La Red de Jóvenes Periodistas está de enhorabuena: en las próximas semanas estrenará una nueva web para potenciar un proyecto en el que participan cerca de 2.000 niños, niñas y adolescentes 

En una de sus últimas clases magistrales, uno de los grandes reporteros del siglo XX, Ryszard Kapuscinski, señalaba que los periodistas, como cualquier otro ciudadano, debían velar por el bien común: “No debe movernos sólo la responsabilidad profesional, sino también la ciudadana que nos hace preguntarnos si lo que hacemos es bueno para nuestra comunidad”.

Parafraseando al célebre reportero polaco, se podría decir que los protagonistas de esta historia, con edades de entre 12 y 17 años, recurren al periodismo para construir ciudadanía y velar por los derechos de infancia en su comunidad. Dispersados por toda la geografía española (y más allá), se valen de las tecnologías de la información para comunicar sus puntos de vista y vigilar el cumplimiento de sus derechos.

Son los Cibercorresponsales, cerca de 2.000 chicos y chicas que integran la red de jóvenes periodistas impulsada desde hace más de un lustro por la Plataforma de Infancia. Con más de 12.000 artículos publicados, cerca de 30.000 comentarios y 18 millones de visitas acumuladas, Cibercorresponsales es al mismo tiempo un medio de comunicación digital hecho por jóvenes y una red social en la que chicos y chicas comparten una misma causa en un entorno seguro. Una iniciativa que se verá potenciada en las próximas semanas con la puesta en marcha de una nueva web.

A día de hoy, el proyecto cuenta con 2.068 blogs alimentados por 1.405 cibercorresponsales, supervisados por 361 guías a través de 248 grupos pertenecientes a 172 entidades adscritas. Todo este ecosistema informativo-participativo tiene su centro neurálgico en  www.cibercorresponsales.org, donde los jóvenes periodistas, guiados por adultos, juntan sus letras en blogs individuales integrados en alguno de los grupos procedentes de centros educativos, asociaciones, ayuntamientos y ONG.

Tomar impulso…

Además, el proyecto se revitaliza y toma impulso en el encuentro que organiza anualmente la red, una oportunidad para poner en práctica los cinco sentidos del periodista enunciados por Ryszard Kapúscínski: estar, ver, oír, compartir y pensar. Acompañados de sus guías, los chicos y chicas se alejan por unos días de las pantallas y los teclados para conocer y poner cara a sus colegas virtuales a la vez que aprenden sobre participación, derechos, tecnología, comunicación o nuevos formatos periodísticos.

El último de ellos, celebrado hace apenas unos días en Alcázar de San Juan, reunió en esta ciudad cervantina a cerca de 80 niños, niñas y adolescentes dispuestos a emular al Quijote en su lucha por los derechos de la infancia. Bajo el lema “Nos desvirtualizamos para vencer a los gigantes“, los cibercorresponsales adquirieron nuevos conocimientos y herramientas para combatir gigantes como la violencia contra la infancia y adolescencia, aprendieron la importancia de respetar la diversidad y desarrollaron habilidades orientadas a interpretar y crear imágenes en sus publicaciones.

…para centrar el camino

En el marco de este encuentro, los impulsores de la iniciativa presentaron un adelanto de la nueva web de Cibercorresponsales, un cambio en el que se ha venido trabajando en el último año y que verá la luz en las próximas semanas. Con un diseño inspirado en los periódicos digitales y mayores recursos para el uso de la imagen, la nueva web se propone impulsar la idea del proyecto como una Red de Jóvenes Periodistas.

Asimismo, el nuevo buque insignia del proyecto servirá para potenciar la comunicación e interacción entre los guías —hasta ahora limitada a los encuentros presenciales—, que contarán con un espacio virtual propio con la idea de dotar al proyecto de una mayor transversalidad. A partir de ahora, a través de la página web se va a tener acceso a toda la información que se genera alrededor del proyecto, aprovechando también las sinergias y los impulsos que se generen en los encuentros. De esta manera, se busca cerrar la brecha que existía entre la red general de Cibercorresponsales, integrada por casi 2.000 personas, y todo aquello que se generaba durante los encuentros y que se acababa perdiendo al no tener continuidad en la plataforma digital.

La nueva web supone la culminación de un proceso iniciado a finales de 2016 con el objetivo de reactivar, mejorar y cambiar distintos aspectos del proyecto, en el que han participado tanto los guías como los propios chicos y chicas. De esta manera, se centra el camino de una iniciativa que plantea un periodismo comprometido con los derechos de infancia.

Artículos relacionados