El programa Ciudades Amigas de la Infancia contempla como aspecto fundamental el establecimiento de estructuras permanentes de participación en las que las opiniones de niños, niñas y adolescentes se tengan en cuenta en la vida comunitaria (escolar, familiar, social y municipal). Para ello, es importante generar espacios de intercambio entre el Gobierno Local y niños, niñas y adolescentes para ir fortaleciendo su proceso de ciudadanía activa.

De hecho, la Convención sobre los Derechos del Niño recoge cómo los Estados deben garantizar la promoción de la participación de la infancia. En su artículo 12 se insta a los Estados a:

  1. Garantizar al niño y a la niña que estén en condiciones de formarse un juicio propio, el derecho a expresar libremente sus opiniones sobre los asuntos que les afectan.
  2. Y a que tales opiniones sean debidamente tenidas en cuenta en función de la edad y madurez del niño y la niña que las expresan.

En este sentido, es básico poder establecer un proceso donde niños, niñas y adolescentes tengan la oportunidad de expresar su opinión y que ésta sea considerada en su entorno, valorando todos los temas que les afecten. Los artículos 13, 14, 15, 16 y 17 de la Convención inciden también en las libertades de expresión, de pensamiento y de asociación, entre otras.

Es por eso que ponemos a disposición de los municipios que presentan sus candidaturas a la Convocatoria 2017-2018 los siguientes documentos orientativos.

Recursos adicionales:

 

Noticias relacionadas

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter