La imagen no puede ser más bucólica: dos niños juegan con llantas en Jeremie, una ciudad del departamento de Grand-Anse en Haití, sin embargo en entorno ofrece un marco de destrucción. Dentro de este caos, sus risas y juegos abren un claro de esperanza por el futuro después de la tormenta.

© UNICEF/UN035026/Moreno Gonzalez

© UNICEF/UN035026/Moreno Gonzalez

El huracán Matthew ha impactado las vidas de cientos de miles de niños en Haití. Un primer inventario de daños nos habla de 500 mil niños afectados,  del 80% de viviendas dañadas o destruidas, carreteras y puentes arrasados, pérdidas de cosechas, y cientos de escuelas derrumbadas. Las cifras se intensifican en los departamentos del Sur del país, donde el viento golpeó con mayor fuerza.

En los primeros momentos, una preocupación inmediata es el acceso a agua potable. Todo ello considerando que antes del huracán sólo el 40% de la población tenía acceso a agua segura. No tener acceso este servicio básico de manera segura, implica para los niños el riesgo de contraer enfermedades que, en su situación actual, pueden resultar mortales, como la diarrea o el cólera. El cólera es endémico en Haití, donde ha causado casi 10 mil muertes en el país solamente desde el año 2010.

Por esta razón desde UNICEF Comité Español se ha enviado el pasado fin de semana 100.000€ en suministros de emergencia para atender las necesidades más inmediatas de agua potable, salud, higiene, protección, refugio y para controlar el cólera.

También es urgente restablecer los espacios de seguridad y el derecho a la educación de los niños y niñas. En este sentido, estaba previsto que el pasado día 10 se reanudasen las clases en todo el país, sin embargo, más de 100.000 niños no podrán hacerlo ya que muchas de sus escuelas resultaron dañadas o han sido convertidas en albergues temporales. Al respecto Renel Ginol, padre de Renelson, 6 y Bethsaiina, 8, señala: “La escuela está totalmente destruida. Comenzarán a construirla nuevamente pero tomará varios meses y mis hijos van a perder todo el año escolar”.

© UNICEF/UN035031/Moreno Gonzalez

© UNICEF/UN035031/Moreno Gonzalez

UNICEF está trabajando con sus aliados en el país para ayudar a establecer espacios temporales de aprendizaje y entregar materiales escolares, rehabilitando escuelas dañadas y proporcionando a los estudiantes y maestros materiales escolares y didácticos adecuados, entre otros.

Sobrevivir al huracán Matthew significa sobrevivir a la tormenta más grande en una década, pero también significa prepararse para lo que viene adelante, un camino en el que UNICEF con sus aliados en terreno les acompaña. Este es uno de esos momentos en que no podemos dejar solos a los niños y niñas de Haití, ellos necesitan nuestra ayuda.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter