La evaluación a priori de los posibles efectos de políticas y normativas, además de garantizar que las niñas y los niños son tenidos en cuenta en el proceso de elaboración y diseño de las mismas, previenen efectos negativos indeseados o potencian los positivos y contribuyen a la garantía de dos principios básicos de la Convención: el interés superior del niño y el principio de no discriminación.

Esta guía pretende ponerse al servicio de estos sistemas de evaluación del impacto proponiendo un modelo y un proceso para la elaboración de informes o memorias de impacto normativo en la infancia.
Al respecto del nuevo documento, Gabriel González-Bueno, responsable de Políticas de Infancia de UNICEF Comité Español, y María Truñó, responsable de Políticas de Infancia de UNICEF Comité Cataluña, publican hoy, 31 de marzo, una interesante entrada en el bolg ‘Planeta Futuro’ de El País. Para acceder al texto, pincha aquí.

Artículos relacionados