La educación con la que nos construimos como personas está en los amigos, los vecinos, el barrio, las calles, los parques, los ayuntamientos. Nadie duda ya que la educación se va tejiendo a partes iguales en la escuela y en el entorno, no solo familiar sino también social. Cada pieza del puzzle en el entorno social de un niño incide directa o indirectamente en su educación.

Es importante por ello ser conscientes de las capacidades que cada agente social tiene para colaborar en la educación como un pilar fundamental en el desarrollo económico, social y cultural, que afecta a toda la sociedad en su conjunto. Y es importante saber que las consecuencias negativas que se producen al no garantizar esa educación, se extienden a lo largo de la vida de los niños que más tarde serán adultos, dificultando su inserción laboral, y propiciando en ocasiones situaciones de exclusión y ruptura social.

Para ello, debemos centrar la mirada en las relaciones y alianzas que han de crearse entre los centros educativos, las familias, la comunidad y los Ayuntamientos. Entorno y escuela deben ir de la mano, ser la estructura que proporcione las bases de la educación.

El I Catálogo de Buenas Prácticas Municipales en la Prevención del Abandono Escolar recoge programas e iniciativas promovidas desde las entidades Locales para abordar uno de los graves problemas del ciclo educativo. Aunque hoy nos centraremos en el absentismo escolar, que derivará en abandono si no se ponen los medios adecuados para atajarlo, la guía también recoge propuestas para frenar el acoso escolar y de las que nos ocuparemos en siguientes entradas.

Resumimos esta vez algunas de las experiencias galardonadas.

1. Alicante: un protocolo de actuación en centros educativos

Alicante_absentismo_escolarEl programa surge tras detectar que algunos centros educativos no comunicaban el absentismo escolar, que cada centro lo comunicaba de manera diferente y que existían criterios distintos a la hora de hablar de absentismo y abandono escolar.

Tras la elaboración de un protocolo frente al absentismo escolar, se realizó una convocatoria conjunta entre el Ayuntamiento y la Consejería de Educación, con todos los centros de enseñanza, pública, concertada y privada, para compartir el protocolo y explicar cada una de las fases de su implementación. Además de la creación de la figura de coordinación en cada centro, desde la inspección educativa se apoyó y se sigue apoyando la aplicación obligatoria del Protocolo en los casos de absentismo escolar, permanece colgado en la web del Ayuntamiento de Alicante y cada comienzo de curso escolar se vuelve a explicar en los centros en los que ha habido cambio de equipo directivo.

Desde su implementación en 2009 los resultados han sido enormemente positivos con una ampliar reducción del absentismo crónico, la mejora en la identificación y seguimiento de los casos y la coordinación entre la comunidad educativas y otras instituciones con competencias en infancia.

2. Cartagena (Murcia): el tratamiento informático de datos como apoyo para la intervención.

El Ayuntamiento de Cartagena lleva a cabo el Programa Municipal de Prevención y Reducción del cartagena_absentismo_escolarAbsentismo Escolar (en adelante PMAE) desde el año 1991, fecha en la que se detectó la necesidad de establecer medios para lograr la asistencia regular al centro educativo de los menores en edad de escolarización obligatoria, y para ello se realizaron actuaciones de tipo puntual, localizadas en escuelas, zonas o barrios, intentando eliminarlo. En el municipio se habían detectado bastantes casos de absentismo escolar, de distintos tipos y por distintas vías, pero no se había hecho ningún estudio sistematizado ni se conocían las dimensiones reales del problema.

Frente a esta situación, el Ayuntamiento inició la elaboración de una base de datos que recogiera la información más relevante de los expedientes de absentismo escolar, para conocer su situación, evitar duplicidades, realizar una recogida de información sistematizada y realizar un tratamiento estadístico.

Durante casi 20 años, en cada curso escolar se logran disminuir los índices de absentismo, y desde la incorporación de la figura de “enlace” en los centros educativos se agiliza la actualización de datos para ver la evolución en las actuaciones realizadas en cada expediente.

3. Chiclana de la frontera (Cádiz): aula de intervención socioeducativa.

Tras un análisis de la situación en los centros escolares en el curso 2011-12, surge desde los propios centros, junto con la Delegación de Educación, la propuesta de poner en marcha el aula de intervención socioeducativa con la que se quería dar respuesta a la necesidad detectada de apoyar en horario lectivo a los alumnos expulsados temporalmente de los centros de educación secundaria de la localidad. Se percibió que es necesario darle contenido al periodo de expulsión, ya que así se podían trabajar las medidas preventivas adecuadas para que este hecho no volviese a ocurrir.

Paralelamente se realiza un trabajo con la familia con el objeto de que tomen conciencia de la situación y para dotarles de las herramientas adecuadas para mejorar el proceso educativo de sus hijos.

Entre otros muchos resultados positivos, gracias al programa, se ha favorecido la integración del alumnado expulsado en los centros escolares de origen, dotándolos de las herramientas necesarias para que afronten las situaciones que dan origen a las expulsiones. En los centros escolares se está logrando prevenir el abandono escolar del alumnado, evitando futuras expulsiones del centro y modificando su relación con el sistema educativo y las perspectivas de futuro en el mismo.

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter