Preocupada por las noticias que salen cada semana “de niños que están sufriendo, o incluso que se han quitado la vida” como consecuencia del bullying, la profesora de música Lara Villar decidió que era hora de que el coro infantil del colegio Fregacedos, en el barrio de Loranca de Fuenlabrada, tomara cartas en el asunto.

Tras poner música al poema “No te rindas”, atribuido al uruguayo Mario Benedetti, la profesora y sus 61 alumnos de entre 7 y 15 años grabaron un vídeo para concienciar a sus compañeros de un problema que sufren a diario millones de niños y jóvenes en el mundo. Con el apoyo de la Junta de Distrito del barrio y la Asociación Cultural Coro de Loranc, el proyecto cobró forma el pasado mes de diciembre tras varias jornadas de trabajo. “Fue un poco complicado —relataba Alexis, uno de los pequeños actores participantes—, lo tuvimos que grabar muchas veces, con muchas tomas, pero luego cuando lo montan queda bien.”

El videoclip, protagonizado por alumnos del colegio Fregacedos, relata tres historias paralelas que transcurren en los pasillos, el comedor y el gimnasio del centro intercaladas con la actuación del coro. El abuso físico, las vejaciones y el ciberacoso que dejan ver las diferentes escenas rodadas con planos cortos reflejan diversos sentimientos a los que se enfrenta un menor hostigado por sus compañeros de pupitre: miedo, rabia y apatía.

“Si lo ves, cuéntalo”

Tras la presentación oficial del proyecto, que tuvo lugar el pasado 18 de enero, dos de los protagonistas del vídeo, Adrián y Olga, explicaban lo que era el acoso escolar y cómo se debe actuar para combatirlo: “Algunas personas se crecen al estar con amigos, como que se creen superiores, y van a por el más débil”, decía Adrián. “Si tú lo ves, tienes que contárselo a alguien. Tienes que hacer lo que sea por tu compañero, para que no sufra”, añadía Olga. En cuanto al videoclip, aseguraba esta protagonista, “me parece muy buena idea porque esto servirá de apoyo a otros niños”. Su profesora, Lara Villar, confesaba que “con tal de que a un niño le llegue el mensaje de no ceder ante los acosadores, ya nos damos por satisfechos”.

La respuesta a su llamada no se ha hecho esperar. En apenas unos días, decenas de miles de personas han visto un vídeo que empieza a ser viral en las redes. Ahora el objetivo de los autores es que su trabajo se proyecte en colegios de Fuenlabrada y de toda España, para que su mensaje llegue “a los protagonistas de la historia, los niños que sufren acoso escolar”, indicaba Villar.

El alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, espera que la iniciativa sirva para que “muchos vecinos y vecinas reflexionen sobre este problema” y confía en que “el conjunto de la comunidad educativa tome como modelo esta forma de trabajar para erradicar esta situación”. La ciudad de Fuenlabrada fue pionera en 2005 en la implantación de programas contra el acoso escolar, y recientemente hizo llegar a los centro educativos un Decálogo contra el acoso en las aulas. Aquellos que cumplan ocho de las diez pautas incluidas serán declarados Centros Libres de Acoso y Violencia Escolar. Por su parte, el pleno municipal declaró Fuenlabrada por una Ciudad libre de acoso.

La escuela, parte de la solución

En Los municipios ante la violencia, volumen editado recientemente por UNICEF Comité Español, se recuerda que la violencia entre los niños, niñas y adolescentes se debe ver como un problema social de la comunidad que no se limita solo al ámbito escolar y a las familias afectadas. Además, el acoso escolar fue uno de los temas más debatidos en el Cuarto Encuentro Estatal de Consejos de Participación Infantil y Adolescente celebrado en Santander, en el que participaron más de 200 niños.

Más allá de los riesgos físicos, se afirma en un estudio publicado por la organización Save the Children, estas formas de violencia contra los niños y niñas pueden tener consecuencias psicológicas graves: “depresión, abandono escolar, absentismo por miedo a acudir a la escuela y, lo que es peor, pueden llegar hasta el suicidio”.

Según advierte la organización, “la escuela no es la causante ni el único lugar donde se gesta esta violencia, sino más bien parte de la solución, pues la educación y el entorno educativo son claves para combatir este tipo de violencia”.

Así lo han demostrado los niños y niñas del coro infantil de Loranc con su videoclip. “No te rindas, aún estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo.”

RECURSOS

¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on Twitter