En líneas generales, los chicos y chicas asturianos que integran los órganos municipales de participación se sienten bien consigo mismos. Consideran que sus hábitos alimenticios, de ocio y tiempo libre son adecuados y que reciben suficiente apoyo de la familia y del centro escolar para hacer las tareas escolares. Sin embargo, aunque disponen de suficientes recursos para satisfacer sus necesidades básicas, perciben que los ingresos familiares actuales son inferiores en comparación con épocas anteriores.

Así lo concluye el informe “Auto-percepción del bienestar personal de niños, niñas y adolescentes que forman parte de iniciativas municipales de participación en el Principado de Asturias”*, un trabajo innovador elaborado por el Grupo de Investigación para la Intervención Educativa en el Ámbito Familiar, Escolar y Social (IEFES) del Departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad de Oviedo.

Llenar el vacío

Gracias a los Planes y Consejos de Infancia, los municipios asturianos cada vez disponen de más información sobre lo que opinan los niños, niñas y adolescentes acerca de los asuntos locales que les atañen. Sin embargo, hasta ahora se sabía muy poco sobre cómo perciben los aspectos de su realidad cotidiana que afectan directamente a su bienestar personal.

María Alvarez, Pilar Varela, Adrian Barbón y María José Platero

María Alvarez, Pilar Varela, Adrian Barbón y María José Platero

Un vacío de conocimiento que ha venido a paliar este informe, presentado el pasado 7 abril en el Centro de Innovación y Desarrollo del Alto Nalón (CIDAN) en Pola de Laviana. En el acto, conducido por chicos y chicas del Consejo de Infancia local, el más antiguo de Asturias, estuvieron presentes Pilar Varela, Consejera de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias, Adrián Barbón, Alcalde de Laviana, María Álvarez, Directora del Área de Extensión Universitaria de la Universidad de Oviedo y María José Platero, Presidenta de UNICEF Asturias.

El estudio, realizado a partir de las respuestas anónimas y voluntarias de 392 chicos y chicas de los Grupos Municipales de Participación Infantil y Adolescente del Principado, arroja algo de luz sobre un territorio poco transitado por las encuestas: la percepción subjetiva de bienestar personal que tienen los niños, niñas y jóvenes.

Metodología innovadora

Sus autoras, Lucía Álvarez Blanco, Beatriz Rodríguez Ruiz, Verónica García Díaz y Raquel-Amaya Martínez González, coordinadas por esta última, han utilizado una metodología de campo de carácter exploratorio, a través de la técnica de encuesta.

Raquel Amaya y Veronica Garcia

Raquel Amaya y Veronica Garcia

Utilizando el Sistema de Indicadores de Bienestar Infantil (SIBI) creado por UNICEF Comité Español y por el Observatorio de la Infancia del Principado de Asturias para diseñar el cuestionario, las investigadoras incluyeron un total de 27 variables-ítems distribuidas en 7 dimensiones de estudio: 1) Percepción sobre Educación y Aspectos Escolares, 2) Percepción sobre Salud y Seguridad Personal 3) Percepción sobre Bienestar Material, 4) Percepción sobre Entorno Familiar y Social, 5) Percepción sobre Infancia Vulnerable, 6) Percepción sobre Estilo de Vida, y 7) Percepción sobre Bienestar Subjetivo General.

El cuestionario también incluye variables de tipo sociodemográfico que permiten analizar la distribución de la muestra y los resultados en función del sexo, edad, nivel de estudios, tipología del centro escolar, zona de residencia, país de procedencia, tipología familiar y número de hermanos.

Para configurar la muestra de niños, niñas y adolescentes que han participado en este estudio se ha utilizado un procedimiento de muestreo no probabilístico de carácter incidental. En total, se ha contado con 392 niños y niñas y adolescentes residentes en entornos urbanos y rurales, y que cursan las etapas de educación primaria (6-12 años) y secundaria (12-18 años). Su participación en la investigación se ha realizado de manera anónima y voluntaria.

Resultados

De los resultados específicos obtenidos en las dimensiones Educación y Salud y Seguridad, se puede sugerir la conveniencia de mejorar la difusión de los derechos de la infancia en los centros escolares, así como promover actuaciones saludables y responsables de ocio y tiempo libre, como por ejemplo la lectura, y reducir otras vinculadas al consumo de sustancias nocivas para la salud, como el alcohol y otras asociadas.

Niños y niñas de Laviana exponen su valoración

Niños y niñas de Laviana valorando el informe

En relación con el bienestar material, la perspectiva de la mayoría de estos niños, niñas y adolescentes es que sus familias les proporcionan lo que necesitan para sus estudios, aunque algunos indican que su familia no siempre puede proporcionarles estos recursos. Uno de cada cuatro, además, percibe que sus familias tienen menos recursos económicos en los últimos años.

Aunque mayoritariamente se muestran satisfechos con el lugar en el que viven y los resultados son positivos en términos de cohesión y confianza en la familia, en el estudio se señala la conveniencia de estimular una mayor comunicación entre los miembros de la familia para generar una mejor convivencia familiar que repercuta positivamente en el desarrollo de los hijos.

En la dimensión de Bienestar Subjetivo, el informe detecta que un amplio volumen de la muestra tiene una buena valoración de sí mismo, ya sean chicos o chicas, y que se valoran más cuando están en la edad de la educación primaria que en la de secundaria. En cuanto a la participación en los asuntos municipales, hay división de opiniones: una mitad opina que en su ayuntamiento les permiten opinar sobre lo que piensan y lo que quieren, y la otra percibe lo contrario. En consecuencia, concluye el informe, “los ayuntamientos deberían reflexionar sobre el sentido y el significado de la actividad que desarrollan los niños, niñas y adolescentes que forman parte de los grupos municipales de participación infantil, para conocer lo que piensan, lo que opinan sobre asuntos de interés comunitario en el ámbito municipal”.

*Un resumen de este trabajo formó parte del estudio de UNICEF “Infancia en Asturias 2015”, documento que, siguiendo el Sistema de Indicadores de Bienestar Infantil (SIBI), analizó el bienestar de los niños y niñas asturianos recogiendo datos y estadísticas oficiales acerca de su bienestar.

Recursos

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter