de noviembre, Alaa Amar, una niña de 13 años de Quart de Poblet, escribía en su diario: “nos reciben en el aeropuerto con un cartel con nuestro nombre y un chofer. Somos importantes”.

Alaa acababa de llegar a París junto a su compañero Issac Llancel, ambos integrantes del Consejo de Participación de su localidad, Quart de Poblet. Estaban allí porque habían sido elegidos para representar los argumentos y propuestas de su consejo en la Cumbre Cities for Life (Ciudades para la Vida), que celebraba en París su segundo encuentro y en la que participaron cargos públicos y técnicos de 120 países en torno a la construcción de ciudades inteligentes, sostenibles, inclusivas y participadas.

Alaa e Isac fuero los únicos españoles y únicos europeos en un grupo de 13 niños y niñas que llegaron de Burkina Faso, Filipinas, India, Ecuador, Madagascar, Rusia, Canadá, Croacia, Egipto y Francia. A todos les esperaba un cartel con su nombre en el aeropuerto -efectivamente, son importantes- y dos días para debatir, para conocer, para crecer, para disfrutar. “He conocido gente de todos los continentes, he podido hablar con ellos, es un privilegio poder tener amigos de todas partes del planeta”, relataba Issac en su diario.

15259591_10210013741636566_8033280019066229983_o

¿Cómo harías tu ciudad más incluyente?

Un tercio de la población mundial (cerca de 863 millones de personas) vive en condiciones no aptas. Los habitantes de estas ciudades afrontan grandes problemáticas asociadas con la pobreza, el acceso a la vivienda y los servicios básicos, así como la informalidad laboral, el desempleo, la violencia, entre otros.

Ciudades para la Vida, en la que colabora UNICEF y ONU Hábitat, nació como una estrategia de innovación abierta en Medellín (Colombia) y liderada por el Ayuntamiento de la capital y la Corporación Ruta N, que busca crear una red de ciudades para dar solución conjunta a las problemáticas globales, de la mano de la ciudadanía y el trabajo colaborativo a través de la co-creación, la transferencia de conocimiento y experiencias y la inteligencia colectiva y utilizando herramientas tecnológicas y promoviendo el trabajo colaborativo y solidario.

La iniciativa había lanzado su primera consulta global en la cual pedían compartir con la comunidad mundial perspectivas frente a estrategias de inclusión social, conceptos y proyectos que deberían ser destacados y tomados como ejemplos de buenas prácticas.

A lo largo de los últimos años, los jóvenes del Consejo de Participación Quart de Poblet  han ido proponiendo y trabajando muchas iniciativas vinculadas a las temáticas elegidas para la Cumbre, e Issac y Alaa se encargaron de llevar a París algunas de las ideas que habían preparado en su localidad.

15156771_10210013757916973_4380520735499389526_o

Después de días de reuniones, preparaciones y vueltas por París, el lunes 21 de noviembre,  llegó el día de la Cumbre. “Nos dio la bienvenida la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. Escuchamos atentos a todos los ponentes que nos hablaron de cómo cambiar y mejorar nuestras ciudades. El alcalde de Medellin explicó que son las personas que viven en una ciudad las que la conocen de verdad y que deben trabajar corresponsablemente con el ayuntamiento para mejorar la ciudad; también escuchamos al alcalde de Rotterdam que apuesta por invertir en la juventud en las políticas municipales, y que explica que hay que invertir menos en policía y más en educación”, explican los jóvenes.

Y llegó su turno. Juntos frente a todos los asistentes, Issac, Boris de Francia, Pariney de India y Sabrine de Madagascar pidieron a los mandatarios que aumenten los esfuerzos por por hacer mejores ciudades, más participativas y que protegen los derechos de la infancia. Sus discursos hicieron hincapié en la justicia social, la igualdad de oportunidades, el derecho a una sanidad digna, la importancia de la educación, la necesidad de la participación de los niños y jóvenes .

“Por favor, escuchen la voz de los niños, es posible trabajar por un mundo más justo, si los niños somos capaces de organizarnos y hemos llegado hasta aquí, ustedes deben escuchar nuestras propuestas porque entre todos podemos juntos trabajar por un mundo mejor”, explicaron en su ponencia.

“En ese momento todas las personas de la sala se pusieron en pie y aplaudieron a todos los niños que en ese momento llenábamos el escenario. Fue un momento muy emocionante. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo y el alcalde de Medellín, Federico Gutierrez, subieron al escenario y nos felicitaron personalmente”, relatan Alaa e Issac.

“Después de comer todos los niños y niñas hicimos una actividad en la Biblioteca del Ayuntamiento de París. Nos convertimos en libros vivos para ser una “biblioteca humana” en la que los compañeros de diferentes países contaban sus historias de vida a los niños y niñas parisinos. Vino muchísima gente a escucharnos y había personas voluntarias que traducían los relatos en las tres lenguas oficiales de la cumbre: el francés, el inglés y el español”, explican.

10 años de participación infantil activa en Quart de Poblet

Desde el Ayuntamiento de Quart de Poblet explican que todo ha coincidido con un momento muy importante para ellos. “Precisamente el día 20 de este mes de noviembre se cumplen 10 años del nacimiento del Consejo de Participación Infantil de Quart de Poblet, por lo que es momento de reconocer la labor realizada y de agradecer las aportaciones de todos los niños y niñas que han participado en él, de sus familias y de los centros educativos por su compromiso con el proyecto, así como de instituciones como UNICEF Comité Español y Movimiento contra la Intolerancia, que nos han dado un respaldo fundamental. Una vez más somos un modelo a seguir gracias al esfuerzo conjunto”, explican.

“En Quart de Poblet la voz de la infancia se escucha, las propuestas del CMI se tienen en cuenta en la gestión municipal, dando lugar a proyectos como las pistas deportivas al aire libre junto a la Biblioteca, el futuro parque de skate o el diseño de diferentes parques infantiles. Por ello, UNICEF nos reconoció como Ciudad Amiga de la Infancia y ahora se nos da esta oportunidad. No podíamos tener mejor celebración de este décimo aniversario”, añadieron.

Ahora toca asimilar una maravillosa experiencia que quedará repartida en 15 países, 15 ciudades, de todo el mundo. “Al finalizar el día hemos compartido una cena de despedida y hemos intercambiado recuerdos. Todos nuestros amigos han firmado el poster del Consejo de Participación que hemos traído a la cumbre y que nos volvemos a llevar a Quart para compartirlo con el resto consejeros y consejeras. Hemos llorado mucho al despedirnos, ha sido emocionante y muy bonito”.

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter