Finales de enero en la Comunidad Valenciana. Divididos en dos grupos en función de su edad, cerca de 50 niños, niñas y adolescentes están a punto de incorporarse al Consell Municipal de Xiquets i Xiquetes de Alzira, localidad acreditada como Ciudad Amiga de la Infancia desde 2004.

El primero en ponerse en marcha es el consell de primaria, a cuya reunión inicial asisten 20 niñas y 10 niños de los 14 centros de educación infantil y primaria y un centro de educación especial que hay en la ciudad. Después realizar unos juegos de presentación para fomentar la cohesión en el grupo, los niños reciben la visita de tres profesionales de la ONCE para explicar las pautas básicas sobre cómo hablar y comportarse con una consellera que es sordo-ciega. Tras este aprendizaje, toca presentar las propuestas: en presencia del concejal de Educación e Infancia de Alzira, José Grau Benedito, los consellers y conselleres votan las iniciativas presentadas por sus compañeros.

Al día siguiente es el turno del Consell Municipal de Xiquets i Xiquetes de secundaria, al que acuden 11 chicas y 9 chicos de los centros de educación secundaria de la localidad. Tampoco faltan en esta primera reunión los juegos y dinámicas para romer el hielo antes de dar paso al debate de las propuestas, observaciones o denuncias que llevan los chicos y chicas que representan al alumnado de sus respectivos centros educativos.

Como es habitual, las propuestas presentadas en los dos consells serán enviadas a las diferentes concejalías y en la próxima reunión se comentarán sus respuestas. A partir de ahora, los consellers y conselleres se reunirán una vez al mes durante este curso escolar y los meses de septiembre y octubre del siguiente.

Paz y No Violencia

Apenas un día después del arranque del consell, y hasta el 31 de enero, las Escuelas Infantiles Municipales y la Biblioteca Municipal de Alzira acogieron el cuentacuentos “El Gran Jordiet” con motivo del Día Escolar de la Paz y la No Violencia. A partir del cuento “Abrázame fuerte”, esta actividad lúdica, dirigida no sólo a la primera infancia sino a toda la ciudadanía de Alzira, buscaba transmitir a los más pequeños el placer de los cuentos, potenciar su imaginación y promover la introducción de nuevas palabras y el aprendizaje de valores. “Todas y cada una de las actividades que fomenten la creatividad, el aprendizaje y los valores fundamentales son, sin duda, una asignatura obligada para un crecimiento positivo para los más pequeños”, afirmó el responsable del área de Educación e Infancia del ayuntamiento alcireño.

Artículos relacionados

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter