© UN HABITAT

Se calcula que emiten el 75% de las emisiones mundiales de CO2. De sus calles y edificios, que albergan a más de la mitad de la población mundial, emanan la mayoría de los gases de efecto invernadero que se concentran en la atmósfera poniendo en peligro el futuro del planeta. Pero además de estar en el origen de muchos de los detonantes del cambio climático, las ciudades sufren sus impactos y son cada vez más vulnerables a sus consecuencias.

Por todo ello, expertos de todo el mundo y líderes locales participaron recientemente en la conferencia sobre Ciudades y Ciencia del Cambio Climático, organizada por el IPCC en la ciudad canadiense de Edmonton. Durante tres días, 750 científicos, legisladores, investigadores, líderes municipales y expertos en desarrollo trabajaron codo con codo para establecer un plan global que ayude a comprender mejor el cambio climático, sus impactos en las ciudades y el papel que desempeñan las autoridades locales para resolver este desafío planetario.

“Los impactos del cambio climático ya se están sintiendo en nuestras áreas urbanas. Los próximos años son críticos para determinar con qué eficacia nos enfrentaremos al desafío de proteger nuestras ciudades”, afirmó Seth Schultz, director de Ciencia e Innovación del grupo de liderazgo climático C40. “Esta investigación no solo ayudará a salvar nuestras ciudades, sino que también las mejorará para las generaciones futuras”, señaló.

El camino hacia la salvación de los entornos urbanos emprendido en Edmonton requería, en primer lugar, evaluar el estado actual del conocimiento académico y práctico relacionado con las ciudades y el cambio climático. “Estando tan claras las contribuciones de las ciudades y los riesgos que enfrentan en el contexto del cambio climático, se hace imprescindible generar conocimiento orientado a soluciones”, explicó Shobhakar Dhakal, uno de los copresidentes del Comité Directivo Científico.

A continuación, una vez identificadas las prioridades, el objetivo era trazar una hoja de ruta que permita a académicos y científicos, profesionales y líderes locales aprovechar el tiempo y los recursos de una manera más eficiente. “Hacer las cosas como siempre las hemos hecho no salvará el mundo”, dijo Debra Roberts, copresidenta del Grupo de Trabajo II del IPCC y miembro del Comité Directivo Científico de la conferencia.

La conferencia, organizada por un comité formado por expertos en ingeniería, ciencias naturales y sociales, humanidades y desarrollo urbano, se centró en cuatro temas principales: ciudades y cambio climático; emisiones, impactos y vulnerabilidades urbanas; soluciones para la transición hacia ciudades resistentes al clima y con bajas emisiones de carbono; y permitir la acción climática transformadora en las ciudades.

“Las ciudades representan la próxima frontera en la ciencia climática”, afirmó Deon Terblanche, del Programa Mundial de Investigación del Clima (PMIC). “Las realidades relacionadas con el clima que enfrentamos hacen que sea aún más relevante que los gobiernos locales se mantengan firmes en la promulgación de una política basada en la ciencia“, dijo Don Iveson, Alcalde de Edmonton.

Como colofón a la conferencia, las principales organizaciones internacionales de gobiernos locales y regionales, junto con las agencias de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales participantes en la conferencia publicaron una declaración conjunta denominada “La ciencia que necesitamos para las ciudades que queremos: trabajar juntos para implementar la agenda de investigación global sobre las ciudades y el cambio climático”.

En última instancia, el trabajo iniciado en Canadá permitirá apoyar un nuevo informe especial sobre cambio climático y ciudades, a cargo del IPCC, y abrirá el camino para el desarrollo de nuevas investigaciones que ayuden a los gobiernos locales a implementar estrategias efectivas en los entornos urbanos. El próximo desafío de la ciencia climática.

Artículos relacionados

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter